Una hora antes de que se lleve a cabo la diligencia para resolver el pedido de revocatoria de la orden de prisión preventiva en contra del contralor subrogante Pablo Celi (uno de los trece procesados del caso Las Torres), la fiscal Diana Salazar dijo en un hilo en su cuenta de Twitter que solicitó el aplazamiento de la diligencia que debía realizarse hoy 14 de junio.

Salazar explicó que por un percance en su salud “he solicitado el diferimiento de la audiencia de revisión de medidas de Pablo C., prevista para hoy a las 11:00, porque la voy a atender personalmente”. Además, Salazar explicó que “espero que la justicia no sienta presión al procesar a una autoridad de control en funciones”.

 La Fiscal también dijo que mientras los “procesados sigan en el poder, será muy difícil que la justicia haga su trabajo con celeridad y transparencia”. Según Salazar, ve con preocupación  que “algunas personas continúan gozando del respaldo de quienes les deben favores”. Diana Salazar finalizó su hilo de Twitter diciendo que “no cuenten” con ella para “torcer la justicia”, asegurando que no le debe “favores a nadie” y que bajo ninguna circunstancia los procesados deberían contar con privilegios. “Mucho menos si es por cobrar favores que se hicieron con dineros del pueblo ecuatoriano”, dijo la Fiscal General. 

A la hora en la que debía hacerse  la audiencia, el secretario de la Sala Penal explicó a los involucrados que el juez nacional Felipe Córdova no instalaría la diligencia por el diferimiento solicitado por la fiscal Salazar. En la sala también dijo que durante el transcurso de hoy —y mediante una providencia— se establecerá una nueva fecha y hora para evacuar la audiencia de revocatoria de la medida cautelar que pesa sobre el aún contralor Celi.

PUBLICIDAD

Marcelo Ron, abogado de Pablo Celi, dijo a los medios de comunicación que le sorprende la decisión de la Fiscal porque podía haber delegado a su subrogante. Ron sospecha que “quieren seguir dilatando el proceso porque no hay los elementos jurídicos” para que Celi continúe preso —está en la cárcel número cuatro de Quito desde el 13 de abril de 2021. Según el abogado defensor del Contralor subrogante, los tuits que hoy publicó la fiscal Salazar “no corresponden al caso Las Torres”. Dijo que, si así fuera, Salazar debería dar a conocer a la opinión pública los actos a qué se está refiriendo.

Noticias Más Recientes

Horas después, el área de Comunicación de la Corte Nacional informó que la instalación de la audiencia de revocatoria de la medida cautelar solicitada por Pablo Celi se dará el próximo lunes 21 de junio, aunque no se especificó a qué hora.

El 13 de abril de 2021, el contralor general del Estado, Pablo  Celi, fue detenido en el operativo denominado Las Torres que investiga la entrega de coimas a cambio del desvanecimiento de glosas de contratistas de Petroecuador. Hoy se cumplen los 60 días de licencia sin sueldo que Celi solicitó a la Contraloría como contralor subrogante. La semana pasada presentó una solicitud para acceder a una licencia por enfermedad.

El caso Las Torres  se originó en los Estados Unidos. La investigación ecuatoriana es una consecuencia de un caso por lavado de activos que se proceso y juzgó en ese país.  

José Raúl de la Torre y Roberto Barrera fueron detenidos en Estados Unidos en una invetigación por lavado de activos, un delito que se configura cuando alguien quiere dar la apariencia de que su dinero tiene un origen legítimo, pero en realidad es producto de alguna actividad ilegal, como el tráfico ilícito de drogas, la trata de personas, los secuestros o de la corrupción.  De la Torre y Barrera fueron procesados en Estados Unidos por lavar dinero producto de la corrupción en Ecuador.

De la Torre era funcionario de Petroecuador y es sobrino del actual Contralor, Pablo Celi. Barrera es un empresario inmobiliario que tuvo contratos de construcción de viviendas para el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional. De la Torre fue detenido en Estados Unidos en junio de 2019, por entrar a ese país con 250 mil dólares en efectivo. La justicia de ese país lo procesó por lavado de activos.