La Policía Nacional desarticuló una red que cobraba hasta 15 mil dólares por llevar ilegalmente a personas desde el Ecuador a Estados Unidos, dijo el Ministerio de Gobierno hoy 27 de mayo de 2021. 

En un operativo denominado Gran Impacto 50, la Unidad de Investigación de Delitos Trasnacionales de la Policía detuvo a los miembros de la red dedicada al tráfico ilegal de migrantes, un delito que consisten en facilitar la migración de personas desde el Ecuador hacia otros países —o viceversa— “con el fin de tener directa o indirectamente un beneficio económico o de otra índole”, explica la Organización Internacional para las Migraciones de las Naciones Unidas (OIM). El Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire de la Organización de Estados Americanos (OEA) lo define como la facilitación “de la entrada ilegal, es decir de pasar las fronteras sin cumplir los requisitos legales, de una persona en un Estado al que no pertenece, no es nacional o residente permanente. El objetivo es obtener directa o indirectamente un beneficio financiero o material”. 

El operativo Gran Impacto 50 se hizo en la provincia costera de Guayas y en las provincias andinas de Tungurahua y Cañar Incluyó cinco allanamientos y como resultado fueron detenidas cinco personas. Se encontraron 6 celulares y más de 3 mil dólares, que fueron decomisados como evidencia. La operación se dio después de que familiares de 19 migrantes denunciaron que sus seres queridos estaban desaparecidos en alta mar; iban de forma irregular a EE.UU”, dijo el Ministerio de Gobierno. 

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que el delito de tráfico de migrantes se sanciona con prisión de entre siete a diez años. La misma sanción puede imponerse a los dueños de vehículos de transporte que se presten para llevar a las personas que quieren migrar —sea por vía aérea, marítima o terrestre. También incurren en este delito quienes sean parte de la tripulación o las encargadas de operación o conducción de un vehículo que lleva personas que están siendo traficadas por estas redes ilícitas. El COIP dice que si las personas víctimas de tráfico ilícito de migrantes son niñas, niños  o adolescentes, la sanción se incrementa a una condena de cárcel de entre 10 y 13 años. 

PUBLICIDAD

Esta es al menos la segunda vez en el año en que se desarticula una red de tráfico de personas migrantes. El 30 de marzo de 2021, la Fiscalía comenzó cuatro procesos penales contra 8 personas por haber, presuntamente, incurrido en este delito. Ellos fueron detenidos en allanamientos en Cuenca, Loja y Quito. La Fiscalía empezó una primera investigación de este delito luego de la muerte de un joven que viajó hacia Estados Unidos con la ayuda de uno de los ocho procesados. 

Noticias Más Recientes

El joven había comenzado su viaje en octubre de 2017. Pasó por varios países, hasta llegar —en una fecha no especificada por la Fiscalía— a Texas, estado estadounidense fronterizo con México, donde su cuerpo sin vida fue hallado (las autoridades tampoco especificaron cuándo se dio el hallazgo). Según los familiares del joven, los traficantes le cobraron 15 mil dólares por llevarlo a ese país. Por la situación económica, la migración en el Ecuador, por medios legales e ilegales, ha sido un fenómeno constante. En los últimos años, ha recrudecido ante la crisis que vive el Ecuador —ahondada por la pandemia del coronavirus que causó un contracción de la economía del Ecuador de más del 7%. Según la Interpol, es difícil determinar el efecto que tendrá el covid-19 en las cifras de tráfico, pero es probable que no haga más que “aumentar la personas en situación de riesgo”. En abril de 2021, dos niñas fueron lanzadas por traficantes de migrantes por encima del muro fronterizo entre México y Estados Unidos. 

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito dice que no hay datos exactos sobre el tráfico ilícito de migrantes. Sin embargo dice que se comente especialmente desde el África oriental, septentrional y occidental hacia Europa, y de América del Sur hacia América del Norte. Esta industria ilegal puede generar cada año más de 6 mil millones de dólares de ganancia para las personas que lo realizan.