El Cuerpo de Bomberos de la ciudad andina de Cuenca no podrá avanzar con el proyecto de construir una estación junto a la laguna de Illinocha, en El Cajas, un icónico parque natural de páramos, lagunas y especies protegidas.  La tarde del 18 de mayo de 2021, el Concejo Cantonal de Cuenca revocó la resolución que cambiaba el uso de suelo de Illincocha para permitir esta construcción. 

La decisión del Concejo se tomó después de que el 6 de abril de 2021 la Sala Especializada de lo Civil y Mercantil de la Corte Provincial de Justicia del Azuay aceptara definitivamente una acción de protección para conservar Illincocha. Una acción de protección es una acción judicial que permite que se reparen derechos constitucionales vulnerados, entre ellos los derechos de la naturaleza, consagrados en la Constitución ecuatoriana. La abogada Viviana Cordero explica que esta sentencia ordenaba entre varias cosas que, en no más de 30 días, el Consejo Cantonal de Cuenca convocase a una sesión para hablar sobre la resolución del 7 de enero de 2019 que permitió el cambio del uso del suelo en Illincocha, y abrió el camino para la construcción de la estación de bomberos que ponía en riesgo a especies endémicas de El Cajas como los árboles de Polylepis.

Otra de las ordenanzas de la sentencia era que en un plazo de 20 días se hicieran estudios sobre los daños causados por los avances que se hizo en la obra y cómo remediarlos. Desde el día 21, ya con esos estudios, se debían empezar las acciones de reparación. La obra empezó en junio de 2020, cuando el parque estaba aún cerrado por las restricciones para evitar la propagación del covid-19, y fue suspendida temporalmente en julio del mismo año. Pero para entonces, ya se había derribado una edificación, talado árboles e intervenido el área protegida con maquinaria de construcción. 

La sentencia también establecía que se debía terminar unilateralmente el contrato de comodato entre el Ministerio de Ambiente y Agua (MAAE) y el Cuerpo de Bomberos de Cuenca que posibilitó la obra. El 4 de enero de 2018, el entonces Ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo, entregó en comodato al Municipio de Cuenca y a su cuerpo de bomberos un territorio junto a Illincocha donde se encontraba una pequeña edificación abandonada. Un comodato es un contrato que permite prestar un bien para que pueda usarse sin ser destruido y que tiene que ser restituido cuando el plazo termine. En este caso, el plazo era de 50 años, pero tras la decisión de los jueces el convenio debería quedar sin efecto. 

Antes de esta sentencia, ya hubo también otro fallo favorable a favor de Illincocha. En octubre de 2020, un tribunal penal de la provincia de Azuay con competencia en materia constitucional, también aceptó la acción de protección y declaró que los responsables de los daños eran los bomberos y el MAAE. Sin embargo, esta decisión fue apelada por ambos, y en la audiencia de apelación, perdieron una vez más. 

PUBLICIDAD

Noticias Más Recientes

El Cuerpo de Bomberos justificaba la construcción de la estación junto a la laguna, al norte del Parque Nacional, con el argumento de que era necesario controlar los incendios que suceden en El Cajas y para rescatar a los turistas que se pierden constantemente. Sin embargo, expertos aseguraban que el norte de esta área protegida que provee cerca del 60% del agua que toman los cuencanos, no es tan vulnerable a incendios. El biólogo Daniel Orellana explicaba que tendría más lógica construir una estación en la cuenca pacífica del Cajas, es decir, al sur del parque, porque allí hay más actividades humanas. Según lo resuelto por los jueces en este caso, si los bomberos consideran que es necesario construir esta estación, “deben buscar una zona” fuera del parque para hacerlo. 

Pedro Mosquera, comunicador del Colectivo Cuencanos por El Cajas —que presentó la acción de protección— dice que están felices por la decisión del Concejo ya que así se impedirá cualquier actividad que ponga en riesgo a la laguna y a El Cajas.