Hoy el presidente Guillermo Lasso Mendoza recibió el bastón de mando, un símbolo que representa el poder que le entregan los pueblos indígenas, en una ceremonia ancestral en la comunidad de Tamboloma, en la provincia andina de Tungurahua. Lasso estuvo acompañado por la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, y su esposa, María de Lourdes Alcívar. En Ecuador viven 15 nacionalidades y 18 pueblos indígenas. 

En la ceremonia intervinieron varias autoridades. Uno de ellas fue el prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda. El Prefecto hizo la entrega oficial de la chacana o cruz andina, símbolo que representa tres mundos: en el centro la persona, la familia, la comunidad. También le entregó el bastón de mando, que dijo Caizabanda, era una muestra de amistad, confianza y el “compromiso entre los pueblos originarios y usted, señor Presidente”. 

Segundo Alonso Talombo, presidente de la comunidad Tamboloma, también habló. Toalombo dijo que era un honor recibir al presidente de la República. Pero también le hizo un llamado a recibir las peticiones y necesidades de las comunidades indígenas y le entregó un documento que las contenía. Polibio Punina, representante de las juntas de riego, exigió al Presidente que sus peticiones las cumplan. 

Además, recordó a Lasso que en la pandemia, los productores han sido pilares “fundamentales para sostener a nuestros hermanos de las grandes ciudades”. También le pidió al Presidente que los productos agrícolas sean vendidos a un precio justo, que les permita competir  con los alimentos importados. 

PUBLICIDAD

Tras la entrega del bastón de mando, el presidente Guillermo Lasso agradeció la entrega de este símbolo y dijo que servirá para recordarle lo importante que es el desarrollo de los pueblos y nacionalidades indígenas. Lasso dijo que el futuro y el reto de un país donde conviven varias culturas es “aprender a vivir en la diversidad, es reconociéndonos diferentes pero respetandonos encontrándonos siempre en esa riqueza de la diversidad”. 

Noticias Más Recientes

El Presidente también prometió que su gobierno va a “trabajar por la ruralidad en el Ecuador, trabajar por la empresa familiar agrícola”. Para eso, aseguró que van a impulsar en el Banco Nacional de Fomento un programa de crédito agrícola y ganadero para las micro y pequeña empresa que prestará al menos mil millones de dólares al 1% de interés y a 30 años plazo. 

Sobre el contrabando de productos, el Presidente dijo que van a reforzar los controles en las fronteras para evitar el contrabando de productos agrícolas que vienen del exterior. “No vamos a permitir una competencia ilegal para los pequeños agricultores y ganaderos”. También dijo que a través del Ministerio de Agricultura empezarán con un programa para entregar semillas gratuitas y pajuelas para mejorar la calidad del ganado. 

También afirmó que su gobierno comenzará con la reactivación de las escuelas rurales. Según Lasso esto permitirá que “los niños y jóvenes puedan estudiar viviendo en la casa de sus padres, estén cerca de su padre y madre”. Además dijo que cumplirá con la creación de la subsecretaría de educación bilingüe en el Ministerio de Educación,  con el objetivo de impulsar la educación intercultural bilingüe en el Ecuador para que los niños y jóvenes puedan emprender en su propio idioma. 

Apawki Castro, dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Castro dijo que si bien en ocasiones anteriores la Conaie realizó y convocó a la embestida del bastón de mando, luego del paso del tiempo, ya no lo han continuado haciendo. Según Castro, la razón detrás es que es un “error entregar a un mandatario de la República del Ecuador” porque “el bastón de mando dentro de la cosmovisión andina no se entrega a alguien porque gane alguna dignidad, sino porque su caminar y comportamiento lo hace acreedor” de este símbolo. Es por eso, explica Castro, que en este y los anteriores gobiernos de turno “no se ha hecho el reconocimiento como tal a un presidente y mucho menos bajo convocatoria de la Conaie”.