|Si quieres más información sobre la vacuna, lee esta guía|

La vacuna contra el covid-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford tiene 70% de eficacia. El 23 de noviembre de 2020, la empresa biofarmacéutica presentó los resultados de un análisis intermedio de ensayos clínicos en Reino Unido y Brasil en los que participaron 23 mil personas. Según AstraZeneca, AZD1222 —el nombre oficial de la vacuna— fue muy eficaz al prevenir el covid-19 y no se informaron hospitalizaciones o casos de enfermedad grave entre quienes la recibieron. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Las vacunas se aplicaron a los participantes en dos regímenes de dosis diferentes, uno de ellos tuvo un mejor resultado. La eficacia fue de 90% en los pacientes que recibieron media dosis de AZD1222 y, al menos un mes después, una dosis completa. En los pacientes que recibieron dos dosis completas con un mes de separación entre ellas, la vacuna tuvo una eficacia de 62%. El análisis de los resultados completos resultó en una eficacia promedio de 70%. 

AstraZeneca y Oxford anunciaron que presentarán más datos de sus estudios cuando se hagan análisis adicionales para “refinar la lectura de la eficacia y establecer la duración de la protección”. Los resultados se obtuvieron de la fase 2 y 3 del desarrollo clínico en Reino Unido y de la fase 3 en Brasil. En la primera fase del desarrollo clínico la vacuna se aplica a un pequeño grupo de personas. En la fase dos y tres se amplía la cantidad de gente que la recibe. En la fase dos se extiende a personas con características determinadas similares a las de las personas que las recibirán. En las dos primeras fases usualmente se prueba más de una vacuna. En la fase 3 se administra a miles de personas para testear su eficacia y seguridad. Cuanto termina la etapa de desarrollo clínico, las vacunas pasan a la revisión y aprobación regulatoria para ser producidas masivamente. 

La vacuna AstraZeneca y Oxford es de adenovirus. Este tipo de preparaciones utilizan otros virus, normalmente alguno que no infecte al ser humano. Los adenovirus sirven como un medio de transporte para mover las subunidades de proteínas del virus dentro de las células para generar inmunidad. En este caso, la biofarmacéutica decidió utilizar adenovirus de chimpancé que genera anticuerpos contra la glicoproteína Spike o S del SARS-CoV-2 —el virus que produce el covid-19—, considerada un objetivo ideal para las vacunas que tratan de proteger contra la enfermedad. 

PUBLICIDAD

Pascal Soriot, el director general de AstraZeneca, dijo que “hoy marca un importante hito en nuestra lucha contra la pandemia”. Según Soriot, la vacuna de su empresa tendrá un impacto inmediato en la emergencia de salud pública. 

Además, el director resaltó que la cadena de suministro y los procesos logísticos de su vacuna son más simples que los de otras, lo que facilita el “acceso amplio, equitativo y oportuno” a la medicación. Esta vacuna puede almacenarse a entre 2 y 8 grados centígrados, las temperaturas de una refrigeradora normal, por al menos seis meses. Las vacunas de Pfizer y Moderna, que también han presentado resultados positivos de eficacia, deben guardarse a -70 y -20 grados centígrados, respectivamente. 

Un comunicado de AstraZeneca dice que podrá producir hasta 3 mil millones de dosis en 2021, que servirán solo a la mitad de pacientes porque se deben administrar dos dosis para que la vacuna funcione. El desarrollo clínico también se están llevando a cabo en Estados Unidos, Japón, Rusia, Sudáfrica y Sudamérica. En total, la compañía espera llegar a 60 mil participantes a nivel mundial. 

En octubre de 2020, ministro de Salud ecuatoriano, Juan Carlos Zevallos, dijo que Ecuador también firmó un contrato de compraventa por más de 5 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca y Oxford. Las entregas serían graduales en 2021. Zevallos no especificó una fecha específica, pero es probable que no lleguen al país hasta junio o julio del próximo año. 

|Para saber las últimas actualizaciones del covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

Además de las vacunas que ya han presentado resultados de eficacia preliminares —AstraZeneca y Oxford, Pfizer y BioNTech, Moderna y la rusa Sputnik V— hay al menos otras 5 vacunas en la fase 3 del desarrollo clínico. Dos de esas utilizan adenovirus, una técnica similar a la que usa la de AstraZeneca y Oxford. Las otras tres usan virus inactivos que le dan al sistema inmunológico una oportunidad de estar en contacto con el patógeno sin que sea capaz de causar una infección ya que no es lo suficientemente fuerte. Este tipo de vacunas son cada vez menos frecuentes porque aunque el virus esté debilitado, si el sistema inmunológico también lo está, los síntomas graves pueden presentarse.

Hasta las 4 de la mañana del 23 de noviembre de 2020, había 58.767.143 casos confirmados de covid-19 y más 1,3 millones de muerte en el mundo.