El femicidio a Lizeth Riofrío, explicado

  • Una jueza llamó a juicio al acusado del femicidio de Lizeth Riofrío

    • juicio por el femicidio a Lizeth Riofrío

      Fotografía cortesía de la familia de Lizeth Riofrío

    Se dictó llamamiento a juicio contra Jairo Revelo quien le asestó 35 puñaladas a Lizeth Riofrío, su expareja, hace 50 días en Tulcán, ciudad fronteriza con Colombia.  El 23 de septiembre de 2020 se realizó la audiencia preparatoria de juicio contra Jairo Revelo en la que la jueza Miriam Lucero, de la Unidad Judicial contra la Violencia a la Mujer y el Núcleo Familiar, lo llamó a juicio. Ahora un tribunal penal deberá conocer y dictar sentencia contra el hombre. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En las afueras de la Unidad Judicial familiares y amigos de Lizeth Riofrío reclamaban justicia para ella. El grupo de personas portaba pancartas y permaneció ahí hasta el final de la audiencia. También hubo familiares y amigos de Jairo Revelo, quienes alegaban su inocencia. 

    En la audiencia, la fiscal Magaly Obando, a cargo de la investigación, presentó pruebas como el informe del levantamiento del cadáver, las versiones de familiares y amigos de Lizeth Riofrío. Según un comunicado de la Fiscalía General del Estado, sus familiares contaron la intimidación y violencia que vivía la mujer. La Fiscalía presentó un informe realizado en base a las grabaciones de las cámaras de seguridad del motel en la que estuvieron Jairo Revelo y Lizeth Riofrío el día del femicidio. También la Fiscalía revisó el contenido del celular de Riofrío en el que encontró mensajes entre los que Revelo le invitaba “al viaje de su vida”, dice la Fiscalía. Sibson Pozo, abogado de la familia de Lizeth Riofrío, dijo que en total la Fiscalía presentó alrededor de 40 pruebas. 

    En la tarde del 6 de agosto de 2020, Lizeth Riofrío y Jairo Revelo llegaron a un motel en Tulcán. Luego de casi dos horas Revelo le envió un mensaje a un amigo en el que decía: “Llama a mi tía Fanny y dile que venga al motel porque parece que maté a la Lizeth”.  Enseguida llegaron al motel los familiares de Jairo Revelo, la Policía y familiares de Lizeth Riofrío. La policía levantó el cadáver de Lizeth Riofrío que recibió 35 puñaladas entre cortes pequeños y grandes. 

    La Fiscalía investiga el caso en base al artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que tipifica el delito de femicidio. Este delito condena a la persona que provoque la muerte de una mujer por el hecho de serlo con una pena de entre 22 a 26 años de cárcel. Además, bajo los agravantes del artículo 142 numeral 2, que dicen que si existe relaciones familiares, conyugales o de cualquier otro tipo entre la persona que comete el delito y la víctima, se dará el máximo de la pena privativa —es decir 26 años de prisión. 

    Lizeth Riofrío tenía dos hijos con Jairo Revelo, un adolescente y un niño quienes ahora estarán bajo la custodia legal temporal de su abuela materna. La jueza Lucero decidió quitar la custodia al padre y también ordenó la prohibición de enajenar sus bienes. Lucero dispuso tratamiento psicológico para los dos hijos de la pareja, la abuela materna y el hermano de Lizeth Riofrío, dijo el abogado Sibson Pozo. 

    PUBLICIDAD

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    El siguiente paso, luego de la audiencia preparatoria de juicio, explica Pozo, es que la Unidad Judicial tiene que notificar la resolución de la audiencia a ambas partes y trasladar el proceso al Tribunal de Garantías Penales para determinar la fecha y hora en la que se realizará la audiencia de juicio. 

    Sibson Pozo dice que la defensa de Revelo solicitó que se declare la inimputabilidad por enfermedad mental —es decir, que el acusado no sea sentenciado por tener alguna discapacidad mental que lo vuelva legalmente incapaz de hacerse penalmente responsable del asesinato que cometió. Pozo dice que hay informes que demuestran que Jairo Revelo está afectado psicológicamente pero que eso no es suficiente causa para que el tribunal penal lo releve de la responsabilidad de la muerte de Lizeth Riofrío. “Entendemos y somos conscientes que quien no va a tener una afectación psicológica realizar semejante crimen, pero no por eso quiere decir que tenga un trastorno mental”, dijo Pozo. 

    En el Ecuador cada tres días sucede un femicidio y desde que se tipificó el delito en agosto de 2014. Seis años más tarde, hasta agosto de 2020, la Fiscalía ha registrado más de  mil muertes de mujeres en el país: más de cuatro de cada diez fueron femicidios. 

  • Ir a Arriba