Hacer un presupuesto es uno de los primeros pasos para lograr el buen manejo de tus finanzas personales. Sin embargo, puede ser complicado cuando tus ingresos varían mes a mes —algo que sucede mucho con los freelance o trabajadores autónomos. La economista Katherine Rosero, consultora de finanzas personales, explica que es posible lograr una planificación incluso si tienes ingresos variables. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

El diagnóstico

Debes saber con cuánto dinero podrías contar y en que lo vas a gastar. Rosero recomienda: 

  • Hacer un promedio de tus ingresos mensuales basado en lo que recibiste en los 12 meses anteriores. Hay meses en que los ingresos serán más altos que otros, por eso es importante saber cuál es la cantidad promedio con la que podrías contar cada mes. 
  • El cálculo se puede hacer con tu historial financiero del año anterior, con las facturas, comprobantes y otros documentos que te den información de la cantidad de dinero recibida. Si no tienes esos datos, Rosero recomienda que empieces a registrarlos cuanto antes.
  • El segundo paso es calcular tus egresos. Incluye tus gastos recurrentes como comida, movilización, servicios básicos. No olvides incluir también los gastos ocasionales como días festivos, inicio de clases, matriculación vehicular o pago de impuestos. Se deben incluir aunque solo deban hacerse una o dos veces al año. 
  • Cuando ya sepas cuál es tu presupuesto, decide en qué lo vas a gastar. Rosero dice que debes asignar un destino a cada dólar que recibes. Al hacerlo, evitarás la sensación de no saber en qué estás gastando tu dinero. 
  • Puedes usar las plantillas de Google Drive para hacer presupuestos mensuales o anuales. 
  • Si tienes un fondo de emergencia o ahorros, debes incluirlo en tu presupuesto. 

El ahorro

Una vez que ya sepas cuánto dinero debes gastar mensualmente y en qué rubros, Rosero recomienda que crees un fondo de emergencia para evitar endeudarte si llega un mes particularmente difícil. Además, así podrás desarrollar la sana costumbre de ahorrar. 

El fondo debe estar disponible en una cuenta de fácil acceso para usarlo inmediatamente si fuese el caso. Aquí hay más información sobre cómo empezar tu fondo de emergencia. 

Paga tus deudas

Si tienes deudas pendientes, los pagos deben ser parte de tu presupuesto. No importa si tus ingresos son fijos o variables. Rosero dice que cuando hay desorganización, las obligaciones financieras pueden ser abrumadoras. Por eso ella recomienda utilizar el método bola de nieve para organizar el pago de deudas.

El sistema consiste en pagar el menor valor adeudado y luego avanzar hacia los valores más grandes. Su creador, el empresario Dave Ramsey, lo comparó con una bola de nieve que va ganando tamaño mientras rueda por una montaña, de ahí viene su nombre. 

Para aplicar este método: 

  • Haz una lista de todas tus deudas. Puedes usar una tabla en la que pongas la entidad a la que le debes, el interés y el capital. 
  • Elige la menor y empieza a pagar cuotas más grandes en esa que en las demás. Si el resto tienen pagos mínimos (como las tarjetas de crédito), no dejes de hacerlo, pero designa más dinero a la de menor valor.
  • Una vez que la deuda más pequeña haya sido saldada, toma el valor que pagabas mensualmente por esa deuda y asígnalo a la siguiente más pequeña de la lista. Sigue así sucesivamente. 
  • Aquí hay más información sobre el método bola de nieve y cómo puedes aplicarlo.

|Para leer más sobre la economía del Ecuador, haz clic aquí|

Ajustar tu presupuesto si tienes ingresos variables no pasará de inmediato. Tómate el tiempo necesario para analizar tus ingresos y planificar tus gastos. Pero es indispensable que lo hagas lo más pronto posible.