El estado de excepción en Ecuador por la emergencia sanitaria de covid-19 no se renovará. Así lo estableció el juez Hernán Salgado de la Corte Constitucional mediante un dictamen unánime de la Corte del 24 de agosto de 2020 y que se difundió dos días después. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Según la Constitución de Ecuador, el estado de excepción es una medida que permite al gobierno limitar el ejercicio de algunos derechos constitucionales y  aumentar las facultades de vigilancia del Estado en circunstancias extraordinarias, como los conflictos armados (externos o internos), las calamidades públicas, o los desastres naturales. El 11 de marzo de 2020 tras la declaratoria del covid-19 como pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, el presidente Lenín Moreno declaró la emergencia sanitaria en el país. Cinco días después, Moreno decretó el estado de excepción por “calamidad pública” con el objetivo de frenar la propagación del virus. 

Un estado de excepción puede durar máximo sesenta días, según la Constitución. Sin embargo, en casos especiales, y si las motivos por los que se lo declaró continúan, puede extenderse hasta por treinta días más. El primer estado de excepción por la pandemia que se declaró en marzo, expiró el 15 de mayo. Sin embargo, se extendió, de acuerdo a los lineamientos de la Constitución, hasta el 15 de junio. Ese día, el presidente Moreno estableció un nuevo estado de excepción mediante otro decreto.

Este nuevo estado tenía que expirar el 14 de agosto. Sin embargo, debido a que la emergencia sanitaria continuaba, el presidente Moreno decidió extenderlo por treinta días más; es decir, hasta el 12 de septiembre de 2020. Ese día, decidió la Corte Constitucional, será el último día del estado de excepción por la pandemia en el Ecuador, a menos que las circunstancias cambien. 

PUBLICIDAD

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

La Corte Constitucional resolvió mediante un dictamen que “no admitirá una nueva declaratoria” del estado de excepción por la pandemia de coronavirus porque se opone a la Constitución de la República. En el documento se resalta que la Corte reconoce que la emergencia sanitaria ha sobrepasado la capacidad de respuesta del Estado, no solo en Ecuador sino alrededor del mundo. Sin embargo, dice que se deben establecer otros mecanismos para controlar la crisis sin necesidad de recurrir a las limitaciones de derechos causadas por el estado de excepción. 

El documento dice además que la misma Corte Constitucional ha propuesto ejemplos de algunas de las medidas que podrían implementarse en los diferentes organismos del Estado para contener la propagación del virus en el país. 

Cuando el estado de excepción termine, el gobierno tendrá la obligación de continuar difundiendo información para que los ciudadanos se mantengan actualizados sobre el estado de la emergencia sanitaria. Además, la Corte recordó que ya han pasado cinco meses desde que inició la crisis y que por eso es de esperarse que el Estado ecuatoriano ya sepa cómo responder a ella de manera efectiva. 

Con respecto a algunas medidas tomadas por el COE —la prohibición de espectáculos públicos, las restricciones vehiculares, la operación del transporte interprovincial y urbano, la apertura de las playas, el funcionamiento de bares y discotecas, la regulación sobre aforos, prohibición de venta de bebidas alcohólicas, y la implementación de mecanismos de control y bioseguridad— la Corte determinó que su regulación quedará en las manos de los GADs (gobiernos autónomos descentralizados) —es decir, municipios y otros gobiernos locales. 

El toque de queda, en cambio, no podrá mantenerse debido a sus particularidades que limitan el derecho a la libertad. Por eso, la Corte Constitucional dice en su dictamen que  la Asamblea Nacional tiene que establecer medidas parecidas al toque de queda amparadas por un marco legal especial. El único objetivo de estas regulaciones tiene que ser el control de la propagación del virus que hasta la mañana del 25 de agosto de 2020 contaba 109.030 casos confirmados. El toque de queda regirá en el país hasta el 12 de septiembre.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

La Ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo en una entrevista en Radio Quito que el gobierno está trabajando en una campaña llamada Yo me cuido. La iniciativa fue presentada la mañana del miércoles 26 de agosto por el Gobierno Nacional. Según el boletín oficial, el apoyo de la ciudadanía será esencial para proteger vidas. Por eso la campaña tiene por objetivo concientizar a la gente sobre “la importancia de asumir un compromiso personal en el cuidado y la prevención” del covid-19. Durante el lanzamiento de la iniciativa,  el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dijo que ya han pasado 160 días desde que inició la emergencia sanitaria y que es necesario pasar a una nueva fase. Zevallos aseguró además que Ecuador presenta cifras esperanzadoras, y que los índices de contagio han bajado en todas las provincias, menos Guayas y Azuay.