Las clases para escuelas y colegios continúan de manera virtual. El Ministerio de Educación informó que en una reunión realizada el 21 de agosto de 2020, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE Nacional) aprobó tres planes piloto para que las instituciones educativas vuelvan a las clases presenciales. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Los colegios Alemán Humboldt de Guayaquil y Samborondón en la provincia costera del Guayas y Balandra-Cruz del Sur —también de Guayaquil— tienen aprobado su “plan piloto de retorno progresivo a clases presenciales”.  Pero el Ministerio dijo que los padres de familia de esos colegios deben decidir de forma voluntaria si envían o no a sus hijos a las aulas. 

En el comunicado —publicado el 23 de agosto—, el Ministerio dijo que las instituciones educativas que quieran regresar a las clases presenciales deben presentar un plan piloto al COE. El organismo lo revisará y podría autorizar que los estudiantes y maestros asistan de nuevo a las aulas. El plan que presenten deberá contener protocolos de bioseguridad para evitar el contagio del covid-19 entre sus alumnos. En el Ecuador, hasta las 8 de la mañana del domingo 23 de agosto se contabilizaban más de 107 mil casos confirmados de la enfermedad y más de 9 mil personas fallecidas por la enfermedad causada por el coronavirus. 

 Desde el 12 de marzo de 2020, los más de cuatro millones de estudiantes del régimen escolar Costa- Galápagos y Sierra-Amazonía reciben clases desde sus casas. El gobierno implementó el plan educativo Aprendemos Juntos en Casa, una plataforma en internet con textos, videos, infografías para que los alumnos continúen sus aprendizajes. Esos contenidos son también transmitidos por radio y televisión. En Ecuador la brecha digital es alta: sólo el 37% de los hogares del país tienen conexión a internet, según el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. En las zonas rurales, el acceso a internet es mucho menor (apenas poco más de un 16% tiene un computador en casa). 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El Ministerio tiene otras opciones para continuar con las clases en la pandemia. A finales de julio, el Ministerio formalizó dos modalidades de estudios para que los estudiantes y profesores se mantengan en sus hogares y no se expongan al riesgo de contagio del covid-19 en espacios cerrados como las aulas o el transporte escolar.

La educación abierta es la modalidad en la que se prioriza el uso de herramientas virtuales, y en ella los profesores actúan como tutores. La otra es el homeschooling, una modalidad de estudios en la que el padre de familia asume la educación de su hija o hijo en casa, y las instituciones educativas solo acompañan en el proceso a través de evaluaciones periódicas. 

Las escuelas o colegios que se acogían a alguna de estas modalidades lo deberán hacer durante todo el año escolar. El 20 de agosto de 2020, la Ministra de Educación, Monserrat Creamer, dijo en una entrevista para GK, que sólo recibió propuestas de seis colegios particulares optando por estas modalidades.