El Ministerio de Educación formaliza dos tipos de educación para todas las instituciones educativas, fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares .  En la rueda de prensa realizada el 29 de julio de 2020, la ministra de Educación, Monserrat Creamer, dijo que las instituciones educativas pueden ofrecer, por un lado, la educación abierta, y por otro,  la educación en casa, conocida como homeschooling. Esto se aplicaría para el nuevo año escolar del régimen Sierra-Amazonía que ahora está en el proceso de matriculación y para el régimen Costa-Galápagos que ya comenzó clases virtuales en junio de 2020. Las instituciones educativas deberán solicitar al Ministerio la autorización para ofertar estos dos tipos de educación. 

Las instituciones que no lo pidan podrán volver a la educación presencial cuando ésta se retome de acuerdo a las disposiciones de los Comité de Operaciones de Emergencias (COE) de cada ciudad.  La ministra Creamer dijo que no es obligatorio que las instituciones educativas tengan todas las ofertas, porque la intención del ministerio es ampliar la oferta de educación tomando en cuenta el contexto de distanciamiento físico por la pandemia. Sin embargo, mientras no haya clases presenciales, todos los centros educativos continuarán en clases en línea. 

Si las instituciones tienen en su oferta educación abierta, homeschooling o presencial, los padres de familia son libres de escoger a qué tipo de educación enviarán a sus hijos, que hasta hoy se mantiene virtual, dijo la ministra.  

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Creamer explicó que la educación abierta tiene que ver con la utilización de las herramientas virtuales, los profesores realizarán tutorías y se aplicará en todo el año escolar. Este tipo de educación es la que se ha aplicado desde que inició la pandemia y tras el cierre obligatorio de los centros escolares. El acuerdo sobre estos cambios de modalidades publicado el 24 de julio, dice también que la educación abierta no exige asistencia regular de los estudiantes a la escuela o colegio.  En este tipo de educación las escuelas particulares podrán cobrar el 65% de las pensiones cobradas el año pasado. 

PUBLICIDAD

La educación abierta se puede aplicar para los estudiantes del subnivel de Educación Básica Superior  (de octavo, noveno, décimo) y el nivel de bachillerato ( primero, segundo y tercer curso). Para los estudiantes de los otros niveles, el documento no especifica si también se puede optar por esta modalidad. 

La educación en casa o homeschooling, la otra modalidad a la que se pueden acoger los centros educativos, es cuando las familias son responsables de la educación de los estudiantes, es decir los padres de familia son los tutores de sus hijos de acuerdo al currículo nacional que es la planificación de las clases y las instituciones solo les acompañan en el proceso. Este acompañamiento consiste en realizar evaluaciones periódicamente. En el homeschooling el costo de la pensión en las escuelas particulares será el 30% del costo de las pensiones cobradas el año lectivo pasado. Los padres de familia, no necesitan una certificación para realizar el homeschooling, dijo la ministra. En el caso de Ecuador, el homeschooling se podrá aplicar para los estudiantes de educación general básica y bachillerato es decir desde el primer grado hasta el último año de bachillerato, para los demás niveles tampoco hay una precisión. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Vinicio Aldaz, representante de Corpeducar, organización de instituciones educativas particulares de Pichincha y Guayaquil, dice que ninguna de las 40 instituciones que la conforman se acogerá a alguna de las modalidad de educación que plantea el ministerio. Ésto, porque en caso que las clases vuelvan a ser presenciales, los estudiantes que escojan la educación abierta o homeschooling no podrán volver a las aulas durante ese año lectivo, pues en la propuesta que hace el ministerio, la modalidad a la que cada estudiante se acoja, será la que deba aplicarse para todo el año escolar.  Cuando comenzó la pandemia, las instituciones educativas de Corpeducar desarrollaron plataformas virtuales para seguir con las clases desde casa. Aldaz dice que las seguirán usando hasta que puedan volver a las clases presenciales. Cuando eso ocurra, dejarán de ofrecer clases virtuales para ofrecer únicamente la modalidad presencial.  

Por su lado en el inicio de la pandemia, el Ministerio de Educación desarrolló la plataforma virtual Aprendemos Juntos en Casa en la que hay recursos descargables para que los estudiantes aprendan, también los estudiantes pueden aprender escuchando el contenido educativo en la radio o la televisión nacional, dijo la ministra Creamer. 

En el caso de la educación en casa o homeschooling, en 2019 se publicó un acuerdo que considera a la educación en casa como una opción excepcional, sólo para los estudiantes de la educación general básica y bachillerato. Este acuerdo, modifica, precisamente, esa definición, pues plantea que la educación en casa sea permanente por todo ese año escolar.

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Sobre el pago de matrículas y pensiones, Doris Guamán subsecretaria de Apoyo, Seguimiento y Regulación de la Educación, dijo que si las instituciones particulares aumentan los costos, los padres de familia tienen que denunciarlo al distrito de educación que pertenezca la institución educativa. Las sanciones pueden: la institución debe devolver el dinero cobrado en exceso o se aplica la revocatoria del permiso de funcionamiento, dijo Guamán.