Durante su informe anual a la nación, el 24 de mayo de 2020, el presidente Lenín Moreno dijo que su último año de gestión tendrá cuatro pilares fundamentales: salud, alimentación, empleo y dolarización. Para respetar el distanciamiento social y la prohibición de eventos públicos durante la emergencia sanitaria los pocos asistentes al evento se sentaron separados y usando mascarillas. El resto de asambleístas, ministros y otros funcionarios estuvieron presentes de forma virtual durante la intervención presidencial.

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Moreno empezó hablando de cómo ha cambiado en los últimos 3 años. Dijo que encontró un “país quebrado por el despilfarro y la corrupción”, con una deuda externa que superaba el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) y que él ha tratado de restaurar el equilibrio económico. En octubre de 2019, “sufrimos un intento de golpe de Estado” que duró doce días y le costó al país mil millones de dólares en pérdidas. Aunque el Banco Central dice que el valor del paro nacional de octubre fue de 821 millones de dólares. 

Pocos meses después, estamos pasando por una pandemia mundial que ha contagiado a más de cinco millones de personas en el mundo, dijo Moreno. Otra tragedia, según el Presidente, es la caída del precio del petróleo y la rotura de los oleoductos ecuatorianos. 

Ante la situación actual, dijo Moreno, las prioridades del país son: preservar la salud de todos, asegurar la supervivencia de quienes no tienen alimentación, reactivar la economía para proteger el empleo y  cuidar la dolarización, a toda costa. Esos serán los pilares de su último año de gobierno. 

PUBLICIDAD

En Salud, Moreno dijo que el gobierno ha invertido 10 mil  millones de dólares y casi 760 millones adicionales durante la emergencia sanitaria. En estos tres años, según el Presidente, el ministerio de Salud y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) han abierto 2.400 Centros de Salud de primer nivel y han contratado a 3.040 profesionales. “Enfrentamos la peor pandemia de la historia y hemos evidenciado graves y diversos problemas”, dijo Moreno.

En 2021, prometió Moreno, le dejarán al país “una alternativa de compra pública unificada, eficiente, y transparente”. Para evitar las mafias de corrupción que “han trabajado en en este sistema por años”. También, dijo el Presidente, se fortalecerá el nivel primario de salud y se habilitará “un moderno plan de capacitación para los profesionales de la salud”. Además, dijo en su discurso, se dará más infraestructura y equipamiento al sistema de Salud nacional, especialmente en la Amazonía.

El segundo eje del gobierno será la alimentación. Moreno dijo que durante la lucha contra la pandemia, se ha alimentado a millones de ecuatorianos, especialmente de los más necesitados. Con la campaña Dar una mano, sin dar la mano; que sumó esfuerzos públicos y privados, se entregaron más de un millón de kits alimentarios, según cifras del Presidente. Con el plan Canasta Solidaria, más de 750.000 familias han recibido alimentos. Solo en la provincia de Guayas “85.000 familias han recibido canastas solidarias en tiendas”, dijo Moreno. En las próximas cuatro semanas, prometió, “llegaremos a, por lo menos, ocho millones de ecuatorianos con una ayuda alimenticia”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El siguiente eje es el empleo.. Dijo que con el apoyo de los asambleístas se aprobó “la Ley de Crecimiento Económico” en beneficio de los pequeños empresarios, aunque en realidad ese proyecto de ley fue archivado y la que se aprobó fue la Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria. 

Moreno dijo que 81 empresas invirtieron 2.200 millones de dólares en Ecuador y generaron 10.500 empleos. Aunque no especificó el plazo en el que se hizo esta inversión. Dijo que también se está avanzando en acuerdos comerciales internacionales.

Moreno confirmó que Banecuador, la Corporación Financiera Nacional y la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips) han entregado, en conjunto, casi 5.000 millones de dólares para 620.000 emprendedores. “Mejor dicho, para la tranquilidad de 620.000 familias”, dijo Moreno. Además, el Banco de Desarrollo ha otorgado a los Gobiernos Auntónomos Descentralizados (GAD) créditos por 1.700 millones. “De los cuales no tendrán que pagar 800 millones, porque es un aporte del gobierno”, dijo Moreno. 

El Presidente dijo que la economía empieza a reabrirse, los negocios vuelven a operar y “para este nuevo estado de la economía, necesitamos acuerdos entre todos”. Acuerdos entre el dueño del inmueble y el arrendatario, entre el vendedor y el deudor, entre los empleadores y empleados. Esos acuerdos, dijo Moreno, serán premiados por el programa de crédito Reactívate Ecuador que entregará mil millones de dólares en créditos a micro, pequeños y medianos empresarios, al 5% de interés, 36 meses de plazo y más 6 meses de gracia.

El cuarto eje del último año de gobierno de Lenín Moreno será proteger la dolarización. Para eso, dijo Moreno, se deben “sanear nuestras finanzas públicas”. Moreno prometió que mientras sea Presidente, “la dolarización será cuidada, protegida, y atesorada”. Por eso, aclaró, las decisiones anunciadas esta semana, no fueron sólo económicas, “son decisiones que enrumbarán al país a salir adelante”. Moreno dijo que “sin exageración alguna: evitarán un colapso total del país, que podría tener consecuencias impredecibles”.

En tres meses de emergencia en Ecuador se han perdido 150 mil empleos, dijo Moreno y advirtió que “una crisis permanente sin exportaciones, sin impuestos, sin recursos para la salud; tendría un impacto mucho más grande”. Para prevenirlo, dijo, se trabajará en la salud, alimentación, empleo y dolarización. “Es en los momentos más difíciles que se conoce a los gobiernos más responsables”, dijo Moreno. 

El Presidente dijo que este será el último año de su  gobierno, “pero debemos convertirlo en el primer año del nuevo Ecuador”. Un país que  que se levanta de la crisis más grave de su historia. Moreno dijo que la  vamos a superar “en democracia, en libertad, en medio de las tensiones que se producen cuando hay pesos y contrapesos”. 

En este último año, el Presidente prometió continuar la lucha contra la corrupción. Pidió a los asambleístas que continúen con el tratamiento de las leyes pendientes en esa materia. Dijo que  está proponiendo dos modificaciones legales anticorrupción para que las sanciones penales sean “mucho más drásticas durante alguna emergencia” y para blindar la compra pública en esos periodos. 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Moreno anunció que habrá cambios en la nueva normalidad, como la construcción de un nuevo cable submarino que unirá al Ecuador continental y Galápagos, con el mundo. Permitirá la transición al 5G, dijo, mejorar la calidad de ancho de banda velocidad y el precio del Internet, aseguró  El proyecto, dijo Moreno, se hace con el 100% de inversión privada. Eso demuestra, dijo el Presidente, que, a pesar de la crisis,  el país es capaz de atraer el interés de inversión extranjera.

El presidente Moreno terminó su intervención agradeciendo al personal de primera línea por su “labor heroica”. Destacó, también, el trabajo de sus Ministros y del vicepresidente, Otto Sonnenholzner. Y a todos quienes “se juegan la vida, literalmente, todos los días, velando por los más vulnerables”.