Juan Zapata, director del ECU 911, dijo que las emergencias de gestión sanitaria atendidas a nivel nacional han bajado en un 48%. En una rueda de prensa el 26 de abril, Zapata explicó que los datos para el análisis son los generados desde el 12 de marzo, pero el descenso se calcula desde el punto máximo — alcanzado el 18, 23 y 24 de marzo — hasta el 25 de abril. Este, dijo Zapata, es uno de los factores analizados por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional para pasar el 4 de mayo a la fase de distanciamiento. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Zapata explicó que los datos varían entre provincias, y por eso se analizará caso por caso —incluso entre cantones — para anunciar las restricciones y cambiar el color del semáforo provincial. Durante la rueda de prensa, Zapata explicó que en Guayas la cantidad de emergencias atendidas por gestión sanitaria bajaron 72% desde el pico hasta el 25 de abril. En Santa Elena en el mismo periodo bajaron en un 35%. Sin embargo, en Pichincha “no hay reducciones significativas”, dijo Zapata. Las emergencias pasaron de 961, en el pico, a 896 el 25 de abril. En otras, hubo un incremento. Como Manabí, donde pasaron de 286, en el pico nacional de marzo, a 298, el 25 de abril. 

A nivel nacional, dijo Zapata, las llamadas para levantamiento de cadáveres se redujeron en un 81% desde el 18, 23 y 24 de marzo hasta el 25 de abril.  Zapata mostró gráficas con las curvas de las provincias mencionadas. 

Las llamadas por emergencias y las emergencias atendidas entre el 12 de marzo y el 25 de abril de 2020 han aumentado en comparación con el mismo periodo del año anterior. El director del ECU 911 dijo que en 2020 hubo 1 millón 636 mil llamadas, 3,8% más que en 2019. Este año, el servicio de emergencias ha atendido 576.271 emergencias,  11% más que el año anterior. Zapata explicó que la diferencia entre las llamadas y las emergencias atendidas se debe a que por cada emergencia suele haber más de una llamada. 

PUBLICIDAD

Zapata explicó que, aunque las llamadas por emergencia sanitaria están reduciéndose, hay otras cifras que todavía les preocupa: las llamadas falsas al servicio de emergencias y las de violencia intrafamiliar y de género. Zapata explicó que el mal uso de la línea sigue en 47% y que le ha costado al país cerca de 1.5 millones de dólares en equipos y personal desde que comenzó la emergencia sanitaria. El capitán Zapata también explicó que la frecuencia diaria de llamadas por violencia de género aumentaron a 243 cada día.  El 12 de abril, Zapata dijo que se recibían un promedio de 235 llamadas cada día. “Es una cifra que nos sigue preocupando”, dijo Zapata. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Tomando el caso de una niña de 3 años que fue asesinada en su casa en Ambato, en la rueda de prensa, a Zapata le preguntaron qué otras alternativas tienen las víctimas de violencia intrafamiliar y de género, como los niños. El director del ECU 911 dijo que están haciendo un trabajo articulado con toda la red de Salud y Justicia, que su personal ha sido capacitado para atender llamadas de este tipo, pero no dio otra alternativa que no involucre llamar al número de emergencias.

Durante la emergencia sanitaria, el ECU 911 asumió otras responsabilidades, como atender las denuncias del incumplimiento de las restricciones de aislamiento secretas para frenar la propagación del covid-19. Zapata dijo que el servicio nacional de emergencias ha recibido 23.369 llamadas por aglomeraciones desde el 12 de marzo. La mayoría, explicó, pasaron en Guayaquil, Quito, Ambato y Babahoyo. El ECU 911 también ha registrado 2.069 incidentes y 19 disturbios en los mercados a nivel nacional. 

Zapata dijo que también están usando once buses del servicio de atención de emergencias para movilizar a las personas que regresaron al país del extranjero y que ya cumplieron con el tiempo de aislamiento obligatorio en hoteles. Hasta el momento, dijo Zapata han movilizado a 210 personas en “perfectas condiciones”. 

En la rueda de prensa del 26 de abril, también participó el viceministro de Salud, Xavier Solórzano, quien habló sobre la nueva fase a la que el Ecuador entrará el 4 de mayo. Solórzano explicó que es un plan de reapertura laboral en el que ciertas actividades y sectores productivos retomarán sus actividades, pero no significará que la emergencia haya terminado. Dijo que el comercio electrónico será una de estas actividades. Solórzano aclaró que solo las empresas que estén capacitadas para “generar una relación comercial y de ventas por teléfono o con aplicaciones” y que “provean productos que sean de primera necesidad” podrán hacerlo.  

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

El viceministro Solórzano hizo un llamado a la población “a pensar en la corresponsabilidad ciudadana. A cuidarse a sí mismos y a otros”. Dijo que hay seguir tomando las medidas de higiene y precaución: lavarse las manos y usar mascarilla, hasta nuevo aviso. En varias ocasiones durante su intervención, recordó que no se van a levantar las medidas como el toque de queda o la restricción de circulación vehicular. “Es una prueba de reinserción laboral, no social”, dijo Solórzano.