Por la situación que atraviesa el país por la emergencia sanitaria causada por la propagación del covid-19, los empleadores y trabajadores deberán fijar un calendario de pago de los salarios, dijo el Ministro de Trabajo, Luis Arturo Poveda. Poveda aseguró —en una rueda de prensa virtual del 31 de marzo de 2020— que uno de los objetivos del gobierno del Ecuador es conservar el empleo de los ecuatorianos. Sin embargo, reconoció que el órgano del gobierno encargado de la regulación de las relaciones laborales registra 458 despidos intempestivos en la emergencia por coronavirus. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí.|

Poveda —que reemplazó a Andrés Madero, que renunció tras anunciar que había dado positivo a coronavirus— dijo que las sus remuneraciones de los trabajadores son “intangibles e irrenunciables”. Será obligación del empleador seguir pagándolas aún cuando la jornada laboral se encuentre suspendida. Dijo que están haciendo investigando los despidos intempestivos en la emergencia por coronavirus para “actuar conforme determina la ley”. 

El artículo 169 del Código del Trabajo  dice que el contrato laboral puede terminar por “caso fortuito o fuerza mayor que imposibiliten el trabajo, como incendio, terremoto, tempestad, explosión, plagas del campo, guerra y, en general, cualquier otro acontecimiento extraordinario que los contratantes no pudieron prever o que previsto, no lo pudieron evitar”. Sin embargo, Poveda dijo apelaba a la sensibilidad de los empleadores para que busquen un acuerdo de pagos con los trabajadores, pues no era un época para terminar relaciones laborales. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí.|

PUBLICIDAD

Poveda dijo que, luego de que se normalicen las actividades, los trabajadores tienen la obligación de recuperar el tiempo que estuvo suspendida la actividad laboral. Para ello, deberán recuperar 12 horas a la semana y 8 horas los sábados. Las horas de recuperación serán sin recargo alguno, por tratarse de recuperación.

Desde que inició el aislamiento obligatorio en el Ecuador para intentar frenar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2), muchas industrias han sentido los efectos de la paralización. En un país cuya economía estaba ya en una situación precaria, las consecuencias de la crisis podría poner al país en una situación aún peor de la que  ya se encontraba. A nivel mundial, se estima que el  covid-19 podría costarle al planeta 2 billones de dólares solo en 2020. Esto es, un 2 seguido de 12 ceros: 2 000 000 000 000.