CIDH dictó medidas cautelares para el exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas

  • CIDH dictó medidas cautelares para el exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas

    • medidas cautelares de la CIDH para Jorge Glas

      Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Vicepresidencia del Ecuador

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares a favor de Jorge Glas, exvicepresidente del Ecuador, alguna vez el segundo hombre más poderoso del país. Glas está en la cárcel desde diciembre de 2017 cumpliendo una sentencia de seis años por el delito de asociación ilícita. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Las medidas cautelares de la CIDH fueron dictadas el 31 de diciembre de 2019. Su abogado, Fausto Jarrín, lo hizo público en redes sociales, el 2 de enero de 2020. La CIDH ordena al Estado ecuatoriano proteger “los derechos a la vida e integridad personal” de  Glas.Además, determinó que el Estado y los representantes de Jorge Glas se pongan de acuerdo sobre las medidas que debe otorgar al exvicepresidente. El Ecuador tiene 15 días para informar a la Comisión sobre la adopción de las medidas cautelares. 

    Según la abogada en derechos humanos Lolo Miño, las medidas cautelares de la CIDH  son un mecanismo de protección preventivo. Suspenden una situación que podría generar una violación grave e irreparable a un derecho consagrado en la Convención de Derechos Humanos, “pero no constituye una determinación de la existencia de violaciones”, dijo Miño. 

    Miño explica que las medidas cautelares buscan evitar un daño a los derechos de los individuos; en este caso, de Jorge Glas. “Las medidas cautelares no representan un criterio sobre la inocencia o culpabilidad en el proceso contra Glas”, dijo Miño.

    Jorge Glas fue dos veces vicepresidente del Ecuador. Primero, entre 2013 y 2017, cuando corrió junto a Rafael Correa. En 2017 fue reelecto, pero como binomio de Lenín Moreno, amigo y coideario suyo y de Correa, pero con quien se enemistó a pocas semanas de iniciado su período, el 24 de mayo de 2017. En agosto de ese año, Moreno le retiró sus funciones (en Ecuador, el Vicepresidente ejerce las funciones que el Presidente le encarga). El 21 del mismo mes, la Fiscalía pidió su vinculación por supuesta asociación ilícita dentro de la trama de corrupción Odebrecht. La Asamblea Nacional autorizó su enjuiciamiento penal cuatro días más tarde —un requisito constitucional para poder procesar judicialmente a un Vicepresidente. El entonces fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, pidió su prisión preventiva el 2 de octubre. Glas entró a prisión un día después. 

    Desde entonces guarda prisión en la cárcel de Cotopaxi y enfrenta, además, otros procesos asociados a supuestos actos de corrupción. 

  • Estas son las diferencias de las medidas cautelares de la CIDH otorgadas a Paola Pabón y a Jorge Glas

    • medidas cautelares de la CIDH a Pabón y Glas

      Fotografía tomada la cuenta de Twitter de Paola Pabón

    El exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas Espinel, recibió medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 31 de diciembre de 2019. Veinticinco días antes, recibieron el mismo tipo de medidas la prefecta de Pichincha Paola Pabón y sus coidearios Virgilio Hernández y Christian González. Los tres estaban en prisión preventiva por el supuesto delito de rebelión desde el 14 de octubre de 2019, cuando finalizó el paro nacional. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Los procesos contra los tres siguen abiertos, y a pesar de que tienen que cumplir con medidas sustitutivas de la prisión preventiva, ninguno tiene una sentencia en firme que determine, de forma irrevocable, su responsabilidad en los delitos que se les imputan. 

    Por el contrario, Jorge Glas tiene una sentencia ejecutoriada de seis años por el delito de asociación ilícita. Rubén Castro, docente de jurisprudencia de la Universidad Central del Ecuador, dijo que en ninguno de los dos casos, ni en  el de Glas o el de Pabón, las medidas pretenden “que la justicia levante la privación de libertad ni contra Pabón ni contra Glas”. 

    Tras la medida a favor de Pabón y sus coidearios, la Corte Provincial de Justicia de Pichincha aceptó revocar la prisión preventiva. La experta en derechos humanos Lolo Miño dijo que en ese caso, las medidas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fueron otorgadas para proteger el derecho de la Prefecta a permanecer en el cargo político para el que fue electa por voto popular en marzo de 2019, y a contar con medios adecuados para su defensa. Si Pabón hubiese seguido en prisión, podría haber sido removida de su cargo por un supuesto abandono. 

    Pero en el caso de Glas, Castro explica que “es imposible” que las medidas impliquen que el exvicepresidente pudiese beneficiarse “de la prisión domiciliaria o usar grillete”. Lo que significan, según el académico, es que el Estado debe tomar las medidas de seguridad para que Glas no sufra ninguna vulneración su integridad personal: darle vigilancia permanente, ponerlo en un sitio más seguro donde nadie pueda atentar contra él. Miño coincide en que las medidas son para que el Estado garantice su vida e integridad mientras está privado de libertad, pero no que la CIDH haya revertido, o esté impugnando, la sentencia ejecutoriada que pesa sobre Glas. 

    Castro explica que las medidas cautelares de la Comisión no le permitirían a Glas —vicepresidente del Ecuador entre 2009 y 2018, primero como segundo al mando de Rafael Correa y luego de Lenín Moreno— acogerse al régimen de prelibertad o libertad controlada. Dichos sistemas, previstos en la legislación ecuatoriana, dependen del cumplimiento de cierto tiempo de la pena y otros requisitos previstos en la legislación ecuatoriana

  • ¿Cómo reaccionaron los correistas y el gobierno a las medidas cautelares a Jorge Glas?

    • reacciones a las medidas cautelares a Jorge Glas

      Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Medios Públicos EP con licencia Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)

    Luego que se supiera que el exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas, recibió medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Rafael Correa, expresidente del Ecuador e íntimo amigo de Glas, dijo en Twitter “Cada vez se quedan más solos a nivel internacional. Es imposible ocultar todos los atropellos que han cometido”, en referencia al gobierno de Lenín Moreno. El Estado tiene la obligación de cumplir las medidas cautelares de la CIDH, aunque Correa, durante su gobierno, insistió en que no eran vinculantes para el Ecuador.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Juan Sebastián Roldán, secretario particular de la Presidencia del Ecuador, dijo en una entrevista en Teleradio que se cumplirán y se respeterán a los derechos de Glas como lo solicita la Comisión Interamericana. Sin embargo, Roldán dijo que Glas no será liberado porque “eso no dice la Comisión”.  

    En otra publicación en Twitter, Rafael Correa escribió que tiene muchas críticas de fondo a la CIDH y a Santiago Cantón, exsecretario de la Comisión. “¡Nada que ver con Paulo Abrao!”, dijo, en referencia al actual secretario de la Comisión. 

    En su periodo como presidente del Ecuador, Correa cuestionó duramente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dijo que la comisión no defendía los derechos humanos sino una oenegé. En 2012, en uno de sus enlaces ciudadano de los sábados, dijo que la CIDH era una burocracia y que el gobierno de la revolución ciudadana no permitiría que la comisión se inmiscuya en asuntos internos, refiriéndose a las medidas cautelares que la Comisión otorgó a los directivos del Diario El Universo y al editorialista Emilio Palacio, acusados de injurias por el expresidente. Los directivos de El Universo y Palacio estaban sentenciados a tres años de prisión y  a pagar una indemnización a Rafael Correa de 40 millones de dólares por la publicación de un editorial firmado por Palacios, entonces jefe de opinión del diario guayaquileño, en el que decía que Correa había ordenado disparar a un hospital durante la revuelta del 30 de septiembre de 2010. 

    Augusto Espinosa, actual asambleísta y exministro de educación en el gobierno de Correa, dijo que Glas es víctima de permanentes amenazas de agravar su situación. Victoria Desintonio, destituida de su cargo de consejera del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) agosto de 2019 por incumplimiento de funciones, dijo en Twitter que “la persecución  se derrumba desde instancias internacionales”.  También Paola Pabón, prefecta de Pichincha, celebró en redes sociales que la CIDH haya concedido medidas cautelares a Glas. Pabón junto a Christian González y Virgilio Hernández estuvieron detenidos por el supuesto delito de rebelión y el 6 de diciembre de 2019 y también recibieron medidas cautelares. Hernández dijo que con las medidas se demostraba la persecución contra los correistas.