Para bien y (sin duda) para peor Twitter se ha convertido en una de las principales fuentes de información. Las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, los políticos y hasta las celebridades hacen sus anuncios más importantes en esta red social. El paro no fue la excepción: solo durante el primer día del paro nacional, el 3 de octubre de 2019, los principales hashtags relacionados con el paro nacional agrupaban más de 150 mil tuits. El último día, el 13 de octubre, los principales hashtags relacionados con la crisis superaban los 200 mil tuits.  Decidimos analizar los principales hashtags utilizados por el Gobierno, el expresidente Correa y sus seguidores, y las organizaciones indígenas durante la crisis y examinar el impacto que cada grupo tuvo en sus seguidores. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Durante el paro, Twitter —la tercera red social más grande en Ecuador, después de Facebook e Instagram— fue “un campo de guerra político”, dice Ivanna Zauzich, gerente de Sfera Digital. La plataforma demostró cuán dividido que estaba el Ecuador. La batalla estaba en los hashtags y la discusión que se peleaba con ellos: si la oposición decía #FueraMoreno, el morenismo decía #CorreaLadrón. Los términos utilizados por cada grupo fueron escogidos para transmitir su mensaje, atacar a sus opositores y reforzar su presencia en Twitter. 

§

Durante nuestro estudio se analizaron seis hashtags distintos. “Los hashtags son una forma de organizar la conversación entre distintas personas” explica Matthew Carpenter-Arévalo, ex gerente regional de Twitter y actual gerente de Céntrico Digital. “Muchas veces las personas no están conscientes de que están hablando entre sí, así que los hashtags son una forma de dar seguimiento a los temas y hacer una expresión masiva colectiva”, dice. Por eso algunos hashtags son más populares que otros y llegan a estar en la lista de tendencias, que se determina a través de un algoritmo. 

PUBLICIDAD

No solo depende de la cantidad de tuits que haya en hashtag determinado o el número de impresiones que estos generen, también influye quién está tuiteando. Las cuentas verificadas —las que tienen el visto azul y están identificadas como “de interés público”—  el alcance  de las personas que están tuiteando y su autoridad, también son consideradas. Suele suceder que muchas cuentas no verificadas con pocos seguidores están usando un hashtag determinado y este nunca se vuelve tendencia. “Twitter trata de crear ciertos mecanismos dentro de su algoritmo para que la gente no pueda volver fácilmente tendencia a cualquier tema ampliamente discutido”, explica Carpenter-Arévalo. “Entonces si tienes un troll center con todas las cuentas que tu has creado siguen a otros trolls, Twitter tiene la tecnología para determinar que esto es una tendencia con un grupo chiquito de personas y no una tendencia a nivel nacional” dice Matthew Carpenter-Arévalo. Pero cuando un hashtag es usado por el Presidente y varias instituciones del Estado que sí son verificadas, logran rápidamente que esa frase sea tendencia. 

Escogimos los seis hashtags que tenían más engagement promedio, y aquellos con los que más habían interactuado los usuarios de los tres sectores analizados: el Gobierno, la oposición y las organizaciones indígenas. 

El hashtag #EstoNoEsUnParo fue usado por el presidente Moreno, los Ministros y las cuentas oficiales de las organizaciones gubernamentales. También usaron hashtags como #EcuadorPaísdePaz y #NoALaViolencia fue el hashtag que generó más engagement, pese a no estar incluido en tantas publicaciones como los primeros. 

Entre el 3 y el 13 de octubre, el presidente Moreno uso #EstoNoEsUnParo en dos tuits que comparte a sus 796 mil seguidores. Con esas dos publicaciones, se convirtió en la cuenta con la que más interactuaron los usuarios de este hashtag. Moreno consiguió más de un millón y medio de impresiones y mantuvo un engagement promedio de 11 mil usuarios. El Presidente también tuvo el tuit con más interacciones de este hashtag, en el que incluyó un video agradeciendo a las Fuerzas Armadas y la Policía por su trabajo durante el paro.  

hashtags del paro

Otra de las protagonistas —tuitstar, se diría en la jerga de la red social— del oficialismo durante el paro fue la ministra de Gobierno, María Paula Romo. Romo usó con frecuencia su cuenta de Twitter durante el paro nacional para complementar las declaraciones que daba en la prensa. Romo utilizó #EstoNoEsUnParo trece veces en el periodo analizado. Y aunque tiene 163 mil seguidores y un engagement promedio de apenas 4 mil usuarios, logró superar los 2 millones de impresiones con estas publicaciones, llegando a un público doce veces más grande que sus seguidores habituales. La ministra de Gobierno también publicó el segundo y el tercer tuit más efectivos con ese hashtag. En una de las publicaciones agradece a la fuerza pública y en la otra informa sobre los detenidos durante las manifestaciones del 10 de octubre de 2019.

§

Durante una de las ruedas de prensa, Lenín Moreno dijo “no voy a cambiar la medida, que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería”. La palabra zángano tiene dos acepciones: una abeja macho que fecunda a la abeja reina o una persona a la que no le gusta trabajar y evita hacerlo siempre que puede. Después de las declaraciones de Moreno, el expresidente Correa popularizó la consigna #YoTambienSoyZangano —quizá intentando repetir el Yo también soy majadero que derrocó a Lucio Gutiérrez, aunque no tuvo el mismo éxito (la clase media quiteña que se autodenominó zángana no es, precisamente, proclive a seguir a Correa). 

Correa estuvo más activo de lo usual en redes sociales durante el paro nacional. Considerando que Twitter se ha convertido en una herramienta muy importante para el expresidente, el incremento es significativo. En once días de paro Rafael Correa publicó 150 tuits aproximadamente. En 118 utilizó el hashtag #YoTambienSoyZangano. 

Durante esos días, Correa —quien tiene 3,5 millones de seguidores— mantuvo un engagement promedio de 10 mil usuarios, superando las 90 millones de impresiones, veinticinco veces su número de seguidores. 

Las publicaciones de Correa con #YoTambienSoyZangano fueron acompañadas de otro hashtag, #MuerteCruzadaYa. Lo usó veintinueve veces. El hashtag que logró superar los 80 millones de impresiones de usuarios, pero no fue tan popular con los otros usuarios que usaron el #YoTambienSoyZangano. Con él, Correa pedía a gritos que se aplique la norma constitucional que permite permite a la Asamblea cesar al Presidente y convocar elecciones generales (y viceversa). Al final, a pesar de los millones de impresiones y el engagement generados, la crisis se resolvió en una mesa de diálogo (de paso, según una encuesta, la aprobación de Moreno subió diez puntos en su aprobación).

PUBLICIDAD

Los otros autoproclamados zánganos que más interacciones alcanzaron con esta etiqueta son casos muy interesantes. Además de una publicación de la cuenta del expresidente Jorge Glas, preso por asociación ilícita por el caso Odebrecht, y el corresponsal de Telesur, Marco Teruggi, las otras dos cuentas que más interacciones logran al usar este hashtag ya no existen: @floryantox y @adrifdi, publicaron 3 y 1 tuit con este hashtag respectivamente en las que califican al presidente Moreno como “traidor”. 

hashtags del paro

Las dos cuentas superaban los 15 mil seguidores cada una y @floryantox logró más de 45 mil impresiones. Pero ninguna de las dos puede ser encontrada en Twitter. Según Ivanna Zauzich, hay dos posibles explicaciones: o eran trolls parte de una estrategia política digital de comprar cuentas y moverlas para conseguir seguidores y engagement, o son personas que recibieron muchos insultos por sus publicaciones y decidieron abandonar la plataforma. “Pero en la estrategia política siempre hay que pensar mal” dice Zauzich. 

§

El manejo de redes sociales de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) difirió de la estrategia del Gobierno y del correísmo. Su cuenta oficial no estaba tan activa antes del paro, pero después de la llegada de los grupos indígenas a Quito —el 6 de octubre— se convirtió en la fuente oficial para compartir la información de la organización.

Según Matthew Carpenter-Arévalo, cada grupo estaba tratando de amplificar su voz para dar la impresión de tener más seguimiento mediático y aceptación popular y “que tienen más poder del que tienen”, dice Carpenter-Arévalo. Para él, el correísmo tiene la ventaja de la experiencia. El uso de redes sociales fue una parte importante de su estrategia de comunicación en la década en que gobernó. “Tienen ya optimizada su base para poder responder rápidamente a distintas órdenes para usar diferentes hashtags, atacar diferentes personas, y más” dice Carpenter-Arévalo.

La Conaie es nueva en esto. Ivanna Zauzich cree que las organizaciones indígenas “acaban de entender el poder de Twitter, porque antes su cuenta era súper inactiva”. La gerente de Sfera Digital explica que por eso no lo están usando bien, no están siendo estratégicos y no tienen un plan de comunicación estratégica. “Solo ven un hashtag y empiezan a tuitear cosas como ‘tenemos 108 desaparecidos’ y ‘renuncia Romo’. Las estructuras de sus tuits son mucho más emocionales que pensados” dice Zauzich.  

La  falta de respuesta inmediata, en una red que vive de la inmediatez fue otro de los problemas del uso de redes de la Conaie, según Zauzich. La organización se demoró en responder cuando otros usuarios los relacionaba con ciertos políticos o con los actos criminales que se dieron durante esos días. “Ellos tardaban muchísimo en sacar comunicados para decir que no”, dice Zauzich. 

Por eso, analizamos cuatro hashtags utilizados por la Conaie durante el paro nacional y extendimos el periodo de análisis. Los dos hashtags más usados durante los primeros días de las manifestaciones indígenas fueron #LaLuchaVaPorqueVA y #ElParoNoPara. En los días siguientes, firmaban sus tuits con #RomoCriminal y #JarrinCriminal

El hashtag más usado por la Conaie fue #LaLuchaVaPorqueVA, lo incluyó en sesenta y cinco de sus publicaciones. Llegó a generar más de un millón de impresiones. Otros de los usuarios que utilizaron en este hashtag fueron la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confenaie), el asambleísta Feliciano Valencia, el presidente de la Conaie. Jaime Vargas, y la cuenta @adapt_oficial, que ya no existe.

hashtags del paro nacional

Durante el diálogo con el Presidente, los líderes indígenas le pidieron la renuncia de los ministros de Gobierno y Defensa. Pero Lenín Moreno dijo que eso era una “sugerencia” y que la decisión final era suya. Después de esas declaraciones, la Conaie y cuentas afines a los movimientos indígenas, continuaron usando los hashtags #RomoCriminal y #JarrinCriminal. 

hashtags del paro nacional

hashtags del paro nacional

Estos dos hashtags han sido usados por la cuenta oficial de la Conaie en más de veinte ocasiones desde el 3 hasta el 16 de octubre. Llegaron a más de un millón de usuarios y mantuvieron un engagement promedio de casi 3 mil usuarios por publicación. Aunque un 99% de las interacciones con estos hashtags se dio por retuits —republicar un un tuit— siguen siendo usados por las cuentas oficiales de las organizaciones indígenas. La ministra Romo dijo que no ha presentado su renuncia, pero que el Presidente tiene a su disposición su cargo. 

§

La mayoría de las interacciones y publicaciones con los hashtags analizados vienen de cuentas ecuatorianas, pero el segundo país que generó contenido con esas etiquetas fue Venezuela. Además, desde el 3 al 15 de octubre al menos uno de las tendencias en Venezuela estaba relacionado directamente con lo que sucedía en Ecuador. 

Esto puede suceder. Cuando hay protestas en Venezuela también hay participación de ecuatorianos. No es raro que un tema que parece ser nacional llame la atención a mucha gente que vive afuera, “pero dadas las idiosincrasias del paro tampoco me sorprendería llegar a la conclusión de que hubo un intento, por parte de actores en Venezuela, de influir en lo que estaba pasando en Ecuador” dice Matthew Carpenter-Arévalo. 

Según él, esto podría indicar que hay una estrategia. Dice que hay dos formas de analizarlo. La primera es verlo como una teoría de conspiración: hay un intento por parte del oficialismo en Venezuela de influir en lo que sucede en Ecuador. La otra forma es pensar que hay personas venezolanas militantes de la oposición y de su gobierno que ven lo que está pasando en Ecuador y sienten una conexión y deciden participar.  Ivanna Zauzich dice que es preocupante, pero que podrían haber varias lecturas sobre el tema. Ha escuchado rumores sobre lo baratos que son los troll centers en Venezuela, así que no le sorprendería que ese fuera el caso. Pero la otra lectura, “siendo un poco más ingenuos”, dice, es que las familias de los miles de venezolanos que viven en Ecuador usaron Twitter en Venezuela —uno de los países con más participación en redes de la región— para discutir lo que pasaba en nuestro país. 

§

En 2014, la asesora de Comunicación, Raquel Rubio García, analizó cómo la teoría de la AgendaSetting se mantiene en la era digital. Esta teoría fue propuesta en 1972 por Maxwell Combs y Donald Shaw y dice que los medios de comunicación, al seleccionar los temas que incluyen y omiten de su agenda, tienen una gran influencia sobre el público y sobre su capacidad para opi­nar y debatir los asuntos públicos: determinan los temas de interés informativos u importancia, y el espacio que se dedica a cada uno. El estudio de Rubio, encontró “una fuerte correspondencia entre la agenda de los medios y la agenda pública reflejada en Twitter” porque los usuarios quieren actualidad y poder interactuar con el contenido de los medios. 

Para los expertos, Twitter representa una oportunidad de romper el monopolio mediático que determina la opinión pública y por eso es tan atractivo para que los usuarios lo escojan como espacio de conversación y opinión. “Antes tenías medios oficiales y de comunicación masiva concentrados en las manos de pocos grupos empresariales y esos medios tenían el poder de determinar la opinión pública” dice Matthew Carpenter-Arévalo. “Twitter representa una ruptura de ese modelo anticuado y ofrece otro en el que el poder mediático está democratizado”. Cualquier persona tiene la posibilidad de volverse un medio, ganarse el seguimiento y amplificar su red. “Este medio es una amenaza para las personas que necesitan controlar la opinión pública para poder avanzar con su agenda” dice Carpenter-Arévalo. En el caso del paro, Twitter se convirtió en la principal fuente de actualizaciones y reacciones inmediatas en un contexto en el que pasaba algo nuevo y relevante cada hora. 

Twitter ofrece inmediatez, pero eso no siempre es una seguridad. En Twitter abundan las noticias falsas y los trolls. Un estudio de MIT encontró que en Twitter, las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidades de ser retuiteadas que las historias verdaderas. También llegan a más personas en menos tiempo. Las historias verdaderas tardan aproximadamente seis veces más en llegar a 1.500 personas que las historias falsas. Las mentiras en Twitter son más interesantes que la verdad, según el estudio. 

Otro enemigo de la verdad en Twitter son los trolls. Estas son cuentas anónimas que “amenazan, engatusan y, en última instancia, apuntan a silenciar las voces de disidencia” explica Carpenter-Arévalo en un artículo publicado en septiembre de 2019 en la revista estadounidense Tech Cruch

Para comprar si una cuenta es sospechosa es real o un troll, sugiere ver si tiene una foto de perfil, si tiene otros intereses además de la política, si tiene más de 20 seguidores,  si su nombre de usuario es claro y no una mezcla aleatoria de números. Si la mayoría de respuestas a estas preguntas es negativa, es muy probable que sea una cuenta troll. Twitter también se puede dar cuenta y a veces borra los tuits de estas cuentas, pero hay veces en que no las identifica. 

Para el exgerente regional de Twitter, gran parte del debate público en Ecuador en esta plataforma está definido por este tipo de cuentas. Y, aunque Ecuador no está en el radar del equipo ejecutivo de Twitter porque somos muy pequeños, el negocio de volver a la plataforma un arma ya se está exportando a otros países de la región y es lucrativo. “El abuso de Twitter a través de los centros de trolls no solo amenaza la visión de la compañía de convertirse en el ágora del mundo, sino que también puede poner en riesgo vidas” explica Carpenter-Arévalo en el artículo.

§

Durante el paro nacional, Twitter fue la herramienta principal para compartir información, hacer denuncias y participar del debate. Pero no fue la mejor. Ivanna Zauzich dice la lección que nos debe dejar Twitter después de este paro “es que debemos usarlo de la mejor forma, escoger sabiamente qué publicamos y tratar de verificar toda la información”.  Muchas personas con altos niveles de credibilidad (entre ellos, políticos y periodistas) se equivocaron. “Es gravísimo porque mostró el peor lado de nosotros” dice Zauzich. 

En su artículo para Tech Crunch, Matthew Carpenter-Arévalo lo explica de una forma bastante clara: “Como ex empleado y como un observador cercano del crecimiento y la evolución de Twitter, no estoy convencido de que Twitter realmente sienta la urgencia de hacer de su plataforma un espacio más seguro para un debate saludable e información precisa.”. 

En esos días de crisis muchos sentían que solo tenían Twitter para informarse, sin darse cuenta del peligro que Twitter representa: no sólo nos daba una idea reducida y segmentada de lo que estaba pasando en las calles (y la realidad era mucho más que eso), sino que nos permitía confirmar nuestros prejuicios a través de desinformación.