logo-gk
Membresía
Iniciar Sesión

La alcaldía de Quito disfraza de cuidado patrimonial a la censura

La vocación silenciadora de los ecuatorianos está en nuestros genes. En julio de 2017, el arzobispo José Mario Ruiz Navas publicó un artículo de opinión que desató una fuerte polémica en nuestra sociedad por su contenido ofensivo, violento y discriminatorio hacia la comunidad LGBTI. Decía él que “las actividades homosexuales” no son derechos humanos. ¿Puede haber un contenido más intolerante y ofensivo que ése? Probablemente no. Sin embargo, es su opinión y tiene derecho a expresarla. Y así como los representantes de la Iglesia tienen el derecho de decir lo que piensan, quienes se sienten ofendidos por esas expresiones también tienen el LEER MÁS

|domingo 6 de agosto de 2017 08:32|