Al expulsar a la CONAIE de su casa, expulsa a muchos otros

Carta abierta al presidente Correa Pasé todo el 30 de Septiembre de 2010 en la sede de la CONAIE junto a varios amigos, entre ellos Alberto Acosta y Humberto Cholango. Estaba en curso un levantamiento policial y Usted estaba retenido. Fueron largas horas de incertidumbre y de mucho debate. Había quienes argumentaban que su política hostil en relación a la causa indígena no daba ningún incentivo al movimiento para salir en su defensa. Había quienes pensaban –como yo, mis dos amigos mencionados y muchas otras personas– que lo que estaba en juego era la sobrevivencia de la democracia y que,

|lunes 15 de diciembre de 2014 05:06|