Periodista colombiano.

Francisco, el hombre que derrotó al diablo

En un lugar del Caribe colombiano el diablo perdió todo su prestigio. Antes el demonio era protagonista de los relatos populares, de él se ocupaban los juglares, los escritores, las señoras que venden futas con su palangana en la cabeza, los vendedores de fritos y los vecinos que se reúnen por la tarde a escuchar historias para escapar del calor. Tenía, además, una representación orgullosa y altiva, un caballero de hablar correcto y pausado, con dentadura de oro y un fino vestido rojo o negro.        Ese aspecto estaba tan arraigado en el mundo del vallenato que una

|lunes 10 de marzo de 2014 05:00|