Durante la ceremonia de premiación del Mundial de Fútbol Femenino, luego de que España le ganara a Inglaterra 1 a 0, la jugadora Jenni Hermoso se acercó a Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, y él le agarró su cabeza y la besó en la boca

➜ Otros Contenidos
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Existen varios videos y fotografías de ese momento del domingo 20 de agosto de 2023, en Sidney, Australia. También existen varias versiones y posturas. Pero las declaraciones de Hermoso los días siguientes han dejado algo claro: Rubiales la besó sin que ella haya dado su consentimiento.

Ese no fue el único gesto repudiable de Rubiales ese día.

Minutos antes hizo gesto grosero que habría pasado sin pena ni gloria de no ser porque en el mismo palco, muy cerca de él, estaban la reina Letizia y una de sus hijas, la infanta Sofía, de 16 años. Rubiales se agarró los genitales cuando el árbitro anunció el final del partido.

Su gesto también ha sido muy criticado en España.

Las consecuencias inmediatas 

En un primer momento, la Real Federación Española de Fútbol buscó rebajar la tensión del beso no consentido. La propia Hermoso, en una entrevista horas después de ser campeona del mundo, dijo sobre el beso que “ha sido la emoción del momento, no hay nada más allá. Se va a quedar en una anécdota. Segurísimo que no va a ir a más”. Y en una transmisión live desde el camerino del equipo, después del partido, quedó en claro que si bien el beso la agarró desprevenida y no le gustó, no le estaba dando vueltas a las consecuencias de ese acto de Rubiales.

@barbiefoodrock Directo de Jenni hermoso después del beso de Rubiales #ULTIMAHORA #parati #sucessonotiktok #Ultimahora #paratiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii #tiktokviral #noticias #noticiasespaña #campeonasdeespaña #jennihermoso ♬ sonido original - Dark Barbie channel

Un día después del partido, luego del revuelo causado en redes sociales españolas, Rubiales hizo un video en el que supuestamente se disculpaba por el beso, justificándolo como parte de la “efusividad, sin ninguna mala intención”. En el vídeo, el presidente de la RFEF, termina poniendo en evidencia la cultura violenta dentro de la federación. “Lo veíamos algo natural, normal, y para nada con ninguna mala fe. Pero fuera parece que se ha formado un revuelo. Desde luego, si hay gente que se ha sentido por esto dañada, tengo que disculparme, no queda otra”, dijo. 

Su declaración no detuvo los reclamos de varias figuras deportivas, que piden la renuncia de Rubiales. Ya sea el comentarista y ex arquero Iker Casillas que publicó su apoyo en su cuenta de X, o el equipo Cadiz FC, que saltó a la cancha este 27 de agosto, en el partido en contra del equipo Almería, con un cartel que decía “Todos somos Jenni”. 

Algo parecido hizo el Pachuca, de México, club en el que Jenni Hermoso juega, en el equipo femenino.

Este fin de semana, otros futbolistas, hombres y mujeres, han llevado camisetas con el hashtag #SeAcabó debajo del uniforme de sus equipos, y una vez que los partidos se han terminado, las han mostrado para que todo el público en los estadios puedan verlas. #Seacabó ha sido comparado con el #metoo solo que específicamente en el fútbol femenino. 

Algunas futbolistas estadounidenses, de equipos como el San Diego Wave y el Orlando Pride llevaron pulseras en las que se podía leer “Contigo Jenni”. 

Actores y actrices extranjeros, como Natalie Portman, y artistas españoles, como Alejandro Sanz, también han dado su apoyo a Hermoso y han pedido la salida del presidente de la RFEF. 

El rechazo ha llegado hasta la política. El lunes 21 de agosto, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, pidieron que Rubiales renuncie a su cargo.

Cuatro días después del hecho, el jueves 24, la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA) empezó una investigación interna sobre las acciones de Luis Rubiales. 

El 25 de agosto, en una asamblea extraordinaria de la Federación, Rubiales dijo que el beso fue consentido, y dio una versión alternativa de lo que se ve en los videos y fotografías. Luis Rubiales contó así lo sucedió: “Ella fue la que me levantó del suelo y casi nos caemos. Al dejarme en el suelo, nos abrazamos (…) Me subió en brazos y me acercó a su cuerpo. Yo le dije: ‘olvídate del penalti’, y ella me contestó: ‘eres un crack’. Yo le dije: ‘¿un piquito?’. Y ella dijo: ‘vale’. Se despidió con un último manotazo en el costado y se fue riéndose. Esa es la secuencia de todo”. 

En su intervención, Rubiales también amenazó con demandar a Yolanda Díaz, la segunda vicepresidenta del gobierno español, y despotricó en contra del feminismo. El presidente de la RFEF dijo que “el falso feminismo no busca la justicia, no le importa la verdad, no le importan las personas; están esperando una ejecución para colgarse una medalla y decir que están avanzando, cuando es todo lo contrario”.

Ese mismo viernes 25 de agosto, Jenni Hermoso negó todo lo que dijo Rubiales. En una publicación en su cuenta de Instagram acusó a Rubiales de faltar a la verdad y de asegurar que el beso no fue consensuado.

Hermoso escribió que también se sintió “víctima de una agresión”. La jugadora dijo que se le pidió que hiciera una declaración pública para “rebajar la presión sobre el presidente”. Sin embargo, decidió no hacerla para no quitarle “aún más protagonismo a un momento tan especial para mis compañeras y para mí”. 

En el mismo texto, Jenni Hermoso dijo que luego de que surgieran los reclamos por el beso no consentido, la Federación le insistió y presionó a ella y a su familia para que se pronuncien. El comunicado termina diciendo que ella no tiene por qué apoyar a la persona que ha cometido “esta acción en contra de mi voluntad, sin respetarme”. 

El sindicato de futbolistas, FutPro, publicó ese mismo viernes un comunicado a favor de Hermosa, firmado por otras 81 jugadoras españolas. El comunicado hizo que la Real Federación Española de Fútbol presentara supuestas pruebas en las que se ve que Rubiales es “cargado” por Hermoso. También aseguró que demandará a la jugadora, a la que califica de estar siendo utilizada por FutPro.

El comunicado de la RFEF fue borrado pocas horas después. Pero las evidencias fotográficas y en video que presentó la Federación siguen dando vueltas en redes sociales.

La suspensión de la FIFA

El sábado 26 de agosto, la Comisión Disciplinaria de la FIFA anunció la suspensión provisional de Luis Rubiales, por 90 días. En este tiempo, la FIFA le dará trámite al proceso disciplinario en contra del dirigente español, que fue abierto dos días antes. 

En la resolución, la FIFA ordena que Rubiales “se abstenga, mediante él mismo o terceros, de contactar o intentar contactar” a Jenni Hermoso y “su entorno cercano”.

Pese al comunicado de la FIFA, la Real Federación Española de Fútbol ha buscado el apoyo de otras instituciones, como la Unión Europea de Fútbol Asociación (UEFA), organismo del que Rubiales es su vicepresidente. 

Pero el 28 de agosto, el caso escaló aún más. 

Ángeles Béjar, la madre de Luis Rubiales, se ha encerrado en la iglesia de la Divina Pastora de Motril —la segunda ciudad más importante de la provincia de Granada— en protesta por lo que ha definido como un “trato inhumano en contra de su hijo”.

Béjar se declaró en huelga de hambre “hasta que se encuentre una solución a la cacería inhumana y sangrienta que están llevando a cabo contra mi hijo con algo que no se merece”. Ella y otros familiares del dirigente piden que Hermoso diga la verdad y “se ciñera a la versión que dio al principio”.

La mañana del lunes 28 de agosto, la Fiscalía de la Audiencia Nacional de España anunció el inicio de las diligencias de investigación contra Rubiales, luego de recibir al menos seis denuncias de personas particulares y asociaciones en contra del presidente de la RFEF por lo sucedido con la jugadora. Estas se suman a la publicación de Hermoso en Instagram, del viernes 25 de agosto.

La Fiscalía pidió a Jenni Hermoso que se ponga en contacto con ellos, como “víctima de un presunto delito de agresión sexual”, definido en el artículo 178 del Código Penal español. Este delito se define como la realización de un acto que “atente contra la libertad sexual de otra persona sin su consentimiento”.

De ser encontrado culpable por un juez, luego de esta investigación, Rubiales podría tener una condena de entre 1 y 4 años de prisión.

El mismo lunes 28 de agosto, la RFEF pidió a la UEFA que suspendiera a todos los equipos españoles de cualquier competencia internacional. Esto porque, de acuerdo a la Federación, existiría una intervención del Estado en asuntos que son estrictamente de la RFEF, lo que podría ser definido como injerencia gubernamental —algo que el reglamento de la FIFA y organismos asociados sanciona con suspensión de equipos y selecciones.

La UEFA respondió asegurando que no va intervenir ni tomar decisión sobre este caso.

Más consecuencias al “beso” de Rubiales

El miércoles 30 de agosto pasado, Ángeles Béjar, la madre de Luis Rubiales, fue enviada de urgencia a un hospital por una descompensación y crisis de ansiedad. De acuerdo al párroco de la iglesia Divina Pastora de Motril, la señora estaba angustiada, mareada y “decía que notaba algo raro en el palpitar, y ha decidido que se la lleven al hospital”, explicó el sacerdote a los periodistas. 

«Estaba muy mal, angustiada, estaba mareada, decía que notaba algo raro en el palpitar, y ha decidido que se la lleven al hospital», comentaba. La madre de Luis Rubiales habría salido de la iglesia «por la puerta trasera» de acuerdo con su testimonio, eludiendo las cámaras, y ha sido trasladada al hospital Santa Ana de Motril.

Un día después, la señora fue dada de alta. No se sabe si ha regresado a la iglesia donde estaba manteniendo una huelga de hambre hasta que su hijo sea absuelto.

Rubiales ha ido perdiendo apoyo de varios frentes esta semana. El lunes 28 de agosto, por la noche, los presidentes territoriales de la Real Federación de Fútbol de España pidieron su renuncia. 

Y el viernes 1 de septiembre, Luis de la Fuente —entrenador de la selección española de hombres— condenó las acciones de Rubiales y pidió disculpas por haberlo aplaudido cuando,  el día de la asamblea extraordinaria de la RFEF, dijo que no renunciaría y que era víctima de un intento por asesinar su imagen pública.

De la Fuente dijo a través de un comunicado, que la situación lo desbordó y que no se ha sentido traicionado por Rubiales. “No tengo que dimitir, tengo que pedir perdón. Cometí un error, un error humano inexcusable. Si pudiera volver atrás no volvería a cometer ese acto”, escribió. 

«Estoy del lado de la igualdad y el respeto. Todos tenemos que mejorar en términos de igualdad y yo soy el primero«, dijo de la Fuente.

La falta “no es tan grave” y la RFEF pide disculpas

El viernes 1 de septiembre, el Tribunal Español de Arbitraje (TAD) dio a conocer su resolución. Lo hizo luego de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) presentara una denuncia para que Luis Rubiales reciba una sanción ejemplar que lo inhabilite para ejercer como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). 

El TAD decidió que lo hecho por Rubiales —tanto el beso, como agarrarse el pene en el palco— eran solo faltas graves, que se sancionan con una inhabilitación de un mes a dos años. 

El CSD quería que lo considerara falta “muy grave”, lo que habría significado una inhabilitación de hasta 15 años.

Por otro lado, el martes 5 de septiembre de 2023, la RFEF hizo pública la destitución de Jorge Vilda como director técnico de la selección femenina. Vilda, el técnico de la selección campeona del Mundial de Fútbol Femenino 2023, recibió de Rubiales, el pasado 25 de agosto, la propuesta de seguir en el puesto por 4 años más, con un salario de 500 mil euros.

Además, Vilda no firmó el comunicado que los 11 miembros del cuerpo técnico de la selección lanzaron en apoyo a la jugadora Jenni Hermoso. 

La relación de las jugadoras con Vilda —quien empezó a dirigir el equipo en 2015— nunca fue muy buena. Y eso no sólo se reflejó en el apoyo tácito a Rubiales. Vilda ha recibido críticas sobre cómo expuso a jugadoras importantes de la Liga española a lesiones al hacerlas jugar mucho tiempo durante los partidos. Inclusive los amistosos

Además, muchas veces Vilda no convocó a las jugadoras más importantes y que venían desempeñándose mejor en el campeonato —como la arquera del Barcelona, Sandra Paños, a quien no llevó al Mundial, pero sí a su suplente, Cata Coll, que venía de una lesión de ligamentos y solo había jugado dos partidos.

Luego de la Eurocopa de 2022 hubo una protesta de 15 jugadoras de la selección que pidieron cambios en el equipo por el bajo nivel profesional que argumentaban que tenía. Esto, con la amenaza de renuncia. Si bien no se habló directamente de Vilda, expertos y fanáticos siempre supieron que se referían a él.

El mismo 5 de septiembre, la RFEF anunció que Montse Tome es la nueva directora técnica de la selección. Tome fue la segunda al mando de la misma selección, desde 2018.

En medio de todos estos cambios, la Real Federación Española de Fútbol emitió un comunicado en el que pide disculpas por lo sucedido con Rubiales. 

En el texto se asegura que “el daño causado al fútbol español, al deporte español, a la sociedad española y al conjunto de los valores del fútbol y del deporte ha sido enorme”. 

Además, la RFEF se distanció de Rubiales completamente. “La actuación del Sr. Rubiales no representa los valores que defiende la Federación Española, ni los valores del conjunto de la  sociedad española; y su actuación debe achacarse única y exclusivamente a él, puesto que es el único responsable de sus actuaciones ante la sociedad, ante los órganos deportivos y, si es el caso, ante la Justicia”, dice el comunicado.

Rubiales renuncia a su cargo

Luego de varias semanas desde que Luis Rubiales besó sin consentimiento a la jugadora Jenni Hermoso, Rubiales presentó la renuncia al cargo de presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Lo hizo el 10 de septiembre de 2023 a través de una publicación en la red social X —antes Twitter— en la que aseguró que iba a defender su honorabilidad y su inocencia.

Rubiales también renunció a su cargo como vicepresidente y miembro del Comité Ejecutivo de la Unión Europea de Fútbol Asociación (UEFA).

Además, el lunes 11 de septiembre de 2023, la Audiencia Nacional de España aceptó a trámite la denuncia presentada por la Fiscalía española en contra de Rubiales por “delitos de asalto sexual y coacciones”. La Audiencia ha solicitado vídeos a Radio Televisión Española y fotografías a medios para revisar el momento del beso no consentido a la jugadora Jenni Hermoso. 

Es decir, se han empezado a reunir las pruebas que podrían permitir llegar a cargos contra Rubiales, quien desde este anuncio se puede considerar como “imputado”, lo que le permitirá acceder a las denuncias y así preparar su defensa.

Eduardo Varas 100x100
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.