Por primera vez en la historia del Ecuador, el Presidente de la República no presentó su informe a la nación frente a la Asamblea Nacional. Guillermo Lasso, con un impecable traje azul y corbata morada, lo hizo en el edificio de la Plataforma Social de Quitumbe, al sur de Quito, frente a sus ministros, conocidos y periodistas.

➜ Otros Contenidos sobre política
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Esta peculiaridad en la rendición de cuentas de 2023 sucedió porque el 17 de mayo de 2023 el Presidente disolvió la Asamblea Nacional, al firmar el decreto de muerte cruzada. Lo hizo bajo el argumento de “grave crisis política y conmoción interna”, y un día después de comparecer, ante la entonces Asamblea Nacional, por su juicio político

En el informe a la nación que comenzó alrededor de las once y media de la mañana y duró cerca de una hora y media, el Presidente habló sobre lo que ha hecho el gobierno en estos dos años.

Habló de temas de salud, educación, trabajo, seguridad, deporte, cuidados de la naturaleza, entre otros. También mencionó proyectos que aún están pendientes y que se entregarán en los próximos meses. 

A lo largo de su discurso se dirigió a la ciudadanía de distintas formas: ecuatorianos, compatriotas, querido pueblo ecuatoriano, conciudadanos todos, queridos amigos y amigos.

Al final, agradeció a su gabinete por la ayuda y dijo que “necesitamos de proyectos nacionales y objetivos comunes que encaminen al país hacia un mismo horizonte”.

Este es el discurso completo del presidente en la rendición de cuentas de 2023 por su segundo y último año de gobierno. 

Ecuatorianos:

Hoy, el Ecuador conmemora 201 años de la última batalla libertaria que nos enrumbó al país que somos ahora. Un país que fue el primer grito de libertad en América y que, desde entonces, no se ha dejado doblegar por las injusticias y las tiranías. 

Nuestro país ha sido capaz de salir de crisis profundas y siempre elegir la democracia como el sistema más conveniente para resolver nuestras diferencias y caminar hacia delante.

Hace ocho días, utilizando un mecanismo democrático reconocido en la Constitución de la República, puse fin a una confrontación política que tenía inmerso al país en una crisis que se agudizaba con el tiempo.

Disolver la Asamblea Nacional, sobre la base del artículo 148 de nuestra Constitución, cerró un largo capítulo de desinstitucionalización y abuso de poder, liderado por sectores políticos que se habían trazado como meta la cooptación de todo el Estado.

Después de esta decisión, histórica por la profundidad de su significado, nunca más un presidente de la República quedará a merced de una Asamblea que dedique su tiempo a conspirar e impedir que un gobierno avance en la agenda para el desarrollo del país.

Mi opción fue mirar hacia los ecuatorianos para pedirles que decidan el destino del país a través de su voto. Los países hermanos, a través de sus embajadores en Ecuador, reconocieron la valentía y el talante democrático de esta medida. El Consejo Nacional Electoral y la Corte Constitucional también avalaron la constitucionalidad de mi decisión con sus pronunciamientos. Sin embargo, el mayor reconocimiento ha sido el de los ciudadanos: la inmensa mayoría ha aplaudido la aplicación de la muerte cruzada como la mejor sanción moral contra los obstruccionistas, con evidentes afanes golpistas, que traicionaron los principios democráticos.

Ahora, los ecuatorianos debemos elegir un nuevo gobierno y otra Asamblea Nacional, un acto democrático que hace más fuerte la institucionalidad. Con humildad les pido elegir a los mejores ecuatorianos, ejercer su voto creyendo -de manera fehaciente- que es la herramienta más valiosa que tienen para evitar que esta historia se repita y enrumbar al país hacia un mejor destino.

Este tiempo también nos ofrece una nueva oportunidad para avanzar hacia una concertación nacional. Con generosidad podemos encontrar metas nacionales, propósitos comunes como la seguridad ciudadana que, sin ninguna duda, hoy es la razón de Estado más importante que debe unir al país.

Este compromiso democrático es un compromiso con la vida y con el futuro de cada ciudadano. Nos compete honrarlo y estar a la altura de las circunstancias.

§

En estos dos años hemos avanzado mucho. Y así seguiremos en los próximos meses, sin descanso y con más energía. 

En mi gobierno, el Ecuador ha dado un buen ejemplo en el manejo de la economía.

Redujimos el déficit fiscal de 7500 millones a menos de 2 mil millones de dólares. Son casi 6 mil millones menos, el equivalente a 6 puntos porcentuales del PIB.

A diciembre del 2022, el Ecuador tenía una inflación de 3,7%, la segunda más baja de la región. Y según el Fondo Monetario Internacional, en el 2023 alcanzaremos el primer lugar entre las inflaciones más controladas, con el 1,4%.

También, según el FMI, este año el Ecuador crecerá 3%, un porcentaje que representa casi el doble del promedio regional calculado en 1,7%.

Al terminar el 2023, el nivel de la deuda pública se habrá reducido al 55%, es decir, 12 puntos porcentuales menos que hace tres años, cuando alcanzaba el 67%.

Las ventas acumuladas nacionales del 2022 llegaron a 226 mil millones de dólares, más del doble del PIB y 13% más que en el 2021.

Un millón 100 mil ecuatorianos han salido de la pobreza, y se han creado alrededor de 500 mil empleos.

En forma paralela, emprendimos un severo control a los evasores de impuestos.

Esto, sumado a la simplificación de trámites y el fortalecimiento de la facturación electrónica, aumentó la recaudación tributaria a más de 17 mil millones de dólares en el 2022, alrededor de 3 mil millones más que en el 2021.

Quienes hacen trampa en el pago de impuestos perjudican al niño que quiere estudiar, a los pacientes de los hospitales, a la madre que busca nuevas oportunidades de vida, a los jóvenes que desean un crédito para emprender.

Una de las consignas de mi gobierno siempre ha sido: “Quien más gana, más debe aportar”. Y así ha sido.

Como parte de ese ordenamiento y disciplina tributaria, diseñamos un sistema eficiente, técnico y justo.

Por eso presentamos con el carácter de económica urgente la “Ley para el fortalecimiento de la economía familiar”, que beneficia al bolsillo de 340 mil familias de clase media, y que representan al 99% de quienes pagan impuesto a la renta, es decir casi todos.

Son 195 millones de dólares que ya no irán a la caja fiscal, sino que se quedarán en los hogares para aliviar los gastos de salud, educación, alimentación y otras necesidades de un millón de personas.

De hecho, inmediatamente después de la disolución de la Asamblea, presentamos esta reforma como Decreto-Ley ante la Corte Constitucional para su revisión.

Estos son unos pocos indicadores económicos de mi gestión, que se traducen y aterrizan en más bienestar para los ciudadanos.

Son medidas que ahora dejan más dinero en sus bolsillos, y más tranquilidad para sus familias.

Con una buena planificación y pulcritud en el uso del dinero público, sí es posible ahorrar recursos para mejorar las condiciones de vida de millones de personas, tal como lo ha hecho mi gobierno. 

Por eso este año pudimos destinar 15276 millones de dólares para el sector social, la mayor cifra en la historia nacional.

Como ustedes saben, nuestros mayores esfuerzos se han centrado en los sectores de educación, salud, vivienda, generación de empleo, bienestar social y, por supuesto, seguridad.

Compatriotas:

Siempre he dicho que los niños y jóvenes son lo más valioso que tenemos, y que necesitan toda nuestra atención. 

En el 2022 el presupuesto para educación alcanzó 3400 millones, y en el 2023 lo aumentamos a 4008 millones. ¡600 millones más!

Ahí están, a la vista de todos, 16 nuevos colegios para servir a 25 mil chicos. Y en 2023 serán 16 unidades educativas más para 18 mil alumnos.

Estamos destinando 150 millones a reparar unidades, para que niños y jóvenes aprendan en las mejores condiciones posibles.

Hemos fortalecido la educación técnica con el objetivo de que miles de chicos gocen de más y mejores oportunidades apenas se gradúen de bachilleres.

Pero, además, fortalecimos el sistema de educación superior, eliminamos el examen de ingreso de la Senescyt y ampliamos la oferta académica en un 14% llegando a 231.000 mil cupos durante el año 2022. 

Y, mediante una distribución de recursos para el año 2023, por primera vez justa, transparente y equitativa, logramos un aumento histórico en el presupuesto de educación superior de más de 200 millones, alcanzando los 1300 millones a favor de 400 mil estudiantes en relación a la última década.

Mirando al futuro, queremos ofrecerles carreras que respondan a sus expectativas personales y sintonicen con las necesidades del desarrollo nacional e internacional.

En el mundo actual, la tecnología y la innovación definen el futuro de las sociedades. Esto nos exige fortalecer nuestras capacidades de manera urgente.

Para ello, estamos impulsando la repotenciación y creación de institutos y universidades en las cuatro regiones del país. En esa ruta, renovamos y modernizamos las instalaciones de institutos tecnológicos en Manta, Quito y Lago Agrio.

Con una inversión de 30 millones, ya está en marcha el plan para construir 3 institutos en Machala, Portoviejo y Atacames, así como uno en modalidad dual en la isla Santa Cruz, que ofrecerá carreras que respondan al potencial turístico del maravilloso archipiélago de Galápagos.

Asimismo, continuamos con obras de repotenciación en 52 institutos técnicos.

Para responder a las necesidades y anhelos de los jóvenes amazónicos, crearemos cuatro universidades con sedes en Orellana, Sucumbíos, Morona Santiago y Zamora Chinchipe. Además, con una inversión de 15 millones impulsamos programas de becas y ayudas económicas, generando oportunidades para más de 4.500 ciudadanos de las 24 provincias del país. Y durante el año 2023, con una inversión de 23.5 millones, mantenemos nuestro compromiso de cumplir con los anhelos de acceso a la educación superior de nuestra juventud, para ello entregaremos 25.000 nuevas becas y ayudas económicas. Estas son 25.000 nuevas oportunidades.

Ahí está Sonia Akintiua, de la nacionalidad shuar, beneficiaria del programa de Becas TEC. Ella estudia Gestión Territorial del Cambio Climático en el Instituto Superior Universitario Cotopaxi. Gracias a su beca compró una computadora, y hoy puede dedicar todo su tiempo a estudiar.

Nuestra misión es brindar a jóvenes como Sonia una educación pública de calidad, que les asegure un futuro de bienestar y contribuya a la prosperidad de todo el Ecuador.

En salud, con una inversión de 200 millones de dólares, inauguramos los hospitales de Durán, Bahía y Manta, además de los centros de salud de Machala. En pocos días –en junio– entregaremos el hospital de Pedernales. Estas obras benefician a 1 millón 100 mil ecuatorianos.

Ahí están, a la vista de todos, 4 hospitales nuevos, y 53 hospitales que serán repotenciados este año.

Ahí están los 2500 profesionales de la salud contratados en el primer trimestre de 2023, a los que se sumarán 11 mil más hasta finales de este año.

Además, ya contamos con 10,6 millones de dólares para financiar becas de técnicos de atención primaria, de especializaciones médicas y de enfermería.

Para beneficio de todos, este 2023 invertiremos 202 millones de dólares en la compra de equipos y mejoramiento de centros quirúrgicos en 10 provincias, así como la compra de 158 ambulancias terrestres y 4 fluviales.

Para lograr esos objetivos, este año aumentamos la inversión en salud a 3.521 millones de dólares, es decir 254 millones más que en el año precedente. 

Cada día trabajamos para que miles de ecuatorianos reciban atención en salud gratuita y de calidad. 

Theo es un bebé de 1 año 2 meses, a quien le diagnosticaron Atrofia Muscular Espinal, una patología catastrófica que requiere del medicamento Zolgensma, el más caro del mundo.

Compramos el medicamento, aseguramos al niño la posibilidad de crecer sano y hoy se le proporciona los exámenes, medicamentos y rehabilitación que necesita.

Ahí está la pequeña Abigail, de dos años y medio de edad, beneficiaria de un implante coclear que se realizó en el Hospital Vicente Corral Moscoso de Cuenca. Abigail pudo escuchar por primera vez y, gracias a las terapias que recibe, pronto podrá hablar y escuchar de manera normal. Esta cirugía en el sector privado tendría un costo mayor a los 35 mil dólares.

Un tema de salud que ha sido una de las banderas de mi gestión, es la lucha contra la desnutrición infantil. Por eso creamos la Secretaría Técnica Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil, que ha destinado 350 millones de dólares para este problema nacional.

Hoy, 1978 centros de salud tienen el 100% de abastecimiento de nutrientes para menores de dos años y madres embarazadas.

Ahí están las 280 mil mujeres y más de 400 mil niños que han sido atendidos con esmero y cariño.

Ahí está Jeniffer Elizabeth Chévez Romero, de la parroquia Puerto Jelí, en la provincia de El Oro, madre de Aurora Granda Chévez, una hermosa niña que nació prematura, y que ahora recibe la visita semanal de una especialista del Mies para realizarle estimulación temprana, y también recibe controles médicos y vacunación en el centro del Ministerio de Salud.

Ahí están los 85 mil niños que se benefician de forma gratuita de 4 ó 5 comidas diarias en los centros infantiles.

Ahí están los 50 mil niños que han vencido a la desnutrición, como Jireth Santana Vera, de 10 meses de edad, gracias a las atenciones y suplementos nutricionales que recibe desde el embarazo su madre, Jessenia Vera.

¡Todo esto no son proyectos: son realidades que nos enorgullecen!

§

Conocemos las necesidades de los ecuatorianos, y sabemos cómo cambia la vida de una familia cuando llega a tener una vivienda propia.

Significa aliviarse del pago de arriendo mensual, y contar con más recursos para atender las necesidades y aspiraciones familiares.

Por eso los apoyamos: porque queremos que miles de personas disfruten de una mejor calidad de vida bajo un techo propio.

Hasta diciembre del 2022, con una inversión de 226 millones de dólares, entregamos 15519 soluciones habitacionales, de las cuales 4 mil son viviendas 100% subvencionadas, es decir completamente gratuitas. Pero fuimos más allá.

Entregamos créditos con tasa preferencial del 4,99% para 5600 familias. Y títulos de propiedad para 4800 familias más, que hoy disponen de un patrimonio para el futuro de sus hijos.

Y como es propio de mi gobierno, los más necesitados fueron los primeros beneficiados: mujeres trabajadoras; familias vulnerables, o aquellas que tienen personas con algún tipo de discapacidad.

Ahí está, a la vista de todos, la vivienda de Jessenia Chávez, en el Plan Habitacional Valencia Agrícola, en la provincia de Los Ríos. Ella es una mujer de 32 años con discapacidad, que dedica su tiempo a motivar a personas con su misma condición.

Y así seguiremos. Para el 2023, tenemos previsto entregar 20 mil soluciones habitacionales más.

¡No son proyectos! ¡Son viviendas que han cambiado vidas!

Querido pueblo ecuatoriano:

Corregir las inequidades sociales es uno de nuestros objetivos. Por eso destinamos este año 15.276 millones de dólares para brindar salud integral, educación de calidad, así como diversas ayudas sociales.

Mi gobierno ha entregado 2.300 millones de dólares en 7 diferentes bonos a un millón y medio de niños, madres, adultos mayores, personas con discapacidad y otros hermanos en situación de vulnerabilidad.

Pero claro, nuestro trabajo no solo se concentra en el sector social.

En dos años, hemos abierto el Ecuador al mundo.

Trabajamos para concretar acuerdos comerciales con alrededor de 10 países. Ya firmamos tratados con Costa Rica y el gigante asiático China, un mercado de 1400 millones de potenciales consumidores. Y en los próximos meses lo haremos con Corea del Sur.

El acuerdo con China podría significar aumento de 3 mil a 4 mil millones de dólares adicionales en exportaciones hasta el 2030.

Lo mejor es que 8 de cada 10 empresas que exportan a China son micro, pequeñas o medianas empresas, lo cual significa más plazas de trabajo y más ingresos para miles de familias.

Este aumento de ventas al exterior significa que debemos producir más. Y una de nuestras mayores riquezas está en el campo.

Por eso impulsamos el sector agrícola, que es el sustento de casi tres millones de ecuatorianos. Más producción significa más ventas, mejores precios, y más ingresos para los hogares.

En el 2022 repartimos 105 mil paquetes tecnológicos a pequeños y medianos productores, y 40 mil agricultores recibieron urea subvencionada para fertilizar sus cultivos.

Pusimos en marcha el Registro Nacional Agropecuario, a fin de conocer sobre los modos de producción y las necesidades de las zonas rurales. Solo así podremos mejorar el trabajo de los agricultores, y potenciar la agroexportación.

Conciudadanos todos:

Cada día de esta gestión ha estado enfocado en la generación de empleo. Desde el inicio de mi gobierno hasta abril del 2023, se generaron alrededor de 500 mil empleos.

Pero además, cumplimos nuestra palabra de aumentar cada año 25 dólares al salario básico, que hoy es de 450 dólares mensuales. 

Gracias a nuestras acciones, el desempleo se redujo de 6,3% a 3,2% hasta abril del 2023, el nivel más bajo de la historia reciente.

Estos logros han sido claves para que un millón 100 mil ecuatorianos salgan de la pobreza.

Asimismo, a través de BANECUADOR, hasta el 16 de mayo entregamos 959 millones de dólares en créditos, de los cuales 249 millones corresponden a los créditos del 1×30 a un total de 241.262 beneficiarios, en todo el país.

Ahí está Manuel Calvopiña, latacungueño que se dedica desde hace 30 años a la fabricación de muebles. Él obtuvo un préstamo de 5 mil dólares para comprar madera y un compresor. Su negocio ha crecido y él solo paga 40 dólares mensuales por el crédito.

Así mismo, por medio de la Corporación Financiera Nacional, entregamos 300 millones en créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas para que incrementen su producción y generen más trabajo.

También las alcaldías, prefecturas y juntas parroquiales han recibido nuestro apoyo, con créditos por 736 millones de dólares, de los cuales 100 millones son no reembolsables.

Son recursos para agua potable, alcantarillado, vialidad, vivienda, y otras obras que mejoran la vida de la población.

Pero eso no es todo:

Cumpliendo con los acuerdos de las mesas de diálogo, BanEcuador condonó las deudas de hasta 3 mil dólares. Esto significó 60 millones a favor de 26 mil familias.

Así no sólo apoyamos a los pequeños emprendedores para que cumplan sus sueños, sino que además financiamos a los gobiernos locales para que realicen obras históricamente postergadas, y que hoy ya son una realidad para su bienestar.

§

La naturaleza es nuestro mayor tesoro, y por eso la cuidamos tanto. Logramos el canje de deuda por conservación más grande en la historia de la humanidad: 1.600 millones de dólares de canje deuda a cambio de proteger la Reserva Marina de Galápagos y la Reserva Hermandad, que conforman 198.000 kilómetros cuadrados de superficie, y garantizan la preservación al menos de 2.500 especies marinas.

Así mismo, hemos conseguido 400 millones de cooperación internacional, para alcanzar las metas hacia la transición ecológica. 

Hoy contamos con 11 nuevas áreas de protección hídrica, que incluyen bosques y páramos. Hasta mayo del 2021 había 54 mil hectáreas protegidas; ahora son 173 mil, más del triple.

Es motivo de alegría poder afirmar que nuestro país se ha posicionado, en mi Gobierno, como líder regional y mundial en conservación. 

§

Hoy, gracias a la renegociación de contratos petroleros, esta industria nacional ya no es botín de la corrupción. Y cada día trabajamos para que su producción alcance los más exigentes estándares de cuidado ambiental.

La venta de petróleo nos da vitales recursos para salud, educación, vivienda, protección social, trabajo y seguridad.

En cuanto al servicio energético, hoy más ecuatorianos tienen acceso a la electricidad, lo que significa más productividad y más ingresos para las familias.

Al finalizar el 2022, el Ecuador tenía una cobertura del 97,3%, superando la media regional del 95,9%. 

En lo que respecta a minería, con apenas dos minas en producción, Mirador y Fruta del Norte, en el 2022 las exportaciones fueron por 2.775 millones de dólares, el cuarto rubro de exportaciones. Esto quiere decir el 32% más que el mismo período del 2021.

Y en el primer trimestre de este año, fueron 800 millones en exportaciones.

Apoyamos a la minería formal y responsable porque genera recursos para todos, dinamiza las economías locales y genera mucho empleo. A marzo de este año, la minería tenía 168 mil empleos directos e indirectos.

Esto tiene un efecto directo en recaudación tributaria. En el 2022, este sector pagó impuestos por 670 millones, 92% más que en el 2021.

Por supuesto, siempre combatiremos la minería ilegal, que es fuente de corrupción, evasión tributaria y hasta violencia.

Por eso reactivamos la Comisión Especial de Combate a la Minería Ilegal, declarando a esta actividad como una amenaza a la seguridad del Estado. Eso ha permitido a nuestras Fuerzas Armadas realizar constantes y exitosos operativos.

§

La conectividad es uno de los grandes desafíos de nuestros tiempos. Mi Gobierno ha reducido la brecha tecnológica, beneficiando a miles de estudiantes y ciudadanos con 6700 puntos wifi gratuitos en escuelas, centros de salud, espacios e instituciones públicas.

59 parroquias rurales gozan ya de nueva infraestructura de servicio móvil avanzado, que conecta a 351 mil ciudadanos. Y alcanzamos 1600 localidades repotenciadas con tecnología 4G, en 186 cantones de 24 provincias, conectando así a 3 millones de personas.

¡Eso es democratizar las nuevas tecnologías!

Queridos amigos:

El Ecuador es un país privilegiado con maravillas naturales en sus cuatro regiones, y con ciudades llenas de historia, arte y cultura.

Por eso hemos impulsado tanto al turismo, una actividad que genera trabajo para alrededor de 600 mil ecuatorianos. Conscientes del tremendo potencial de este sector, hemos adoptado medidas que promueven su crecimiento.

Redujimos el IVA al 8% durante los feriados para estimular el consumo de turistas nacionales y extranjeros.

Eliminamos el IVA en acomodación para foráneos, así como el Impuesto a la Salida de Divisas para aerolíneas extranjeras. Y desde este junio se reducirá la tasa EcoDelta, que representaba un valor de 50 dólares para cada ecuatoriano que viajaba al extranjero. Esta medida abaratará considerablemente el precio de los boletos aéreos.

Creamos planes de crédito con facilidades de intereses y plazos para apoyar a los pequeños negocios turísticos, y reestructuramos las deudas del sector con el SRI, IESS, BanEcuador y CFN. Con este respiro financiero, muchos negocios hoy son prósperos y crean empleo.

A diciembre del 2022, el Ecuador había recuperado el 85% de conectividad internacional, con 292 frecuencias en 25 rutas, lo cual se refleja en las cifras de visitantes.

En el 2021 hubo 590 mil llegadas, mientras que en el 2022 la cantidad subió a un millón 215 mil.

Algo que nos alegra mucho, es que todos los feriados del 2022 dejaron 482 millones de dólares por concepto de gastos de los turistas, la cifra más alta desde el 2015. Eso significó más ingresos para miles de familias ecuatorianas.

Asimismo, BanEcuador dispone de al menos 100 millones de dólares para este sector. Y 20 millones en otro tipo de créditos, al 5% de interés y 10 años plazo, para dos mil establecimientos entre bares, hoteles, restaurantes, etc.

§

Seguimos apoyando a los artistas y creadores a través de nuestro emblemático Teatro del Barrio, que ya cuenta con 62 proyectos en 14 provincias del país.

Para este 2023, la meta es alcanzar 100 más en 50 cantones.

Niños, jóvenes y adultos han encontrado un hermoso espacio de recreación, intercambio comunitario, buena vecindad, alejados de la violencia y las drogas.

Con orgullo podemos decir que el Teatro del Barrio se ha convertido ya en una poderosa herramienta para fortalecer el tejido social. 

Pero además, hemos apoyado con recursos a 400 proyectos de artes literarias, audiovisuales, musicales, escénicas e investigación patrimonial, que a su vez han generado empleo.

Ahí está Juan Carlos Alarcón, de la ciudad de Manta, que está llevando a cabo su Proyecto “Cine a orillas del mar”.

O Freddy González, de Jipijapa, que se benefició primero de 14 mil dólares y luego de 22 mil, para su proyecto de batucada Los Inocencios.

De igual manera, nuestro gobierno declaró al deporte como política de Estado, y puso en marcha el programa Hincha de Mi Barrio, único en la historia del Ecuador.

Hoy llegamos a 106 barrios y 6 centros de adolescentes infractores en 15 provincias.

A través de Hincha de Mi Barrio, niños y jóvenes aprenden valores, hábitos saludables, y disciplina. 

El deporte es uno de los mejores caminos para promover la salud física y mental, la seguridad, la integración del barrio, e incluso el desarrollo económico.

Hemos destinado 45 millones de dólares para que 474 organizaciones deportivas provinciales, cantonales y barriales, para que ellas fomenten la actividad física y deportiva.

E invertiremos 70 millones para preparar a nuestros deportistas con miras a los Juegos Olímpicos de París en 2024.

Solo en el 2022 invertimos 14 millones para que nuestros atletas participen en 280 torneos internacionales, en los que obtuvieron 1.367 medallas.

¡Nunca un gobierno ha apoyado tanto a los deportistas y a los artistas!

§

No podemos construir una sociedad justa sin igualdad de oportunidades, derechos y obligaciones para ambos géneros.

Para generar oportunidades para las mujeres, necesitamos impulsar su inclusión social e independencia económica. 

De forma inédita en la historia del país, creamos el Ministerio de la Mujer y Derechos Humanos. Y pusimos en marcha los Centros Violeta.

Estos son espacios con profesionales que brindan atención de trabajo social, sicología y asesoría jurídica a mujeres que han sufrido algún tipo de violencia, así como a sus hijos.

Además, impulsamos el Registro Único de Violencia, con el fin de focalizar los servicios de protección y prevenir los femicidios. Firmamos 26 convenios con organizaciones de la sociedad civil a través de casas de acogida y centros de atención integral.

Así apoyamos a las víctimas, con la protección necesaria para reconstruir sus vidas.

De igual manera, seguimos fortaleciendo la Secretaría de Gestión y Desarrollo de Pueblos y Nacionalidades Indígenas, con el fin de salvaguardar su patrimonio cultural y saberes ancestrales a través de proyectos de desarrollo integral.

Durante el 2022 apoyamos 56 proyectos en las 15 provincias con mayor presencia de nacionalidades, para garantizar de forma efectiva los derechos colectivos de los pueblos y nacionalidades.

§

He dejado para el final un tema que hoy nos preocupa a todos: la seguridad ciudadana. Enfrentamos una etapa difícil, pero seguimos combatiendo férreamente a las mafias que quieren destruir a la sociedad.

¡Y no bajaremos los brazos ni un solo momento!

El año pasado declaramos al narcotráfico como el principal enemigo del Ecuador, a la minería ilegal como una amenaza a la seguridad del Estado. Y el Consejo de Seguridad Nacional decidió declarar a ciertos actos delictivos como terrorismo.

Esta es una lucha que no solo compete al gobierno. Es un problema del Estado ecuatoriano y, como tal, demanda que todos actuemos en conjunto.

No podemos permitir que el crimen organizado pretenda dominar al Ecuador con la complicidad de políticos traidores a la patria, o de malos servidores judiciales.

Nuestro apoyo total a las fuerzas del orden, a la Policía Nacional y  Fuerzas Armadas, cuyas capacidades cada día estamos fortaleciendo.

Permítanme graficar con cifras el trabajo que hemos hecho.

Durante mi gobierno la Policía ha realizado más de dos millones de operativos de control y orden público. ¡Dos millones! 

Eso significa –en promedio– 2730 operativos diarios.

Hemos desarticulado 3 mil organizaciones delictivas y decomisado 16 mil armas de fuego.

Hemos incautado, en dos años, la cifra récord de 420 toneladas de droga, cantidad histórica equivalente a cinco veces el promedio anual de lo decomisado en los últimos 15 años.

Pero el trabajo continúa.

Por eso estamos dotando a nuestros policías de más equipos, armas, municiones, chalecos antibalas, vehículos de patrullaje. Y también carros blindados que serán entregados a las Fuerzas Armadas para el combate al terrorismo.

Avanzamos hacia nuestro objetivo de incorporar 30 mil policías para completar los 80 mil efectivos hasta el 2025. 

En el 2022 se incorporaron 1624; en junio graduaremos a 8.500; hasta diciembre se incorporarán 5 mil policías más. 

Ahora contamos en el Gobierno con dos distinguidos exmilitares, Paco Moncayo y Wagner Bravo, expertos en tácticas de acción y seguridad, listos a entregar toda su experiencia para combatir a la delincuencia organizada y sus acciones.

Las Fuerzas Armadas, por su parte, en forma paralela a su misión sagrada de vigilar nuestras fronteras aérea, marítima y terrestre, siguen colaborando con la Policía Nacional en el patrullaje de ciudades y carreteras.

Hoy la gente mira y siente más la presencia de los uniformados en todo el territorio nacional. Eso brinda más seguridad a nuestras familias, a los negocios, a los lugares de diversión sana, a los espectáculos públicos. 

Nada detendrá nuestro combate a las mafias del narcotráfico y del crimen organizado.

Lo hacemos por la seguridad de las familias ecuatorianas, y por el bienestar de miles de negocios que se sienten amenazados por extorsionadores.

El hampa no solo genera hechos de violencia, sino que afecta, además, el normal desarrollo de las actividades comerciales.

Por eso nuestras fuerzas del orden tienen la disposición de enfrentarlas con toda la dureza que la ley les autoriza.

Siempre mi respaldo y gratitud, en nombre del Ecuador, a los queridos policías y militares que nos protegen de la delincuencia, inclusive arriesgando sus propias vidas.

¡Todo el país está junto a ustedes!

Finalmente:

Quiero decirles que –con voluntad, decisión y amor por el país– cualquiera puede construir carreteras, puentes, hospitales, o colegios.

Pero no todos pueden luchar con firmeza en contra de la corrupción, como ha hecho este gobierno en todo sentido, a toda hora y en todo lugar.

La corrupción es un monstruo cuyos tentáculos van abrazando a la sociedad si no se toman las medidas correctas y oportunas, tanto en el sector público como en el privado.

Como he dicho muchas veces, la corrupción corroe a la estructura del Estado y pone en riesgo a la misma democracia. 

¡Por eso la hemos combatido cada día!

Por eso pudimos recuperar 340 millones de dólares que se robaron del seguro social de la Policía. Por eso ordené la liquidación de Seguros Sucre, y terminé una estafa de 200 millones de dólares que sufría el Estado cada año.

Por eso me atreví a renegociar los contratos petroleros con China, y así romper una cadena de corrupción que le afectaba al país con cientos de millones de dólares, que iban a parar a manos corruptas. 

Pero corrupción también es intentar hacer pactos de impunidad; también es cobrar el sueldo sin trabajar o hacerlo mal; también es boicotear deliberadamente el desarrollo nacional; corrupción también es torcer la verdad e intentar engañar al pueblo ecuatoriano.

Este gobierno ha combatido a la corrupción en todo momento, desde el primer día. No solo queremos un Ecuador próspero y de bienestar, sino también libre de corrupción e impunidad.

¡Por eso me han atacado! ¡Y ahora todo el Ecuador lo sabe!

Ecuatorianos:

Antes de concluir, quiero agradecer al Vicepresidente de la República, doctor Alfredo Borrero Vega, por su inquebrantable respaldo a lo largo de estos últimos meses de amenazas y presiones. Nadie se atrevió jamás a cuestionar tu lealtad, querido Alfredo, y el Ecuador entero así lo valorará para siempre.

Este agradecimiento lo hago extensivo a cada uno de los miembros de mi Gabinete, que nunca bajaron su ritmo de trabajo a pesar de la incertidumbre y ataques. Lamentablemente, en demasiadas ocasiones las noticias negativas acaparan los grandes titulares, y a veces eso hace que su esfuerzo cotidiano y constante pierda todo el protagonismo que legítimamente merece. Pero hoy estamos aquí para reconocer y felicitar todo el trabajo que han hecho.

Muchas gracias a todos.

Amigos:

Yo no hablo sin antes poner en práctica aquello que predico. Mis más recientes decisiones han demostrado que estoy verdaderamente dispuesto a desprenderme del poder, más aún si se trata de proteger la democracia en el Ecuador.

No hay prueba más clara de ello que las elecciones que están por convocarse.

En esta fecha patriótica, este 24 de mayo en el que celebramos nuestra independencia, exhorto a los demócratas de nuestro país a reflexionar sobre el futuro y la necesidad de llegar a consensos mínimos. 

El diálogo es la mejor herramienta de la democracia. El país requiere que todos los actores políticos y sociales nos sentemos a definir las mejores estrategias para resolver problemas complejos como la pobreza y la delincuencia.

Necesitamos de proyectos nacionales y objetivos comunes que encaminen al país hacia un mismo horizonte. Por los más pobres, por los más vulnerables, por los humildes, por todos aquellos que confían en que sus líderes trabajarán por ellos y por su futuro, es tiempo de concretar un acuerdo llamado Ecuador.

Muchas gracias, y que Dios bendiga al Ecuador.

Emilia Pazymino 150x150
Emilia Paz y Miño
Periodista y fotógrafa. Cubre temas de medio ambiente. También le interesan temas de género y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.