Es una tarde soleada de miércoles. Decenas de niños y niñas corren detrás de una pelota en una improvisada cancha de fútbol, junto al Centro de Educación y Gestión Ambiental (Cegam) de Tumbaco, un valle en las afueras de Quito. Todos los pequeños son hijos de los doce recicladores que trabajan en la zona y están, ahí esa tarde, reunidos para festejar la Navidad. 

➜ Otras Noticias

Sus risas se escuchan por todo el lugar y nada, ni siquiera el fuerte sol que obliga a cerrar los ojos, parece cansarlos. Los niños que son demasiado pequeños para jugar fútbol están en un pequeño patio del Cegam. Juegan sobre los adoquines con tapas de botellas de plástico de colores; están tan entretenidos que no parecen reparar lo que pasa a su alrededor: la entrega de regalos a los hijos e hijas de los recicladores.

juguetes reciclados

Niño juega con tapas de plástico en el Cegam de Tumbaco. Fotografía de Doménica Montaño para GK.

Pero no es una entrega de regalos común, como las que hacen decenas de fundaciones y organizaciones sociales a pocos días de Navidad. Esta entrega es parte de la iniciativa “Recicla tu juguete”, un proyecto creado por la activista María Luisa Cruz para impulsar lo que llama una “Navidad verde”. 

Es verde, explica Cruz, porque ninguno de los regalos que recibirán los más de 100 hijos de recicladores de la capital son nuevos. Tampoco son viejos; son —como el nombre de la iniciativa lo dice— juguetes reciclados. Juguetes que días antes, cientos de niños y jóvenes del colegio privado de Quito donó a este proyecto. Tiene dos objetivos: uno, que los juguetes o peluches que ya no usan no terminen enterrados en el relleno sanitario de Quito, y dos, que los hijos de recicladores puedan tener un regalo en esta Navidad. 

María Luisa Cruz, creadora de la iniciativa, lleva varios años trabajando con las gestoras ambientales o recicladoras de base, y cuenta que ha visto muchas veces a niños y niñas, hijos de recicladoras, “buscar entre las toneladas de escombros, cartones y plásticos, un juguete para sonreír en estas fechas”. Por esa experiencia y del deseo de vivir una Navidad con menos contaminación, Cruz creó “Recicla tu juguete” para marcar una diferencia en estas fiestas. 

La activista, que cursa un doctorado en Ambiente, explica que la iniciativa tiene como objetivo “dar una segunda oportunidad de uso a un juguete que en nuestros hogares ya cumplió su misión”. Los juguetes, dice la activista, están llegando a otros lugares con el “doble sentido de alegrar a los hijos de las recicladoras y a niños que viven en zonas ambientalmente vulnerables, y además evitar que estos lleguen a grandes botaderos donde serán enterrados”. 

Fernando Moya, coordinador zonal del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, dice que en Quito, cada día se “generan más de dos mil toneladas de residuos, de los cuales solo el 4% son reciclados”. 

reciclaje

Reciclaje en el Centro de Educación y Gestión Ambiental (Cegam) de Tumbaco. Fotografía de Doménica Montaño para GK.

Un informe de la iniciativa Quito Cómo Vamos dice que en 2020, hubo 694.687 toneladas de residuos sólidos, de las cuales solo el 0,03% se aprovechó en reciclaje. Lo demás, dice el mismo informe, fue dispuesto y enterrado en el relleno sanitario El Inga.  Para que eso no siga pasando es importante cambiar, dice Moya, y es por eso que el trabajo de cientos de recicladores, en su mayoría mujeres, es “una labor silenciosa pero de mucho valor”. María Luisa Cruz, dice que “Recicla tu juguete” es una forma de valorar esa labor. 

La iniciativa es diferente a muchas otras que hay en la ciudad para donar juguetes, ropa o alimentos en Navidad. Cruz dice que es un proyecto innovador en Quito que ha planteado una “alternativa y mensaje para que se dé una segunda oportunidad a lo que usamos”. Según Cruz, a través de esta iniciativa se pretende ser un ejemplo para que las personas puedan cambiar  sus hábitos de consumo y que así puedan haber Navidades más sostenibles. 

El proyecto también es diferente porque es más cercano a los niños a los que llegarán los juguetes. Los cientos de estudiantes que decidieron donar sus juguetes no solo los entregaron al colegio, como pasa usualmente con otras iniciativas, sino que escribieron una carta para el niño o la niña que recibiría su juguete. 

Una de esas cartas dice:

Si mi sonrisa te sirve de adorno en Navidad, cuenta con ella, si mi mano te es de ayuda, tienes las dos, y si mi corazón te trae felicidad es todo tuyo. FELIZ NAVIDAD. 

María Luisa Cruz cuenta que la idea de las cartas no fue de ella, sino de los estudiantes que “tomaron las riendas de la iniciativa”. Cruz explica que los estudiantes dejaron claro que no solo querían entregar un objeto, sino también una carta donde se plasmara el valor que ese juguete representó para ellos en alguna etapa de su vida. “Varios de los juguetes han sido sus preferidos, otros obsequiados por sus abuelitos o familiares que ya no están”, dice Cruz.

§

La entrega de los regalos en el Cegam de Tumbaco es breve. Los 30 niños y niñas hijos de recicladores se distribuyen en dos filas divididas en una de niñas y una de niños, y formados en orden y saltando de la emoción van recibiendo sus regalos, que los están entregando María Luisa Cruz y su colega Jessenia Albán. Los niños ríen y decenas de gracias de  agudas voces se escuchan; también se oye “mira mami”, “oh, qué lindo un peluche”, “un carro, un carro”, y el sonido de sirenas, música y pitos de los juguetes siendo usados por sus nuevos dueños. Ninguno de los regalos está en su empaque original y, aún así, pareciera que nada podría arrebatarles la felicidad. 

juguetes reciclados

Entrega de juguetes reciclados en el Cegam de Tumbaco. Fotografía de Doménica Montaño para GK.

Sus padres, al verlos, también sonríen y se le acercan a María Luisa Cruz y a su colega para agradecerles por esta iniciativa. Gloria Quinchimbla, una de las recicladoras del Cegam, dice que está agradecida “porque usted sabe que un juguete para un niño es la alegría de uno”.

§

La contagiosa alegría de los niños y sus padres en la entrega de regalos sobrepasa la felicidad que ya parecía insuperable el día en que los estudiantes del colegio privado en Quito donaron sus juguetes. 

Era un viernes a las nueve de la mañana, el sol de Quito golpeaba con fuerza sobre la piel, y en el patio del colegio, la escena parecía sacada de una película de Navidad: cientos de juguetes apiladas en fundas y cartones que decenas de estudiantes habían donado estaban junto a una mesa, y frente a ellos, Juana Iza, presidenta de la Red de Recicladores del Ecuador (Renarec), sonreía. 

Estaba vestida con una blusa blanca y su chaleco azul que la identifica como parte de Renarec, llevaba puesta una mascarilla blanca que cubría la mitad de su rostro moreno y aún así sus ojos la delataban, irradiaban agradecimiento y felicidad. 

juguetes reciclados

Juana Iza, presidenta de la Renarec. Fotografía de Doménica Montaño para GK.

En un corto discurso esa mañana, Juanita Iza dijo “cómo me gustaría de corazón verles a todos los estudiantes aquí y agradecerles a cada uno de ellos por esta importante labor que han hecho, por este proyecto, por entregar sus juguetitos para dar una sonrisa a cada uno de los hijos de los recicladores de base”. 

Y sí que hubo sonrisas. Según Cruz, en menos de una semana más de 1500 familias recicladoras de la Renarec, recicladoras independientes y recicladoras informales han sido beneficiadas con esta iniciativa. Pero además, se espera que una parte de los regalos recolectados lleguen también “a niños de zonas que han sido afectadas por desastres ambientales en estos años”.

“Recicla tu juguete” llegará a niños que fueron afectados por el aluvión de la Gasca, a familias que han visto su salud vulnerada por del relleno sanitario en el sur de la ciudad, a niños y niñas que han sido afectados por el mal manejo de escombreras y a personas que están en riesgo por el afluente del Río Monjas.

Pero la iniciativa no tiene por qué terminar ahora, me dice Juanita Iza mientras sostiene en sus brazos un peluche de mono que donaron los estudiantes del colegio. “Me siento orgullosa de ver esta iniciativa y espero que no sea solamente este año, sino que sean muchos años más, que nos sigan ayudando, que sigan sacando una sonrisa a los hijos de los recicladores”, dice Iza. 

María Luisa Cruz dice que “estamos convencidos que las grandes acciones tienen que tener continuidad y respaldo, por lo que invitamos a la sociedad y proponemos que ‘Recicla tu juguete’ pueda ser aplicado por muchos años más”. El objetivo, dice Cruz, será seguir “llevando sonrisas”, pero también seguir sensibilizando a las personas. El proyecto quiere ser, sobre todo, una forma de enseñar qué es el reciclaje y cómo funciona, y por eso, quisiera que en 2023 más colegios se unan a la iniciativa. 

Juanita Iza dice que quisiera que la iniciativa se haga de nuevo para usar ese espacio para concientizar sobre la importancia del reciclaje. Además, en esta Navidad, su deseo es que las personas reciclen y separen los residuos en sus casas para que luego los entreguen a un reciclador. “Nosotros ya no queremos seguir manipulando en las fundas, nosotros queremos también tener un trabajo digno”, dice.

juguetes reciclados

Recicladores del Cegam de Tumbaco reciben una funda de caramelos. Fotografía de Doménica Montaño para GK.

Otra cosa que Iza quisiera es que las personas salieran “a trabajar con nosotros un día, que hagan el reciclaje con nosotros y vean el trabajo que venimos realizando por muchos años”. La idea, dice la presidenta de la Renarec, es que de a poco, la sociedad empiece a valorar el trabajo de recicladores y recicladoras que como ella, llevan hasta más de 50 años haciendo este trabajo que es tan importante para el medioambiente. Finalmente, María Luisa Cruz tiene un último deseo y es que esta Navidad y las futuras Navidades puedan ser verdes.

 *Autoridades del colegio pidieron no mencionar el nombre de la institución en este texto. 

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR