Películas de terror, sí. ¿Qué mejor plan para el mes de Halloween? 

Más allá de los disfraces, de asustar a la gente y de los dulces, la relación más intensa que existe en estas fechas es con filmes diseñados para enfrentar al espectador con el miedo, con el horror. Una sensación humana importante. Necesaria.

Última Actualización: 30 octubre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Con el cine de terror se activan varias cosas. Está la misma catarsis que ayuda a que las emociones fuertes y la tensión del día a día encuentren una forma de escape

PUBLICIDAD

Está también la posibilidad de encontrar en la violencia y el miedo un espacio de reflexión adicional sobre la vida misma y los mecanismos de supervivencia que el ser humano tiene a su alcance.

En el fondo, uno siempre espera que triunfe el bien sobre el mal. Ese gesto y esperanza es una buena razón para acercarse a 10 de estas películas que, con diversos tonos e historias, ofrecen una gran justificación para ver cine en Halloween. 

Películas para asustar, entretener, divertir e impactar.

Si tienes cuenta en Netflix, Mubi, HBO Max y Amazon Prime, pasa por estos filmes:

Películas en Netflix

Hush, 2016, de Mike Flanagan

Ya para su tercera película, Mike Flanagan dejaba en claro el tipo de realizador en el que se estaba convirtiendo. 

Pocos años antes de The Haunting of Hill House, The Haunting of Bly Manor, Midhight Mass, The Midnight Club y su aproximación a la obra de Stephen King con Doctor Sleep y Gerald’s Game, Flanagan hizo una película de terror en la que mezcla el cine de invasión del hogar con el slasher, esas películas donde un tipo, casi con poderes sobrenaturales, decide salir a matar a toda persona que se mueva, usando un cuchillo como arma principal.

Hush —se la puede encontrar como Silencio— se centra en la escritora Maddie Young —interpretada por Katie Siegel, quien también coescribe con Flanagan el guión— que imposibilitada de oír y de hablar, está en una cabaña, tratando de avanzar en su nueva obra. 

Una noche, un tipo con una máscara empieza a aterrorizarla e intenta matarla, solo por el placer de hacerlo. 

La película funciona porque en el fondo es la clásica historia del gato que caza al ratón, con un giro que aumenta la tensión. 

Nosotros vemos y escuchamos lo que el asesino hace, pero la mayoría de veces Maddie no se da cuenta porque no escucha. 

La noción de la final girl —la chica que siempre queda al final de las películas del horror, y que debe enfrentarse al villano— es trastocada: ella siempre está en peligro, incluso cuando parece que ya no lo está.

Belzebuth, de Emilio Portes, 2016

PUBLICIDAD

El cine de horror de México siempre ha sido uno de los más fuertes de la región. 

Este filme de Emilio Portes lo demuestra. Belzebuth tiene en sus primeros 40 minutos los momentos más desesperantes y desesperanzadores que haya regalado una película en los últimos años. 

Bebés recién nacidos son asesinados, niños son víctimas de atentados ante la vista de sus padres, explosiones en cines para acabar con los más jóvenes. 

Todo es intenso.

En Belzebuth, el personaje que interpreta Joaquín Cosío debe investigar estos crímenes mientras hace las paces con su pasado. 

En el medio, un sacerdote excomulgado aparece para dar luces —Tobin Bell, el John Kramer de la saga de Saw— y un demonio se convierte en el villano, dispuesto a hacer lo que sea por llevar a cabo su misión. El detective la va a tener complicada en una película en la que casi pasa de todo.

Eso sí, Belzebuth tiene un monstruo que aparece en un punto de la película con un diseño realmente espeluznante

Annihilation, de Alex Garland, 2018

Esta película de Alex Garland toma elementos de la ciencia ficción y del body horror —ese cine en el que el horror es la transformación del cuerpo en algo grotesco— para encapsular esta historia sobre la culpa. 

Lena —Natalie Portman— acepta ir a un territorio en el que cayó un meteorito, con el que vida extraterrestre llegó a la Tierra. 

¿El conflicto? Lo hace para entender lo que sucedió con su esposo, Eric Bana, el único sobreviviente de un equipo que previamente había entrado a esa zona. Desde su retorno, él permanece en coma.

Garland muestra ese nuevo espacio como si se tratara de un sueño, sobre todo por los colores y la forma de plantas y animales. 

En este espacio, la fuerza extraterrestre es capaz de alterar el ADN de cualquier ser vivo —incluyendo el del ser humano— para generar una nueva existencia, como si fuese algo inevitable.

Y en eso inevitable surge lo trágico. Para Garland el horror está en las decisiones personales, que incluso pueden llegar a poner en peligro a toda la humanidad. 

Películas en Mubi

Hellraiser, de Clive Barker, 1987

Si bien en esta época ya se puede ver el remake de este filme; es esta, su versión original, la que le dio la vuelta a las películas sobre demonios y criaturas infernales

Aquí existe una especie de cubo Rubik que puede abrir un portal que permite que unos seres llamados cenobitas.

Se los busca por poder, por conseguir algo de valor y ellos cumplen. Pero a su manera.

Estas creaciones del también escritor Clive Barker son impresionantes. Vestidos como si fuesen fanáticos enfermos del sadomasoquismo, ven en el dolor físico el único camino para conseguir poder, conocimiento y belleza. 

Mientras una chica descubre que su tío —que abrió el portal— ha regresado de ese infierno, ella entra en contacto con los cenobitas para decirles que una de sus víctimas se les ha escapado. Pero no la tendrá sencillo.

Más de 30 años después, Hellraiser tiene todavía escenas que siguen siendo terroríficas.

Titane, de Julia Ducournau, 2021

Titane no es para todo el mundo. Pero debería ser vista por todo el mundo

Ducournau ya voló la cabeza a media humanidad con su Raw, su primera película, de 2016, pero aquí dobla la apuesta. 

Alexia tiene una placa de titanio en la cabeza y una conexión con los autos que la lleva, incluso, a tener sexo con un par de automóviles —sí, leíste bien.

Además, Alexia es una asesina serial.

Ducournau se mueve a medio camino del body horror y del drama y mientras nos enfrentamos a una película extraña, con una personaje particular —Agathe Rousselle actúa por primera vez y regala un rol impresionante—, empezamos a sentir la dimensión de la tristeza y soledad de todos los seres que aparecen en pantalla. 

Alexia está en proceso de transformación que es probable que la termine matando, pero lo cierto es que ese camino que ella recorre es también una manera para destruir nociones sobre humanidad. Al final, el objetivo de Titane es impactar, pero al mismo tiempo afectar.

Titane ganó la prestigiosa Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, en 2021.

Películas en HBO Max

Studio 666, de BJ McDonnell (probablemente un seudónimo de Dave Grohl), 2022

A esta altura del partido y con la muerte de Taylor Hawkins, este proyecto de los Foo Fighters casi pasa desapercibido. 

Esta es una película de horror y de comedia en la que la banda de Dave Grohl —quienes se interpretan a sí mismos— se encierra en una mansión en Los Ángeles para grabar su nuevo disco.

Y claro, en la mansión hay un espíritu maligno que se alimenta de los seres que asesina.

Por eso, no es de extrañarse que los Foo Fighters empiecen a ser asesinados de las maneras más brutales y ridículas. 

Si bien el humor ha sido una de las bases en el trabajo audiovisual de esta banda —especialmente en videos musicales—, en esta ocasión ese humor roza lo absurdo y lo grotesco. Porque no hay de otra, este proyecto es extraño y al mismo tiempo necesario.

Uno de los puntos más fuertes es la actuación de Rami Jaffe, el tecladista del grupo. 

Un tipo en eterna búsqueda de tener sexo que funciona muy bien como comic relief.  

Hay que prestarle especial atención a Jenna Ortega —la nueva Merlina Adams, de la serie que va a presentar Tim Burton en Netflix— considerada la nueva scream queen del cine de horror de Estados Unidos.

Possessor, de Brandon Cronenberg, 2020

El hijo de David Cronenberg es un cineasta que se las trae y que parece caminar en el mismo sendero de su padre. 

En Possessor, Cronenberg cuenta la historia de Tasya Vos, una asesina por contrato que para cumplir sus misiones en “insertada” en el cuerpo de otras personas: a esos seres se les implanta un chip en el cerebro y Tasya, a través de una máquina especial puede tomar posesión de esos cuerpos

Una vez que cumple con su misión y asesina a quien debe asesinar, ella puede regresar a su cuerpo si hace que la persona que usó se suicide.

Sí, una historia para toda la familia.

Cronenberg hijo escoge la ciencia ficción y el horror psicológico para esta película que habla sobre la identidad, la fatiga por el trabajo y la sensación de no pertenencia. El terror es estar distanciado y fuera de lugar.

Y luego de una misión que tiene su cuota de errores, Vos es imposibilitada de salir del cuerpo de la persona que había poseído. La locura está a punto de estallar.

Andrea Riseborough es magnífica como Tasya Vos y Cronenberg es capaz de colocarla en espacios en los que las imágenes pesadillescas con la única manera para aceptar que lo que está sucediendo va a terminar mal.

Hereditary, de Ari Aster, 2018

El debut del escritor y director Ari Aster es una maravilla. 

Una película sobre seres sobrenaturales y un culto que tiene contra la pared a una familia, que queda expuesta en una situación que no comprenden y que probablemente acabará con ellos.

 Aster hace películas sobre seres que adoran a deidades que no esperan que cometan los actos más altruistas, pero coloca suficientes capas de tensión y detalles, que a veces exige que el espectador vuelva a ciertas escenas para entender todo lo que sucede. 

Es posible que no quede claro de entrada lo que pasa, pero en Hereditary, Aster aterra —Toni Collette, al final de la película, lo hace. 

Sobre todo porque al tomar la idea de la posesión demoníaca y darle completamente la vuelta, Aster revoluciona porque muestra lo suficiente, pero mucho de lo que sucede no queda a la vista. Hereditary es simplemente maravillosa.

Películas en Amazon Prime

Låt den rätte komma in, de Tomas Alfredson, 2008

Tomas Alfredson lleva al cine la increíble novela de John Ajvide Lindqvist en la que hay una niña vampiro y un niño retraído víctima de bullying en su escuela que hacen contacto y empiezan una forma de relación, de cuidado mutuo, que termina por encaminarlos en una dirección de la que no podrán girar.

Esta, la versión sueca y original de Déjame entrar — Let the right one in, es mucho más terrorífica que la versión hollywoodense por una sencilla razón: Alfredson no se toma en serio la gramática propia del cine de horror y se decanta por una aproximación mucho más seria a lo que sucede con los personajes —Oskar y Eli. 

Por eso, cuando el terror tiene que aparecer en pantalla, porque hay una vampiro en esta película, el efecto es realmente estremecedor.

Particular atención a la escena del enfrentamiento final entre Oskar y sus bullies. Es quizás una de las mejores formas en que la violencia de los monstruos se ha podido registrar en el cine.

The Collector, de Marcus Dunstan, 2009

La primera película de una trilogía que no ha podido ser terminada. The Collector es una historia que Dunstan y Patrick Melton escribieron a manera de actualización del slasher

Pero ya no hay necesidad de venganza en el mundo de los sueños, o de matar a todos los chicos de un campamento como muestra de rechazo por haberlo dejado morir —si, referencias a Freddy Krueger y Jason Voorhees, respectivamente. 

Este es el momento del asesino que lo hace por deporte, para coleccionar: mata a todo el mundo en una casa, pero se lleva a una sola persona, viva, como trofeo.

Lo particular de este slasher es que las trampas con las que asesina y captura a sus presas son una absoluta locura, que consiguen recordar algunas de las cosas que se ha visto en la saga Saw —que extrañamente fue el punto de partida de esta película: se hizo el guión como precuela para Saw— y que terminan por darle el tono a la historia.

Porque The Collector es desesperante y mantiene la tensión casi todo el momento. 

Si bien ya se conocen todos los recursos en este tipo de historia —como que cuando parece que el villano ha muerto, pues, oh sorpresa, sigue vivo—, Dunstan los usa sin problema y los refuerza todo el tiempo. Sí, es más de lo mismo, pero multiplicado por 20.

En 2012 apareció una secuela, The Collection. Y en 2019 empezó el rodaje de la tercera y última parte, The Collected, pero luego de 8 días de rodaje se interrumpió. 

Hasta el momento no hay noticias sobre si se terminará o no la trilogía.

Eduardo Varas 100x100
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR