La campeona olímpica Neisi Dajomes es una mujer de profunda fe. Cuando habla de la alegría, la tristeza y la nostalgia que se le entremezclaron al ganar el oro en levantamiento de pesas en Tokio 2020, dice que sintió que “Dios obraba en ella”.

Pero su fe es, también, en ella misma, en la convicción del valor del esfuerzo personal. En la tenacidad con la que se persigue un sueño. Dice que su carrera deportiva —que lleva ya 13 años, pues empezó a levantar pesas cuando tenía 11— ha estado impulsada por su amor y compromiso por su familia.

Por eso, admite, fue paradójico triunfar en las Olimpiadas de 2020, que se tuvieron que celebrar un año después, porque la pandemia del covid-19 paralizó al mundo. Su madre y su hermano, cuyos nombres escribió en las férreas manos que levantaron las pesas que le dieron el oro, ya no estaban en este mundo para celebrar con ella. “Si París viene, será por mí”, dice. Hay cosas que los seres humanos hacemos por los demás, pero quizá los desafíos más complejos son los que vencemos por nosotros mismos.

Neisi Dajomes, atleta ecuatoriana de padres colombianos refugiados, recorre en este episodio de Aurora, su vida. Habla de cómo Tokio le cambió la vida pero, mantuvo su esencia. Nunca olvidará, dice, la niña que fue. Aquella que “una vez no tuvo ni qué comer”.

Dajomes cuenta, con la transparencia genuina de quienes han triunfado, que se escapó de su casa para competir por primera vez. Era un torneo en Manabí. Allí conoció el mar. Luego, se subió a un avión. Viajó fuera del país. Conoció a gente de todo el mundo. Fue campeona mundial. Se dejó enamorar por el ego traicionero: en un campeonato mundial juvenil se petrificó, y no hizo ningún movimiento. 

PUBLICIDAD

Ahí, cuenta, se dio cuenta de que no podía vivir de su reputación, ni de pensar que era, por definición, mejor que los demás. Entendió que debía entrenar más fuerte y con más determinación, pues esa es la única ruta a la verdadera gloria —personal, deportiva y social.

Desde ese momento, se preparó para llegar a una olimpiada y subirse al pedestal más alto del podio. 

Su momento llegaría en 2021, aunque estuvo a punto de perdérselo: un falso positivo de covid-19 casi la deja sin viajar a Tokio. Pero era tan solo un escollo final antes de la prueba máxima de su carrera y su vida. “Gracias Dios”, gritó al soltar las pesas, tras el movimiento final, que le aseguraba el triunfo olímpico. Neisi Dajomes, en Aurora, es un testimonio del valor de la familia, de la cultura, del trabajo, del esfuerzo y la fe en uno mismo.


Este es el noveno episodio de Aurora, la nueva serie producida por GK con el apoyo de Executive Forums, sobre personajes ecuatorianos inspiradores cuya vida, trabajo e ideas promueven la democracia, la libertad, la ciencia y el progreso.

Aurora es presentada por Executive Forums, una comunidad global de líderes empresariales, expertos, inversionistas, emprendedores y socios que crecen juntos y se conectan en busca de valiosas oportunidades, comparten las mejores prácticas y se abren puertas el uno al otro.

Suscríbete a La Diaria
De lunes a jueves, las noticias más importantes en tu bandeja de entrada.

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==
Gk Logo 2021 150x150
GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR