En el video que se viralizó el 5 de septiembre de 2022 está el actor Chris Pine sentado en una de las butacas de una de las salas del Palazzo del Cinema di Venezia. Está a punto de iniciar la proyección de Don’t Worry Darling, la nueva película de la directora y actriz Olivia Wilde, en la que él tiene un rol importante. Pine aplaude y de pronto llega Harry Styles a su lado, el músico de pop más importante del mundo actual, que también tiene otro de los papeles principales en el filme.

Styles llega, se va a sentar en la butaca vacía junto a Pine y por su gesto y la reacción de Pine, pareciera que el cantante le escupió en los pies.

De golpe, todo el mundo se convirtió en detective. Empezó el proceso de revisar, cuadro a cuadro el video. Que sí lo hizo, que no fue así. Lo cierto es que no pasó. No hubo escupitajo, solo una extraña coincidencia de gestos y movimientos de cabezas que dan la impresión de que hubo una acción que, en realidad, nunca sucedió.

En horas de la tarde del martes 6 de septiembre, al menos desde el equipo de Pine se saldó la duda: nadie escupió a nadie. La representante de Pine dijo a la revista People que esta era “una historia ridícula”. Dijo que quería dejar claro que “Harry Styles no escupió sobre Chris Pine. No hay nada más que respecto entre estos dos hombres y cualquier sugerencia de algo distinto no es más que un barato intento de crear drama donde simplemente no existe”.

PUBLICIDAD

Caso cerrado, entonces.

El tema del escupitajo que no fue es solo la cereza del pastel de una producción atropellada y problemática, que no ha podido ocultar sus dramas, ni siquiera de cara a su estreno.

Última Actualización: 13 septiembre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

True Hollywood Story

Don’t Worry Darling es una película dramática con un fuerte componente de ciencia ficción. Desde su estreno en la actual edición del Festival de Venecia, las críticas no han sido benévolas. 

En realidad, la han enterrado. Se ha dicho que su guión es terrible y que la dirección de Wilde no funciona. Para Peter Bradshaw, el gran crítico de cine de The Guardian, esta es una “película abandonada en un desierto de falta de originalidad”.

Eso no significa necesariamente que el filme sea un desastre. Si hay algo en lo que todo el mundo concuerda es que la actriz principal, Florence Pugh —la hermana de Natasha Romanoff en Black Widow, para quienes no la puedan identificar—, es lo mejor de la película. Su actuación sostiene lo que sucede en Don’t Worry Darling. Tanto, que sobresale del resto de elementos y elenco de la película de manera evidente.

Black Widow

Scarlett Johansson y Florence Pugh protagonizaron Black Widow, la película de Marvel Studios de 2020. Fotografía de Marvel Studios.

Es alrededor de Pugh que la polémica ha ido creciendo en los últimos meses, pese a que tanto ella como Wilde han buscado distanciarse del drama en sus declaraciones públicas. Pero los detalles están ahí. 

Pugh ha decidido reducir su participación en la promoción de la película. Incluso se aseguró que no llegaría a la rueda de prensa del estreno del filme en el Festival de Venecia, porque estaba en Turquía, rodando la segunda parte de Dune. Pero Pugh no solo llegó a tiempo. Mientras el elenco y la directora estaban en la rueda de prensa, ella recorría las calles del Lido de Venecia, siendo fotografiada por paparazzis, con un spritz en la mano.

Una alerta evidente. Que se suma al hecho de que ella ha declinado hacer entrevistas sobre Don’t Worry Darling y que en Instagram, la red social en la que es tremendamente activa, no ha escrito absolutamente nada sobre la película. Lo sospechoso es que ella siempre publica sobre sus proyectos.

¿Qué ha pasado? Pues en julio de 2022, Sara Nathan publicó un artículo en Page Six en el que, de acuerdo a una fuente de la producción del filme, el malestar de Pugh y de gran parte del equipo se debió a la relación amorosa entre Olivia Wilde y Harry Styles, la que habría empezado durante el rodaje de la película.

“Olivia estaba todavía con Jason (Sudeikis, su anterior pareja y padre de sus dos hijos) cuando se enganchó con Harry”, explicó la fuente a Nathan. Eso habría indispuesto a gran parte del equipo y elenco. Durante las primeras semanas de rodaje, Sudeikis visitó el set en compañía de los hijos de ambos, “y creo que eso sacó de onda a mucha gente”, dijo la fuente. “Te puedo decir que, para Flo, ver a Olivia y a Harry todo el rato en el plató no le sentó bien, ya que Olivia aún estaba con Jason cuando se enrolló por primera vez con Harry”, dijo.

Esto se une a reportes de que Styles —si bien una de las estrellas más reconocidas del momento y una de las razones por las que la gente iría al cine a ver el filme— ganó mucho más que Pugh y que el resto del elenco. Mientras Pugh habría recibido 700 mil dólares por el rol principal, Harry Styles se habría llevado 2,5 millones de dólares por su papel secundario. Incluso Chris Pine habría cobrado 600 mil. En una entrevista para Variety, Wilde negó esto, aduciendo que se trataban de invenciones de los tabloides. 

Pero eso no es todo.

Ese asunto de Shia LaBeouf

Cuando se anunciaron los nombres de los principales actores de la película, en abril de 2020, el nombre de Shia LaBeouf estaba ahí. En septiembre de ese mismo año, un mes antes de iniciar el rodaje, LaBeouf salió del proyecto y fue reemplazado por Styles.

En la entrevista para Variety, Wilde se refirió al tema. “Digo esto como alguien que es un gran admiradora de su trabajo”, empezó diciendo Wilde, como la antesala de un gran pero. Su proceso no era propicio para el ethos que exijo en mis producciones. Tiene un proceso que, en cierto modo, parece requerir una energía combativa, y personalmente no creo que eso conduzca a mejores actuaciones”, explicó la directora. “Creo que crear un entorno seguro y de confianza es la mejor manera de conseguir que la gente dé lo mejor de sí misma. En última instancia, mi responsabilidad es proteger a la producción y al reparto. Ese era mi trabajo”, le dijo Wilde a Variety. 

Meses después del anuncio de su salida, LaBeouf fue demandado por agresión sexual por su ex novia FKA Twigs. El juicio en su contra se realizará en abril de 2023.

Pero luego de la publicación de la entrevista, LaBeouf envió varios correos electrónicos a Variety en los que negaba haber sido despedido. La versión del actor es que dejó la película “por falta de tiempo de ensayo”. LaBeouf reenvió a la revista correos que le había escrito a Wilde luego de la publicación del artículo en el que le escribió. “Tú y yo sabemos las razones de mi salida. Dejé tu película porque tus actores y yo no encontrábamos tiempo para ensayar”. El actor le pedía a la directora que diga la verdad.

En este caso, parece tener la razón. LaBeouf envió capturas de conversaciones que tuvo con Wilde acerca de su salida y un video en el que ella le pedía que reconsiderara su renuncia.

Durante la rueda de prensa en el Festival de Venecia existió la advertencia a periodistas de no preguntar nada sobre LaBeouf. Obviamente, hubo preguntas sobre esta situación, pero los responsables de prensa del festival desviaron cualquier respuesta y pasaban a la siguiente pregunta.

Quizás Don’t Worry Darling no sea una buena película. Pero la historia que hay detrás de su producción, sí que da para una buena película.

Eduardo Varas 100x100
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR