La pelea nació virtual, en Twitter, y se volvió física en una cafetería en un centro comercial de Guayaquil. La tarde del 7 de junio de 2022, Juan Carlos Váscones, esposo de la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri, increpó a Omar Maluk, un profesor universitario, ex decano en la Escuela Politécnica del Litoral y profuso tuitero. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En al menos dos videos, se ve cómo Váscones y Maluk se increpan, manotean e insultan. En otro, se ve a Maluk lanzar un golpe al aire, mientras un grupo de personas los separa. 

PUBLICIDAD

Los demás comensales, observan, entre asustados y confundidos,  el desencuentro. Váscones fue a la cafetería, donde Maluk estaba reunido con un grupo de amigos. Apuntándolo con el índice y a gritos, le reclamó por varios mensajes que Maluk, asiduo crítico de la alcaldesa, ha publicado en la red social contra Viteri y Váscones.

En uno de ellos, del 4 de junio, Maluk le ofrecía a Váscones “una paliza”, en tono pueril. “Sólo tienes que avisarme dónde”, le dijo.  

Uno supondría que la pareja de un alto funcionario público no caería en provocaciones de esa ralea. Pero no fue el caso

Váscones hizo una captura de pantalla del mensaje de Maluk y le devolvió el desafío. “Tú no te metas con mi mujer, la paliza con gusto te la daré. No tengo que avisarte dónde, yo te encuentro”, dijo en Twitter.

Y, en efecto, lo encontró. Palabrotas fueron y vinieron. A mi esposa se la respeta”, dijo Váscones, entre apretones y manotazos al aire. Un par de amigos de Maluk trataron de intervenir para que el asunto no pasara a mayores, y en ese momento no se vio cruces de golpes. 

Tras el altercado, Maluk volvió a su desbocada cuenta de Twitter para dar y ampliar y volver a dar y ampliar su versión de lo que había pasado.

“Vino a sorprenderme con fotógrafo y guardaespaldas, gritando no te metas con mi mujer, y que a él le he dicho ‘come vieja’. A lo que le contesté: Cynthia Viteri es una autoridad y está sujeta a la crítica ciudadana y además joven no es», escribió Maluk.

Maluk y Váscones fueron contactados por GK, pero no hubo respuestas hasta el cierre de esta nota. 

PUBLICIDAD

Ayer, la alcaldesa de Guayaquil asistió a un encuentro de alcaldes con el presidente Guillermo Lasso, en Quito, sobre seguridad. Viteri llegó vestida con un terno café grisáceo y un buzo negro cuello de tortuga, un par de gafas negras que contrastaban con su pelo rubio. 

No solo su atuendo causó reacciones en redes sociales —hubo quienes la llamaron diva— sino su compañía: estaba acompañada de un contingente de camionetas municipales y más de dos docenas de policías metropolitanos de Guayaquil, una de las ciudades más peligrosas del país. Viteri aclaró que era la dotación que trabaja en el turno nocturno.

Antes del encuentro con el Presidente, dio una rueda de prensa flanqueada de su seguridad. Allí dijo habló de lo que ha hecho en su gestión para combatir la inseguridad. Sobre la reunión, dijo que iría “pero estoy segura de que si el presidente no presenta un plan de seguridad específico, si no da recursos, las balas, los vehículos, entonces habrá citado a una especie de escuelita cómica”.

En el último año, la alcaldesa ha tenido una tensa relación con el gobierno. Quizás el último hecho más escandaloso fue cuando insistió en clausurar escuelas y colegios luego de que el Ministerio de Educación ya había autorizado el regreso a clases presenciales

Gk Logo 2021 150x150
GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.