Aunque el desabastecimiento de medicinas comenzó con la llegada de la pandemia del Covid-19, esta solo se ha agravado. El 26 de mayo, el Colegio de Médicos de Pichincha, a través de varios representantes hospitalarios, denunciaron la falta de abastecimiento de insumos, dispositivos y medicamentos y el escaso mantenimiento preventivo de los equipos médicos en las instituciones de salud. Los médicos solicitaron que se establezca “la emergencia en el sistema de salud”.No hay insumos, no hay material para operar”, dijo Carlos Cárdenas, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha. También dijo que los pacientes no son recibidos en otras casas de salud porque tampoco tienen insumos para operar. Según explicó este problema se da porque se cambia el personal administrativo constantemente  y los procesos de compra se deben iniciar nuevamente. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Sin embargo, la ministra de Salud, Ximena Garzón, respondió este 27 de mayo de 2022 que “habría que preguntarles por qué (el Colegio de Médicos de Pichincha)” dice esto. Según ella, en la zona 9—que pertenece al Distrito Metropolitano de Quito— existe un abastecimiento del 70% a nivel general, y en el caso específico del hospital Pablo Arturo Suárez se llega a un “86 % de medicamentos y 88 % de dispositivos médicos”. Sin embargó, aclaró, que se están comprando los insumos necesarios, especialmente para las cirugías traumatológicas. 

PUBLICIDAD

A pesar de que Garzón asegura que no hay escasez de material médico y de medicinas todos los días miles de ecuatorianos reclaman y denuncian en redes sociales y en medios de comunicación los problemas en la atención y la falta de medicinas e insumos en hospitales públicos.

La corrupción

El problema del desabastecimiento se agrava porque según la ministra de Salud, los procesos de compra de medicamentos se deben detener cuando se detectan irregularidades. Según ella, su administración no permite que haya “procesos dirigidos o amarrados para impedir los procesos de corrupción”. Garzón aseguró que este problema “es difícil de afrontarlo, porque es un problema que lleva décadas”. Por ejemplo, dijo que en el hospital Enrique Garcés, ubicado en el sur de Quito, se encontró un caso “gravísimo” de corrupción: se estaban vendiendo a los pacientes los medicamentos que son gratuitos por lo que ya se han desvinculado varios servidores públicos a causa de este suceso, dijo la Ministra.

Garzón también dijo que se están realizando algunos cambios en los procedimientos de compra, porque actualmente “no existe un control en el precio de la compra de medicamentos, sin ningún control”. 

El sistema público de salud es responsable de atender el 60 % de la población, el 32 % se divide entre Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Instituto  de Seguridad Social de la Policía Nacional  (Isspol), Instituto  de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) y 8 % se hace atender en la red privada. 

Qué más ha pasado

La Federación Médica Ecuatoriana (FME) y autoridades gubernamentales del Ministerio de Salud Pública se reunirán el próximo lunes, 30 de mayo, en Quito para dialogar sobre la falta de medicamentos en la red pública de salud, según la FME.

Wilson Tenorio, presidente de la FME, dijo que su gremio pedirá que se adquiera de forma “dinámica” fármacos, insumos, dispositivos, reposición de equipos médicos obsoletos. Tenorio, también aseguró que esta agrupación exigirá al gobierno de Guillermo Lasso la estabilidad laboral del personal sanitario.

La escasez de medicamentos

En diciembre de 20221, la ministra Garzón dijo durante una comparecencia en la Asamblea Nacional, en la Comisión del Derecho a la Salud que “desabastecimiento sistemático” de fármacos fue durante 2018 y 2021. Además, Garzón aseguró que un 90% de fármacos del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB) no estaban catalogados porque los productores y distribuidores tenían una limitada capacidad de oferta y que el sistema de trazabilidad y auditoría no funciona. 

En medio de la crisis, el 25 de enero, el presidente Lasso dijo que la intención de su gobierno es establecer un esquema que permitiría a los pacientes de la red de salud pública obtener sus medicinas en farmacias privadas. Este anuncio ya había sido hecho en julio del año pasado por el vicepresidente Alfredo Borrero, médico de profesión. Lasso había explicado que, el Estado realizaría una compensación con los proveedores de medicamentos privados que entreguen medicinas a los pacientes de la red pública, sin embargo esta intención del gobierno de Lasso no se ha concretado.

Captura De Pantalla 2021 04 08 A Las 18.43.57 E1663876942101 150x150
Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.