A un año de la primera masacre carcelaria documentada en Ecuador, se volvió a registrar una nueva balacera en la Penitenciaría del Litoral, la prisión más violenta del país. GK conoció que los incidentes —detonaciones y disparos sonaban en los exteriores del recinto penitenciario— comenzaron a las seis de la tarde de este jueves 24 de febrero. Fueron familiares de las personas privadas de la libertad, e incluso presos, alarmados por la escala de violencia, quienes lo reportaron antes de que el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) lo confirmara, pasadas las ocho y media de la noche. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

“Se prendió duro duro los pabellones. Ya soldaron unas puertas acá en mi pabellón. Y escucho que viene la guerra porque si no nos trajeron comida es porque algo pasa. Rece por mí. Yo no puedo correr de las balas ni de una granada”, dice una persona presa por mensaje. Teme por su vida. Más de 320 personas fueron asesinadas durante las cuatro masacres documentadas durante el 2021. Que no se distribuya comida, como lo contó la persona presa, suele ser uno de los síntomas de nuevos episodios de violencia. Lo dijo también Freddy Salas, un sobreviviente de las masacres, que relató que durante los días en los que se registraron masacres, solo podían comer seis galletas como comida diaria. 

PUBLICIDAD

Un funcionario carcelario, además, afirma: “aquí la cosa está caliente. Cualquier momento se dispara esto. Y ya se viene anunciando. Se sabe”.  

Los familiares de las personas presas también buscaron visibilizar lo que ocurría en la Penitenciaría. Varios intentaron escribir en redes sociales, con persistencia y en búsqueda de que los medios de comunicación los leyeran, para que se conociera de los disparos en la cárcel. Mientras, una línea de militares custodiaba la entrada de la prisión. Los carros aún circulaban por la vía a Daule, en las afueras industriales de Guayaquil, donde está asentada esa cárcel. El tráfico no fue pausado. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

El SNAI publicó un tuit confirmando los incidentes y dijo que tanto la Policía Nacional como el Ejército ecuatoriano activaron “protocolos e intervención de grupos élite”, además de “acciones de control del espacio aéreo del complejo penitenciario”. 

GK conoció, extraoficialmente y por colectivos de la sociedad civil, que fueron tres los pabellones comprometidos: el 4, el 8 y el 9, donde habitan organizaciones como los Latin King, Los Lobos y Los Tiguerones, pero también personas presas que intentan cumplir su condena en medio de la violencia. 

Por ahora, el SNAI ha preferido no dar más detalles. La Alianza contra las Prisiones, una coalición de organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos de las personas presas, han emitido ya alertas que cuestionan la falta de información del SNAI sobre el estado de salud de las personas presas en la Penitenciaría del Litoral. La Alianza dijo, tal como conoció GK, que habría “personas armadas y hasta soldaduras en las puertas”

La violencia en las cárceles continúa 

Pese a que esta semana se presentó la política pública del sistema de rehabilitación social —no existía hasta este 2022—, parece que no existe una solución integral para la violencia intracarcelaria. Luego de los asesinatos de febrero, julio, septiembre y noviembre, que convirtieron a Ecuador en uno de los países con mayores índices de violencia en su sistema penitenciario, los incidentes no han dejado de ocurrir. Desde el cese de un director carcelario por haber sido encontrado en estado etílico, como fue el caso del coronel de policía Fausto Rosero, quien hasta noviembre del 2021 fue director de la cárcel regional, hasta las muertes que aún siguen multiplicándose.

El último asesinato registrado fue ayer, 23 de febrero. Un preso fue asesinado en la cárcel de Cañar. La víctima tenía 22 años y fue disparado con un fusil, y vulnerado con los cortes de un arma blanca. El joven cumplía una pena por robo —aunque no se conoce de cuántos años— y fue asesinado por un miembro de la banda delictiva Los Lobos, una de las organizaciones vinculadas a las masacres carcelarias. 

Karol Norona 150x150
Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR