Este contenido es parte de una guía para entender las criptomonedas. Para leer más, haz clic aquí

Uno de los campos emergentes en el mundo de criptomonedas son las finanzas descentralizadas (DeFi o Decentralized Finance en inglés). 

flecha celesteOTROS CONTENIDOS SOBRE TECNOLOGÍA

El negocio de las finanzas en el mundo es complejo, manejado por bancos grandes con cientos de miles de empleados operando en miles de sucursales, y contiene mucha letra chica e intermediarios que cobran por sus servicios. 

PUBLICIDAD

En DeFi, todo es más sencillo. Tomando en cuenta que la industria de criptomonedas tiene un valor superior a los 2 billones de dólares y la mayoría de ese dinero está depositado en billeteras electrónicas donde no ganan intereses, lo más sencillo es crear programas de depósitos y préstamos. No hay un largo proceso de aplicación ni tampoco necesariamente hay que divulgar la identidad de quien lo pide. Para acceder a un préstamo colateralizado, simplemente esa persona hace un depósito en criptomonedas y puede acceder a un préstamo en dólares. También hay préstamos no colateralizados, pero para eso quien lo pide debe divulgar su identidad. DeFi aprovecha una funcionalidad de blockchain que se llama contratos inteligentes (Smart Contracts o contratos automatizados) para poder automatizar las funciones del banco. 

Las condiciones son claras, los intereses son estipulados de antemano, y no hay interacción con el banco ni papeleo. A diferencia de bancos físicos en Estados Unidos que suelen pagar entre 0,03% y 0,06% de interés en cuentas de ahorro, las instituciones de DeFi pagan entre el 4% y el 8%. Hasta el día de hoy, la industria de DeFi maneja encima de 30 mil millones en depósitos y busca comerse un pedazo cada vez mayor del mercado de los grandes bancos, todavía dependientes de regulaciones nacionales, locales físicos, y un ejército de empleados. 

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

La industria de DeFi no es tiene solo bancos, También incluye casas de cambio virtuales, por ejemplo. Cuando yo llegué a Ecuador en 2003, parecía que había casas de cambio en cada esquina de Quito. Viajar a cualquier lado te obligaba hacer una visita a una casa de cambio en el país de orígen o en el destino. 

En el mundo de cripto, existe una casa de cambio virtual que no tiene gerencia y no genera ganancia. Se llama UniSwap, y es un protocolo que te permite intercambiar criptomonedas de cualquier tipo. Los únicos costos asociados van directamente a la gente que presta su moneda para asegurar liquidez, y los costos de las transacciones que cobra la red de ethereum, ya que UniSwap está construida sobre aquella red. 

En lugar de tener una gerencia, UniSwap tiene su propia criptomoneda ($UNI), y las personas que tienen $UNI pueden proponer cambios y luego votar sobre los temas de gobernanza. Existen otras casas de cambio virtuales que parecen las casas de cambio que conocíamos en la calle Amazonas en Quito. Coinbase, por ejemplo, es una suerte de casa de cambio y funciona como empresa centralizada cuya acción se puede comprar y vender en la bolsa norteamericana. No obstante, con más de mil millones de dólares en  transacciones por día, UniSwap demuestra el poder de las finanzas descentralizadas. 

Matthew Carpenter-Arévalo
(Canadá, 1981) Ecuatoriano-canadiense. Escribe sobre tecnología, política, cultura y urbanismo.