¡Hola!

Te estoy escribiendo desde uno de mis lugares favoritos para escribir: un tren. 

Estoy regresando de Glasgow a Edimburgo (donde duermo, a hora y media en tren) y te voy a contar un poquito cómo fue mi primer día en la sede de la COP26. Supongo que ahora sí podemos llamar a este newsletter “Despachos desde Glasgow”.

el discurso del presidente Lasso

Primero, te cuento un par de cosas interesantes. Para entrar a la sede de la COP, que es en el Scottish Event Campus, debes tener una prueba rápida de covid-19 negativa. Para eso, debemos recoger un kit de pruebas rápidas gratuito que sirve para 7 días. Cuando esos días terminen, debemos ir por otro kit. 

PUBLICIDAD

Las pruebas nos las tenemos que hacer nosotros mismos cada mañana antes de ir a Glasgow. ¡Me sentí como toda una científica al más puro estilo de CSI cuando me hice la primera prueba! Los resultados los debemos subir al sitio web del NHS, que es el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. De ahí, presentamos ese registro en la sede para poder entrar. 

Hecho todo esto, estaba lista para mi primer día en la sede de la COP26

flecha celesteOTROS CONTENIDOS SOBRE LA COP 26

Llegué súper temprano porque tenía que recoger mi acreditación y quería intentar entrar a la Cumbre de Líderes Mundiales para ver el discurso de Guillermo Lasso (al que finalmente no me dejaron entrar), entonces entré bastante rápido, sin problemas. 

Pero no todos han corrido con la misma suerte. A mucha gente no le están dejando entrar porque no hay suficiente espacio dentro de la sede (y eso que es enorme, yo diría que unas dos veces un centro comercial de Quito). Mañana iré temprano de nuevo porque tengo una entrevista especial. (Sí, la que te dije que era una sorpresa y se supone que te la iba a contar hoy, pero al final me la pospusieron, lo siento). 

La verdad, ha sido bastante desorganizada esta COP (no he ido a otra antes, pero el hecho de que haya gente que se esté quedando afuera es una prueba muy obvia de lo que digo). ¿Tú qué crees?

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Pero ahora sí: volvamos a lo que pasó hoy, en mi primer día. Decir que fue emocionante se queda corto. ¡Es increíble tener la oportunidad de estar en un lugar en el que estoy rodeada de un montón de gente que tiene el poder de cambiar el futuro de la humanidad

Es una colección de líderes globales que genuinamente tienen la oportunidad de hacer algo para que las generaciones futuras, a las que gente como yo pertenece mucho más que ellos, tengamos un planeta habitable.  Estuvo el  presidente Guillermo Lasso —aunque no me dejaron hablar con él—, el de Colombia, Iván Duque, el primer ministro de India, Narendra Modi, y a Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

guillermo lasso en la cop

Hoy también el presidente Lasso habló en la Cumbre de Líderes Mundiales. (Pueden leer un resumen completo de lo que dijo aquí). Estas son algunas cosas que dijo que me parecen importantes:

  • “Ecuador tiene una meta clara de reducir el 22,5% de emisiones hasta 2025”. 

Sin embargo, no dijo cómo planea cumplir esa meta en tan poco tiempo, y tomando en cuenta que el Decreto 95 ordena duplicar la producción petrolera del país y sabemos que los combustibles fósiles son los principales contribuyentes a los gases de efecto invernadero que avivan el cambio climático.

  • “Ecuador es el primer país de América Latina y el cuarto en el mundo en adoptar la política pública de la transición ecológica”

Pero no dijo cómo ni cuándo se logrará. Creo que es indispensable que haya un plan transparente sobre la transición ecológica pronto para que la transición no sea solo un adorno del nombre del Ministerio de Ambiente.

  • “Nuestra política climática más ambiciosa es el proceso de construcción del plan nacional de transición hacia la descarbonización de nuestra economía hasta 2050”.

Suena como una excelente noticia, pero tengo algunas preguntas. ¿Cómo planeamos una descarbonización de aquí a 29 años cuando seguimos dependiendo casi al 100% de combustibles fósiles? Y créanme, yo sé que 29 años suena como un montón de tiempo para descarbonizarnos, pero no lo es. (Suelo ser bastante optimista con estos temas, pero me cuesta mucho serlo con esta propuesta.) Ojalá haya suficiente apoyo de los futuros gobiernos para avanzar con este plan y realmente lograr la descarbonización. Si lo logramos, sería increíble). 

  • “Invito a todos los líderes mundiales a tener la decisión para pasar del discurso a la acción: declaremos globalmente los derechos de la naturaleza incluyéndolos en cada una de sus constituciones”

Creo que sería increíble que más países en el mundo incluyeran los derechos de la naturaleza en sus constituciones, pero solo si se respetan. En Ecuador, el hecho de que los derechos de la naturaleza estén en la Constitución, no ha impedido que se vulneren. Solo un ejemplo, hay concesiones mineras en áreas megadiversas como Íntag, en Imbabura (y si no fuera por la presión de los activistas, las mineras ya habrían arrasado con su ecosistema). Es bastante lamentable.

Ahora, algo en lo que me quedé pensando después del discurso del presidente es ¿dónde está la Amazonía? 

El 17% de la Amazonía ha sido deforestada. Si se deforesta el 20 o 25%, dicen los expertos, llegará a un punto de no retorno, y nos enfrentaremos a una catástrofe mundial. ¿Por qué? Porque perderíamos uno de los mayores sumideros de carbono en el mundo y en lugar de regular las emisiones de gases de efecto invernadero, la Amazonía producirá más. Ya está pasando en el sur de la región.  

No creo que nadie quiera ver eso. Además, hay cientas de comunidades de los pueblos y nacionalidades indígenas que viven en la Amazonía y cuyos derechos son vulnerados todos los días con la actividad petrolera y minera en sus territorios. ¿Por qué Ecuador no ha hablado de ellos en gran manera en la COP? 

Me frustra mucho porque es un lugar hermoso lleno de biodiversidad y cultura. Así como cuidamos Galápagos, deberíamos cuidar la Amazonía

Si les soy sincera, mi mayor deseo era que el anuncio del presidente Lasso hubiese sido la eliminación del Decreto 95 que duplica la producción petrolera en Ecuador (¿Sí ven que soy optimista?) Pero claro, ese no fue el anuncio, y entonces pregunto, ¿cómo hablamos de descarbonizar, reducir las emisiones, y hacer una transición ecológica si seguimos explotando los recursos naturales de la Amazonía?

En medio de estas reflexiones, me esperanza un poquito contarles que Ecuador es uno de los países que ayer firmó una declaración global para proteger los bosques. Espero que esto sea más que solo una declaración que se quede en papel, y que el gobierno realmente tome las acciones necesarias para protegerlos. 

Ahora, los dejo, al final de este primer día presencial en la COP26. De nuevo, si quieren que más gente sepa qué se está discutiendo aquí, inviten a sus amigos y familiares a suscribirse a este newsletter especial.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.