En Estados Unidos se aplicará una dosis de refuerzo de las vacunas contra el covid-19 desde el 20 de septiembre de 2021. La mañana de hoy, 18 de agosto, las autoridades de salud del país norteamericano publicaron una declaración conjunta sobre el tema. Ahí, dicen que después de analizar la información científica disponible, concluyen que “se necesitará una inyección de refuerzo para maximizar la protección inducida por la vacuna y prolongar su durabilidad”.  

Las autoridades sugieren la dosis de refuerzo para las vacunas de Pfizer y Moderna. Ambas son de dos dosis por eso, la dosis de refuerzo sería una tercera inyección. Estas fueron autorizadas para su uso de emergencia en Estados Unidos desde finales del año pasado. La de Pfizer fue autorizada el 11 de diciembre de 2020 y la de Moderna 7 días después

El comunicado fue firmado por la doctora Rochelle Walensky, directora del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la doctora Janet Woodcock, comisionada interina de la Agencia Estadounidense de Alimentos y Drogas (FDA), el doctor Anthony Fauci, asesor médico en jefe del presidente Joe Biden y director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), entre otros. 

El 12 de agosto, la FDA aprobó la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19 para personas inmunodeprimidas. En ese momento, la Administración dijo que la recomendación de la nueva dosis no se aplicaba para personas que no estaban inmunodeprimidas. En las primeras dos semanas de agosto, el CDC dijo que todavía “no se ha establecido la necesidad y el momento de dosis de refuerzo de covid-19”.

Sin embargo, con el comunicado de hoy confirman que después de evaluar la información sobre el tiempo de duración de protección de las vacunas, es necesario que se ponga un refuerzo. 

¿Cómo se aplicarán las dosis de refuerzo?

Desde la semana del 20 de septiembre, dice el comunicado de hoy, se aplicarán las terceras dosis a los 8 meses de que se haya completado el esquema de vacunación con dos inyecciones. Según el CDC, las personas que se vacunaron primero cuando las vacunas contra el covid-19 fueron aprobadas —como profesionales de la salud, residentes de ancianatos, entre otros— “probablemente sean elegibles para un refuerzo”. 

Los expertos dicen en el comunicado de hoy que desarrollaron un plan para comenzar a ofrecer las vacunas de refuerzo en el otoño de 2021. Esta decisión está sujeta a que la FDA haga una evaluación y determine la seguridad y la eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna. Además, el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP) del CDC deberá emitir sus recomendaciones sobre las dosis de refuerzo “basadas en una revisión exhaustiva de la evidencia”. 

Las dosis de refuerzo, dijo el CDC, “probablemente también se necesitarán” para las personas que recibieron la vacuna Janssen de Johnson & Johnson. Esta vacuna es de una sola dosis y comenzó a aplicarse en Estados Unidos desde marzo de 2021. En el comunicado de hoy, los expertos dicen que esperarán más información de esta farmaceútica en las próximas semanas antes de anunciar una decisión final al respecto. 

Noticias Más Recientes

  • ¿Quién es Álvaro Noboa?

¿Quién es Álvaro Noboa?

Quiso ser presidente de Ecuador en cinco ocasiones y fue su hijo quien lo consiguió. Álvaro Noboa es uno de los empresarios más ricos del país.

Las dosis de refuerzo en Ecuador

Ayer, 17 de agosto, la ministra de Salud, Ximena Garzón, dijo que se aplicará una tercera dosis de la vacuna contra el covid-19 a personas inmunodeprimidas. Es decir, para quienes tienen el sistema inmunológico debilitado y como consecuencia su capacidad para combatir infecciones es reducida. 

Según la Ministra, la vacuna se colocará después de tres meses de que la persona haya completado el esquema de dos dosis. Garzón dijo que para recibir esta dosis, el Ministerio se asegurará de que quienes lo hagan tengan trastornos inmunitarios, pero no especificó qué documento se les pedirá.

Ayer, la Ministra dijo que quince días después de que termine el plan gubernamental de inmunización 9/100 —es decir, a mediados de septiembre— se tomarán muestras en la población para determinar niveles de anticuerpos. Con esa información las autoridades de salud ecuatorianas decidirán si es necesario o no que se aplique otra dosis de refuerzo al resto de la población.