La madrugada de hoy, 14 de agosto de 2021, la Fiscalía formuló cargos contra ocho personas por el presunto secuestro extorsivo de Carlos Arias, exconcejal de Ibarra, en la provincia de Ibarra, al norte de la Sierra ecuatoriana. La Policía Nacional confirmó ayer que Arias había sido rescatado después de haber sido interceptado y retenido contra su voluntad el pasado 5 de junio, mientras manejaba su bicicleta en Imbabura. 

La Fiscalía dijo en un comunicado publicado hoy que el juez Freddy Sevillano acogió el pedido de la Fiscalía y dictó prisión preventiva contra 7 de ellos. A la octava  —identificada solo como Flor M.— le ordenó que se presente tres veces por semana ante la Fiscalía y le prohibió que salga del país. No se dieron más detalles del motivo por el que las medidas son diferentes para esa procesada. 

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) dice que el delito de secuestro extorsivo se comete cuando la persona que priva de su libertad, retiene, arrebate o traslade a otra en contra de su voluntad lo hace con el propósito de “cometer otra infracción” o para obtener dinero, bienes o beneficios de terceras personas. Se castiga con cárcel de 10 a 13 años. 

Así fue el rescate del exconcejal 

Ayer, 13 de agosto, la Policía Nacional anunció que su Unidad Nacional de Antisecuestros y Extorsión (Unase) había liberado a Arias en “un sector selvático” cercano a la población de Chical, en Carchi, otra provincia al norte de la Sierra. La Policía dijo que después de dos meses de investigación de la Unase, Arias había sido “liberado sano y salvo” la madrugada de ese día. El empresario de 48 años de edad fue concejal de Ibarra entre 2014 y 2019. 

El exconcejal había sido secuestrado el 5 de junio de 2021, aproximadamente a las 7:30 de la mañana, según la Policía. Tannya Varela, comandante general de la Policía Nacional, dijo en una rueda de prensa de ayer que Arias estaba manejando bicicleta en el sector de la vía antigua de Atuntaqui, una ciudad de la provincia de Imbabura. Ahí, dijo Varela, “fue interceptado por delincuentes y secuestrado en un vehículo con rumbo desconocido”. Según Varela, los captores hicieron caminar a Arias por 15 días por “zonas selváticas” para hacerle pensar que su destino sería Colombia. Sin embargo, dijo, se detuvieron en Carchi, provincia fronteriza con ese país. 

PUBLICIDAD

Según la Fiscalía, los secuestradores habrían pedido dos millones de dólares a cambio de la liberación de Arias. Sin embargo, el dinero no fue entregado. 

Noticias Más Recientes

Indicios de la investigación

Además de la Unase, en el rescate de Arias también participó la Unidad Nacional de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía y la Fiscalía. 

En ese operativo, los oficiales detuvieron a tres personas. Según la Policía, son: 

  • Chiran Q, un ciudadano ecuatoriano de 42 años que tiene 3 antecedentes penales por tráfico ilícito y ocultación de cosas. 
  • Herlinto E. expolicía colombiano de 28 años que no tiene antecedentes penales
  • Jhon R. un ciudadano colombiano de 53 años que no tiene antecedentes penales. 

Las otras 5 personas procesadas fueron detenidas en las otras intervenciones. Según el comunicado de la Fiscalía, el operativo tuvo 6 allanamientos en total: cuatro en Imbabura y 2 en la provincia vecina de Carchi. 

En la audiencia de formulación de cargos, la fiscal del caso, Lizandra Bastidas, presentó varios elementos de convicción incluyendo videos de cámaras privadas y del ECU 9-1-1, análisis de llamadas telefónicas y las evidencias encontradas en el lugar en el que Arias estaba retenido. Cuando lo rescataron, la Policía encontró un fusil, 2 alimentadoras de esta arma, 3 celulares, un vehículo y ropa de la víctima.