La Agencia de Regulación y Control de Energía del Ecuador (ARC) determinó el precio de los combustibles en el Ecuador para agosto de 2021. La gasolina extra y ecopaís subieron 10 centavos de dólar por galón; el diésel subió cuatro centavos por galón. La gasolina súper ya se encuentra a precios internacionales: que varía entre los 3,06 y los 4  dólares por galón en Estados Unidos.

Desde hoy, 12 de agosto, la gasolina extra costará 2,28 dólares por galón, mientras que por cada galón de diésel habrá que pagar 1,60 dólares. El precio del diésel, ampliamente utilizado por el sector industrial, transportista y agropecuario, ha subido sostenidamente en los últimos 14 meses. Las gasolinas extra y ecopais registran un alza constante desde hace seis meses. 

En Ecuador, la regulación del precio de los combustibles se hace con base en un  sistema de bandas, mecanismo que permite que el precio suba o baje un 5% cada mes. Estos precios se calculan acorde al precio internacional del petróleo, que en los últimos meses ha subido desde 44,99 aprecio  67.78. En la práctica, esto ha significado que los precios de los combustibles en el Ecuador suban constantemente desde mayo de 2020.

En enero de 2020 el precio del galón de la gasolina extra y ecopaís era de 1,85 dólares —es decir en los últimos 20 meses el precio de este producto ha subido 35 centavos de dólar. El precio del diésel, a inicios del 2020, era de 1,04 dólares por galón. Hoy cuesta 56 centavos de dólar más.

En 2019, el gobierno de Lenín Moreno dijo que con el sistema de bandas el país se ahorraría 1.400 millones de dólares anuales con el sistema de bandas. En 2020, según cifras del Banco Central, el Estado ecuatoriano pagó el menor subsidio a los combustibles en los últimos 16 años. Sin embargo, la medida ha significado que los consumidores finales locales deban pagar más por la gasolina y el diésel. 

Noticias Más Recientes

  • Jueces anticorrupción

¿Quiénes son los 14 jueces anticorrupción? Estos son sus perfiles

PUBLICIDAD

Los jueces y las juezas fueron seleccionados tras un concurso público para conocer 44 delitos vinculados a corrupción y crimen organizado.

El subsidio a los combustibles también ha generado otro gran problema para el Ecuador: el contrabando. Se estima que entre el 5% y el 30 % de los combustibles ecuatorianos se comercializan ilegalmente en Perú y Colombia, lo que ha generado una pérdida de 293 millones de dólares por año, según la publicación, que cita datos del Ministerio Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, del 2010. Datos más recientes revelan que solo por el contrabando de diésel, Ecuador perdió 106,8 millones de dólares entre 2019 y 2020 —y el subsidio que el país otorgó a este combustible en ese lapso fue de 1.068 millones de dólares.

El constante incremento de gasolina ha generado descontento popular. Uno de los gremios que se considera más afectado es el de los transportistas. En protesta, transportistas de Quito y Guayaquil anunciaron paros a sus actividades. En mayo, durante una semana, los buses urbanos de Guayaquil funcionaron solo durante media jornada. En Quito hubo también un paro, pero duró apenas un día. El gobierno discute con el gremio, cada semana, las formas de focalizar el subsidio.  

Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Combustibles (Camddepe), dijo a GK que su sector no ha sido incluido en las mesas de diálogo, pero que su gremio considera que se debería hacer un sistema de compensación a través de la facturación ,en la cual participarían la Agencia de Regulación y Control de Energía (ARC), el SRI y la Agencia Nacional de Tránsito. Es decir, los transportistas comprarían el combustible a precio no subsidiado, pero las facturas por esas compras les servirían para reclamar una devolución, como se hace con las personas de la tercera edad.

La cuestión del precio de los combustibles ha generado, además, advertencias de organizaciones sociales como la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y el Frente Unitario de Trbajadores (FUT) de protestar en contra del gobierno de Guillermo Lasso —quien desestimó sus exigencias. El presidente Lasso, en una entrevista con el periodista José Hernandez, el 10 de agosto, dijo que aproximadamente en dos meses se conocerá el mecanismo de focalización para el transporte público.