El Fondo Monetario Internacional (FMI) dará mil millones de dólares a Ecuador. Entregará esa suma en derechos especiales de giro (DEG), una especie de activos entregados por el FMI que se almacenan en las reservas internacionales —recursos de disponibilidad inmediata usados en emergencias— de cada país. Los mil millones de dólares que recibirá el Ecuador equivalen a cerca de 700 millones de DEG. 

El fondo dijo que tiene un total de 460 mil millones de DEG (equivalen a 650 mil millones de dólares) que va a entregar a todos sus miembros, anunció el organismo el 2 de agosto —una acción que Kristalina Georgieva, su directora general, calificó de “histórica”. La entrega de DEG que hará el fondo a sus estados miembros es la mayor que se haya hecho jamás. Según un comunicado del FMI, las entregas empezarán el 23 de agosto próximo. 

Según el Fondo, la medida tiene como fin “apuntalar la liquidez mundial”. El departamento de comunicación del Ministerio de Economía y Finanzas de Ecuador dijo que para el país la asignación de “supone un alivio para la caja fiscal, porque constituye una fuente de financiamiento con mejores condiciones”.

¿Qué son los derechos especiales de giro (DEG)?

Son activos que van a las reservas internacionales de los países. Las reservas internacionales están compuestas por una parte líquida y otra no líquida. La parte líquida está en divisas —dólares y otras monedas internacionales fuertes, como el euro o las libras esterlinas, entre otras— y DEG. La no líquida está en oro y en bonos

Las reservas internacionales son importantes para un país porque son un indicador de su capacidad para financiar importaciones, respaldar su moneda local, o las cantidades depositadas en los sistemas financieros locales. 

El derecho especial de giro fue creado por el FMI en 1969. Según su sitio web, su objetivo es “complementar otros activos de reserva de los países miembros”. El FMI aclara que “no es una moneda, ni un derecho al FMI, pero es potencialmente un derecho a las monedas de libre uso de los miembros del FMI” —es decir, que se puede intercambiar por divisas al cambio en que estén cotizados. Hasta el 1 de julio de 2021, cada dólar se cotizaba en 0,702283 DEG. El FMI tomó en cuenta el valor de esa fecha para calcular el valor de las asignaciones que hizo porque Georgieva hizo una exposición sumaria de la medida al directorio ejecutivo del FMI. 

El Fondo fija diariamente el valor de los DEG sobre la base de importes fijos (un tipo de cambio aplicado por el banco central de cada país que vincula el tipo de cambio de la moneda a las de otros países o al oro) y los tipos de cambio en el mercado de el dólar estadounidense, el yen japonés, el euro, la libra esterlina y el renminbi chino. Los DEG, dice el FMI, le permiten a los países reforzar sus reservas internacionales sin necesidad de recurrir a deuda interna o externa más cara. 

Estos activos solo se asignan a los miembros del FMI que deciden participar en el Departamento de DEG. Actualmente, según el Fondo, todos sus miembros son parte de este departamento. Los DEG pueden ser mantenidos y utilizados por los países miembros, el FMI y entidades oficiales designadas como “tenedores prescritos” (como el Banco Central de Europa, el Banco Central de los Estados Africanos, entre otros). Sin embargo, no pueden ser mantenidos ni usados por entidades privadas o individuos.

Noticias Más Recientes

  • ¿Quién es Álvaro Noboa?

¿Quién es Álvaro Noboa?

Quiso ser presidente de Ecuador en cinco ocasiones y fue su hijo quien lo consiguió. Álvaro Noboa es uno de los empresarios más ricos del país.

Otros planes del FMI

Los DEG, dice el comunicado del FMI del 2 de agosto, serán acreditados a los países miembros del Fondo “en proporción a sus actuales cuotas en la institución”. Según el Fondo,  alrededor de 193.000 millones de DEG —que representan 275.000 millones de dólares— de la nueva asignación será destinada “a países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos países de bajo ingreso”. El Ministerio de Economía le confirmó a GK que a Ecuador le corresponden DEG equivalentes a mil millones de dólares. 

Además, Georgieva dijo que el FMI seguirá “trabajando activamente con los países a fin de identificar opciones viables que permitan canalizar voluntariamente DEG de los países miembros más ricos a los más pobres y vulnerables”. Así, dijo la directora general del Fondo, se va a apoyar su recuperación de la pandemia y contribuirá a que tengan un “crecimiento resiliente y sostenible”. 

Una de las opciones para hacerlo, dice el comunicado del FMI, es que los países que tienen “posiciones externas sólidas” distribuyan voluntariamente una parte de sus DEG para que se amplíen los préstamos a países de bajo ingreso. Ahí se considerarían aquellas naciones que pueden acceder al  Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP), un programa del FMI que ayuda a países de bajos ingresos. Actualmente, lo entregado con el FFCLP es libre de intereses. 

Según el comunicado, el FMI también ha estudiado otras opciones para potenciar la recuperación como considerarse un Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad para facilitar un crecimiento a mediano plazo.

Este no es el único financiamiento que Ecuador ha recibido del Fondo. Desde octubre de 2020, el país tiene un acuerdo —enmarcado en el Servicio Ampliado del Fondo (SAF)— para recibir 6.500 millones de dólares en 27 meses. Actualmente, la misión del Fondo está en reuniones con las autoridades ecuatorianas para su evaluación periódica. Hasta el momento no se ha dado más información de lo acordado en estas reuniones.