Una persona fue detenida en la provincia amazónica de Napo la tarde de ayer, 26 de marzo, por tener animales silvestres en su posesión. El operativo al que se denominó, sin mucha imaginación, “Delitos Medio Ambientales”, fue hecho por la unidad especializada de delitos contra el ambiente y la naturaleza de la Policía, en conjunto con el Ministerio del Ambiente y Agua y la Fiscalía. 

|¿Quieres saber más sobre medioambiente? Lee nuestra cobertura ambiental aquí.|

El hombre que estaba en la vivienda (y fue detenido) fue identificado solo como Leodan C. La mañana de hoy, 27 de marzo, se hizo la audiencia de flagrancia en su contra por presunta tenencia ilegal de animales silvestres. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) dice que la persona que tenga especímenes de “flora o fauna silvestre terrestre, marina o acuática”  de especies amenazadas, o en peligro de extinción” está cometiendo un delito contra la flora y fauna silvestre. Este se sanciona con prisión de uno a tres años. Un juez le dictó al hombre medidas cautelares mientras continúa la instrucción fiscal, que por ser un delito flagrante puede durar máximo 30 días. El procesado  ahora deberá  presentarse semanalmente frente a un juez hasta el día que se realice la audiencia de juzgamiento.

En el operativo, la policía allanó una casa en el sector Lagartococha en el cantón Tena, sobre el valle templado de Misahuallí. Allí se encontró al menos 15 animales silvestres entre aves, roedores, y mamíferos. Se rescató un guacamayo, cuatro loras, un capibara (el roedor más grande del mundo), una huangana (un mamífero amazónico) y ocho guatusas (roedores de tamaño mediano). Un médico veterinario estuvo en el operativo, el doctor Andrés Ortega, y se encargó de los animales rescatados.

PUBLICIDAD

De todas las especies que se encontraron en su poder, la capibara, las gatusas y la huangana están en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La huangana es la más delicada de todas ellas, ya que está considerada como una especie vulnerable con alto riesgo de ponerse en peligro de extinción, a menos que mejoren las circunstancias que amenazan su supervivencia. 

Según el Ministerio de Ambiente, los animales fueron trasladados “bajo custodia policial a varios centros de conservación” en la ciudad de Puyo, en la vecina provincia de Pastaza. Allí, la salud de los animales está siendo evaluada para determinar si son aptos para ser liberados en sus hábitats naturales. Una funcionaria del Ministerio dijo a GK, que en general, la cantidad de animales que son aptos para la liberación “es muy baja porque ya están acostumbrados a los humanos”, y al ser liberados podrían enfermarse, lastimarse, o morir. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El Ministro de Ambiente, Marcelo Mata, dijo que desde el Ministerio se realizará “el seguimiento y acompañamiento” para que esta clase de delitos contra la biodiversidad de especies sean sancionados. Mata, también invitó a la ciudadanía “a notificar y dar seguimiento” a esta clase de actos.