A las 10 de la mañana de hoy, 23 de febrero, llegó al parque El Arbolito en Quito, parte de la movilización indígena que apoya al candidato presidencial por Pachakutik, Yaku Pérez, por el supuesto fraude electoral que alegan. Hasta esta hora en el parque El Arbolito, llegaron en buses interprovinciales, representantes indígenas de la Costa y la Amazonía. El candidato Pérez aún no ha llegado pues él se moviliza con la marcha  “por la democracia” que salió desde Loja, al sur del país el 17 de febrero. Esta movilización ha recorrido toda la región Sierra del Ecuador: Azuay, Cañar, Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi y en la mañana de hoy, 23 de febrero, debe llegar a Quito.

 |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

César Díaz, presidente del Comité de Emergencias Metropolitano, dijo en una entrevista en la radio FM Mundo que el COE Metropolitano está preparado para las movilizaciones. Díaz dijo que a medianoche, agentes metropolitanos de tránsito salieron a las calles de Quito para mantener el orden en la ciudad. 

Los agentes de control metropolitano y la Policía Nacional están en puestos de mando operativo en Cutuglagua, Amaguaña, Calacalí, Oyacoto y Pifo, en las afueras de Quito, para mantener el orden en la salida y entrada de carros y “precautelar la integridad física de los quiteños y precautelar el patrimonio”, dijo Díaz.

César Díaz explicó que no pueden prohibir la libre movilidad en la ciudad pero que no hay permisos para “concentración pública, para ocupación de espacio público”. Dijo que intervendrán si no hay distanciamiento físico para evitar el covid-19, si el aforo sobrepasa el permitido, si las personas no usan de forma correcta la mascarilla, “procederemos a intervenir cuando veamos esta amenaza a la vida de la salud de las personas que están en Quito y los habitantes de Quito”. 

PUBLICIDAD

Según Díaz si se incumple con las medidas de bioseguridad, la Policía Nacional desalojará a las personas concentradas que, hasta el momento, son alrededor de 500. 

La movilización fue convocada por la Confederación de los Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari) y la Confederación de Nacionalidades y Pueblos Indígenas de la Costa (Conaice), desde el 15 de febrero de 2021. Las organizaciones convocaron a la movilización “para cuidar los votos que ejercieron todos los ecuatorianos” el pasado 7 de febrero. 

Los representantes de la Ecuarunari y la Conaice argumentan que hubo un fraude electoral. Desde la noche del 7 de febrero un grupo de indígenas realiza una vigilia fuera del edificio del Consejo Nacional Electoral. El 15 de febrero, Javier Aguavil, presidente de la Conaice dijo que se acogen al derecho a la resistencia, de acuerdo a la ley. Marlon Santi representante del movimiento político Pachakutik dijo que entregarán mascarillas a quienes se unan a la movilización para evitar contagios del nuevo coronavirus. 

Cuando las organizaciones indígenas anunciaron la movilización, el Consejo Nacional Electoral (CNE) no publicaba los resultados oficiales de las elecciones 2021. Seis días después, el 21 de febrero, el CNE informó que Guillermo Lasso por el movimiento CREO con el 19,74% de votos y Andrés Arauz por la Alianza UNE con el 32,72% estaban en segunda vuelta electoral, de acuerdo a la proclamación de resultados oficiales. 

Con esos resultados, Yaku Pérez, candidato por el movimiento Pachakutik, se quedó fuera de la segunda vuelta con 19,39% de votación. Antes de la proclamación de resultados, Pérez presentó quejas en la Corte Constitucional y la Fiscalía.  La Corte Constitucional no admitió a trámite el recurso presentado porque no cumplía con los requisitos. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

La movilización indígena planea avanzar por la Avenida 6 de Diciembre hasta llegar al edificio del Consejo Nacional Electoral. El edificio permanece amurallado desde antes del día de las elecciones, 7 de febrero. El fin de semana, la Policía Nacional informó que su personal seguirá vigilando el edificio.