La Asamblea del Sistema de Educación Superior (ASESEC) confirmó que el presidente de la Asamblea, Galo Naranjo, y otros rectores universitarios fueron invitados a participar en las siguientes fases de vacunación del gobierno. La Asamblea lo confirmó la noche de hoy, 18 de febrero, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Ricardo Hidalgo Ottolenghi, rector de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), también confirmó haber recibido y rechazado una invitación. “Los rectores dijimos “no gracias”. Que nos vacunen cuando corresponda…”, dijo Hidalgo en su cuenta de Twitter. El rector de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), Fernando Ponce, confirmó al diario El Comercio que también recibió una invitación para participar del proceso de vacunación.

La invitación habría sido enviada el pasado 30 de enero de 2021 por el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, quien tiene varios pedidos de destitución en su contra por presuntas irregularidades en el proceso de distribución de la vacuna contra el covid-19. Una carta que circula en redes sociales sobre la supuesta propuesta de Zevallos, dice que si bien en la Fase 0 —o plan piloto— se tiene previsto vacunar al “grupo de mayor exposición y riesgo”, en las siguientes fases contemplan que la vacuna se aplique también al personal del Estado, “así como también a las instituciones educativas”.

En ese marco, la carta continúa con una invitación. “Me permito invitar a usted para que sea partícipe de este proceso de vacunación esperanzador”, dice la supuesta carta que habrían recibido los rectores. La carta concluye diciendo que se espera una respuesta para “incluir su nombre en el listado oficial” de vacunación que tiene previsto comenzar “en las próximas semanas”.

PUBLICIDAD

A pesar de la invitación, la ASESEC aseguró que los rectores rechazaron la oferta. El comunicado de la Asamblea dice que “el carácter de rector no nos parece relevante” para formar parte de este proceso de vacunación, salvo en casos en que los rectores pertenezcan a grupos de atención prioritaria. 

En lugar de ser considerados para una vacunación prioritaria, la Asamblea dijo que las universidades del país desean ayudar a que el proceso se haga de mejor manera. El comunicado dice que ponen a disposición de la ciudadanía, sus conocimientos y experiencia para “fortalecer la respuesta del Estado” ante la pandemia por covid-19. 

Desde que el primer lote de vacunas llegó a Ecuador el 20 de enero de 2021, su distribución ha sido polémica. En Quito, dos funcionarios del Hospital Carlos Andrade Marín del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) fueron destituidos por vacunarse sin estar en las listas oficiales. En la ciudad austral de Cuenca, médicos del hospital Vicente Corral Moscoso denunciaron irregularidades con las listas de vacunación. 

El 25 de enero el ministro Zevallos confirmó que un centro geriátrico privado de la capital recibió dosis de la vacuna contra el covid-19. La declaración causó molestia porque, según el mismo ministro, “varios” de sus familiares —incluyendo su madre— están en ese centro. Zevallos justificó el hecho diciendo que el plan piloto de vacunación contemplaba que la vacuna se aplique en centros geriátricos públicos y privados. Sin embargo, una infografía del propio ministerio decía que en el plan piloto solo se vacunaría los adultos mayores y sus cuidadores en centros “geriátricos públicos”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Debido a la mala administración en el proceso de distribución de la vacuna, Freddy Carrión, Defensor del Pueblo, le pidió al presidente Moreno que destituyera al ministro Zevallos. La Fiscalía General del Estado, en cambio, abrió una investigación contra Zevallos por el presunto delito de tráfico de influencias en el proceso de distribución de vacunas contra el covid-19. Por otro lado, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) de la Asamblea Nacional  decidió calificar los pedidos de juicio político contra el ministro.