Ayer, 31 de diciembre de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó, para uso de emergencia, la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el covid-19. Es la primera en recibir la validación de la organización global. “Este es un paso muy positivo para garantizar el acceso global a las vacunas”, dijo la doctora Mariângela Simão, subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Al incluir la vacuna de la farmacéutica estadounidense y de la empresa de biotecnología alemana a la Lista de Uso de Emergencia, la OMS facilita que los países puedan acelerar sus procesos de aprobación internos. Además, permite que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Panamericana de la Salud, brazo ejecutor de la OMS en las Américas, la adquieran para distribuirla en los países que la necesiten.

Para ingresar un producto al listado de uso de emergencia, la OMS evalúa si son idóneos para ser usados durante crisis sanitarias, como la pandemia de covid-19. El objetivo, dice el sitio web de la Organización, es que los medicamentos, las vacunas y los diagnósticos estén disponibles en el menor tiempo posible para abordar la emergencia.

Además, así se garantiza que se respeten los estándares de seguridad, eficiencia y calidad de los productos. Se evalúa la amenaza que representa la emergencia y se comparan los beneficios de usar el producto versus sus riesgos. 

PUBLICIDAD

La OMS convocó a expertos de todo el mundo y a miembros de su equipo para revisar los datos sobre seguridad, eficacia y calidad de la vacuna de Pfizer y BioNTech. Según un comunicado de la organización, el análisis reveló que la vacuna cumple con “los criterios imprescindibles de seguridad y eficacia establecidos por la OMS”. Además, concluyó que los beneficios de usar la vacuna para enfrentar la pandemia compensan sus potenciales riesgos. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Algunas personas deben recibir la vacuna antes que otras. El Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización de la OMS se reunirá el próximo martes, 5 de enero, para formular políticas y recomendaciones específicas para su uso en distintos grupos poblacionales. El comunicado de la Organización dice que se basarán en la guía de priorización de población de la OMS publicada en septiembre de 2020.

El documento dice que los primeros en vacunarse deben ser los trabajadores de primera línea, los médicos, enfermeras y quienes están tratando con enfermos confirmados o en la producción de las vacunas. También son prioridades ancianos, mujeres embarazadas y otros grupos poblacionales con mayor riesgo de desarrollar un cuadro severo que requiera de cuidados intensivos.

Simão recordó que es necesario “un esfuerzo mundial aún mayor para lograr un suministro de vacunas suficiente para satisfacer las necesidades de las poblaciones prioritarias de todas las partes”. Además, aseguró que la OMS y sus socios están trabajando “día y noche” para evaluar las otras vacunas que han alcanzado los estándares de seguridad y eficacia necesarios para conseguir la aprobación de emergencia. “Es de vital importancia que aseguremos el suministro crítico necesario para servir a todos los países del mundo y detener la pandemia”, dijo Simão.

|Si quieres más información sobre la vacuna, lee esta guía|

El 2 de diciembre de 2020, el Reino Unido fue el primer país en aprobar la vacuna de Pfizer y BioNTech para uso de emergencia. Canadá, Estados Unidos, México, Ecuador y otros países también lo han hecho. El 30 de diciembre pasado, el gobierno ecuatoriano firmó un acuerdo con Pfizer para recibir 2 millones de dosis. El proceso de vacunación comenzará en enero con un plan piloto de 50 mil dosis, que servirán para inmunizar a 25 mil ecuatorianos.