El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud de la ciudad china de Wuhan notificó sobre un número significativo de casos de neumonía. En ese momento  no se sabía que la neumonía era causada por un nuevo coronavirus —el SARS-CoV-2—, ni qué tan grave o mortal era, y que desembocaría en una nueva enfermedad: el covid-19, un acrónimo que significa (COronaVIrus Disease y 19 por el año en que se dio). Los sistemas de salud a nivel global no sabían a qué se tendrían que enfrentar. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

La infraestructura sanitaria del planeta no fue suficiente. En Wuhan, la ciudad donde apareció el virus por primera vez, se construyeron dos hospitales en poco más de una semana. El objetivo era tener suficiente espacio y equipos para tratar a los contagiados con covid-19 y también casos sospechosos. La construcción de ambos hospitales, evitó un colapso del sistema de salud chino.

Sin embargo, en otros países la experiencia no fue la misma. En Italia, uno de los países más golpeados por el virus entre febrero y abril, los hospitales colapsaron. A mediados de marzo pasado, los hospitales en el norte del país estaban sobrecargados. Giorgio Gori, alcalde de la ciudad de Bérgamo, al norte del país, dijo “ya no tenemos camas en cuidados intensivos, los pacientes que no pueden ser tratados se dejan morir”. 

En España, la situación fue similar. Una enfermera del Hospital Universitario La Paz de Madrid dijo, a finales de marzo, que estaban “colapsando”. Once de los catorce pisos del hospital se habían adecuado para la atención de pacientes con covid-19. Pero según la enfermera, eso tampoco era suficiente. La enfermera española señaló a la prensa que “los pacientes con casos menos graves están siendo colocados en el gimnasio del hospital o en una gran carpa afuera”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

En Ecuador, la ciudad costera de Guayaquil fue la más golpeada. La falta de capacidad de su sistema de salud pública se volvió evidente y la ciudad padeció una pandemia que nunca antes —una crisis tan severa como la de los incendios de finales del siglo XIX. 

PUBLICIDAD

A finales de marzo, cientos de personas hacían fila en las afueras de los hospitales de la ciudad en busca de una cama para sus familiares. En redes sociales, la gente buscaba con desesperación tanques de oxígeno y plaquetas de sangre. Y en las calles de la ciudad, decenas de cadáveres fueron abandonados a la espera de ser recogidos por personal de medicina legal. Algunos que sí consiguieron ingresar a un hospital, nunca más salieron y, cientos de cuerpos desaparecieron. Hasta hoy aún hay familias buscando los cuerpos de sus seres queridos. 

Según la OMS, los indicadores más importantes para determinar la capacidad de un sistema de salud son el número de camas hospitalarias y el número de médicos disponibles. Las camas son el indicador estándar de la infraestructura hospitalaria, y el número de médicos señala el alcance del personal de salud para atender a una determinada población. ¿Fue suficiente la capacidad hospitalaria de los países para atender la pandemia?

|Si quieres más información sobre la vacuna, lee esta guía|

 La Red Mundial Independiente de Investigación de Mercado y Encuestas de Opinión (WIN por sus siglas en inglés) realizó una encuesta mundial sobre los puntos de vista de las personas sobre la capacidad del sistema de salud de sus países en el contexto de la pandemia. En Ecuador, la encuesta fue hecha por Cedatos. Esto es lo que opinaron las personas que las contestaron. 

sistemas de salud del mundo

Ilustración de María José Ramos.

sistemas de salud del mundo

Ilustración de María José Ramos.

sistemas de salud en el mundo

Ilustración de María José Ramos.

salud

Ilustración de María José Ramos.