El covid-19 fue declarado como una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) el 30 de enero de 2020. En ese entonces, los casos confirmados fuera de China eran solo 98 y no había ningún fallecido por el virus fuera de territorio chino. La ciudad china de Wuhan —epicentro del virus— y otras ciudades de ese país fueron cerradas para contener la propagación del virus. Otros gobiernos tomaron algunas precauciones —como la evaluación de ciertos signos vitales— especialmente con viajeros que habían estado en China u otros países donde había casos confirmados. Sin embargo, no hubo mayor control. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

El 4 de febrero, durante una reunión del Directorio Ejecutivo, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de Organización Mundial de la Salud (OMS), hizo un llamado de alerta. Recomendó a todos los estados miembros de la OMS que tomaran acciones inmediatas, dijo “tenemos una ventana de oportunidad. Aunque el 99% de casos están en China, en el resto del mundo solo tenemos 176 casos”. Pero los gobiernos, de nuevo, no escucharon. 

Entonces la tragedia se desbordó. El virus se propagó rápidamente y a gran escala. En un mes, el número de casos confirmados creció exponencialmente a más de 100 mil casos hasta la primera semana de febrero. La OMS empezó a preocuparse cada vez más por los “alarmantes niveles de propagación y gravedad del virus”. El 11 de marzo de 2020, declaró al covid-19 como una pandemia —es decir, la propagación mundial de una nueva enfermedad y urgió a los países a tomar medidas para prevenir infecciones y minimizar el impacto del covid-19.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

En consonancia con las recomendaciones de la OMS, varios países de la Unión Europea empezaron a confinar a sus ciudadanos para evitar los contagios. Para el 18 de marzo, había más de 250 millones de personas encerradas en el continente europeo y el virus continuaba expandiéndose en el mundo.

En Ecuador, el gobierno declaró el estado de excepción el 16 de marzo de 2020. Se cerraron las fronteras aéreas, marítimas y terrestres, se establecieron toques de queda, se prohibió la movilidad y se cerraron todos los negocios no esenciales. El estado de excepción se renovó en el país tres veces hasta que el 24 de agosto, la Corte Constitucional declaró que el gobierno nacional no podía imponer un nuevo estado de emergencia. Sin embargo, el 20 de diciembre se decretó uno nuevo para evitar los contagios durante las fiestas de Navidad y fin de año. 

PUBLICIDAD

|Si quieres más información sobre la vacuna, lee esta guía|

Las autoridades ecuatorianas, han hecho énfasis en la efectividad y los resultados positivos de la cuarentena y restricciones de movilidad. Sin embargo, las opiniones de los ciudadanos discrepan: hay quienes opinan que el gobierno no respondió de manera efectiva; otros creen que sí. La Red Mundial Independiente de Investigación de Mercado y Encuestas de Opinión (WIN por sus siglas en inglés) realizó una encuesta mundial sobre los puntos de vista de las personas respecto a la gestión de los gobiernos para contener el virus. En Ecuador, la hizo la empresa encuestadora Cedatos. Te mostramos algunos de  los resultados más importantes de la encuesta.

aceptación de los gobiernos durante la crisis del covid-19

Ilustración de Gabriela Valarezo.

aceptación de los gobiernos durante la crisis del covid-19

Ilustración de Gabriela Valarezo.