A las 5 de la mañana de hoy, 20 de diciembre de 2020, alrededor de 70 policías y militares llegaron a la comunidad de San Pedro de Yumate en Río Blanco en Cuenca, en la provincia austral del Azuay. Los uniformados habían entrado para buscar a un delincuente. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Es el segundo enfrentamiento en el sector. En junio de 2020 ya hubo una operación militar, dice Ivonne Ramos, activista de Acción Ecológica. Luego de una minga, unas personas desconocidas y otras que rechazan la minería quemaron una patrulla. Ramos dice que en la zona hay conflicto a favor y en contra de la minería “es una situación crítica y delicada”.  

La madrugada de hoy, según un comunicado de la organización ambientalista Acción Ecológica, los uniformados dispararon dentro de la comunidad. Algunas personas estarían secuestradas en casas de la comunidad y amenazadas para que no salgan, el comunicado no detalla quiénes son los secuestradores. Además, hay dos personas heridas por bala, una en el brazo y otra en el pecho. Las personas heridas fueron trasladadas al hospital de Cuenca, dice un boletín de la gobernación del Azuay. 

Además, dice que con una boleta emitida el 20 de julio de 2020, la Policía realizó el allanamiento de esta madrugada para detener al más buscado del Azuay por el delito de asesinato. En el boletín, la gobernación azuaya sostiene que los policías fueron recibidos con detonaciones de armas de fuego por lo que los agentes hicieron uso progresivo de la fuerza. 

PUBLICIDAD

El comunicado de Acción Ecológica dice que la entrada de los policías y militares “hace pensar que existe una política de estado que consiste en atacar directamente los territorios con el objetivo de deslegitimar la lucha social antiminera”. 

En esta zona ha existido operaciones mineras desde hace 20 años. Una de ellas, del consorcio minero chino Ecuagoldmining, dice Ivonne Ramos. En 2018 el juez Paúl Serrano aceptó la acción de protección interpuesta por habitantes de la parroquia Molleturo y ordenó la suspensión de las actividades mineras en Río Blanco. 

 |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

En un video  publicado en redes sociales, Elizabeth Durazno, dirigente de la organización de mujeres Sinchi Warmi, dice que cuando sucedió la entrada de los policías los pobladores estaban realizando un agasajo navideño. Los policías “comienzan a atacar y a disparar a la gente” con el supuesto propósito de encontrar a uno de los más buscados de la provincia del Azuay.  En la cuenta de Twitter de un medio local del Azuay, se publicó que “Misacango A.R” fue capturado en San Pedro de Yumate, Molleturo, y que fue trasladado a la Policía Judicial del Azuay. 

Durazno dice que el gobierno no respeta a los pueblos en resistencia. En Río Blanco, tres personas de la comunidad que están a favor de la minería están vigilando a Hipólito Pacheco, quien está en contra de la minería, “hacemos un llamado a las autoridades que deje de atacar a la gente del pueblo, que estamos en resistencia, que no hacemos daño a nadie”.