El juicio contra el programador sueco Ola Bini continuará. La Fiscalía General del Estado anunció que durante la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio, la jueza de Garantías Penales, Yadira Proaño, declaró la validez del proceso. Bini es acusado del presunto delito de acceso no consentido a un sistema informático o telemático de telecomunicaciones. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

La defensa del programador sueco había pedido la nulidad del proceso. Bini dijo en Twitter que “la única vía legal sería que el juez declarara nulo el proceso debido a todas las violaciones” que sufrió desde el principio y que fueron confirmadas por el tribunal de hábeas corpus. Antes de iniciar la audiencia de hoy, el abogado Carlos Soria, replicó las palabras de su cliente. Sin embargo, el pedido de nulidad fue desechado. Bini había dicho que “no tenía esperanzas” de que se declarara la nulidad.  

La audiencia preparatoria estaba programada inicialmente para el 3 de diciembre pero fue suspendida. Según la Fiscalía General del Estado, la jueza que lleva el caso, Yadira Proaño, suspendió la audiencia para poder analizar los argumentos de las partes por “los vicios que pudieran afectar validez del proceso”. 

La Asociación para las Comunicaciones Progresistas (APC por sus siglas en inglés)  expresó su preocupación debido a supuestas violaciones en el caso de Bini. Según dice en un comunicado, se prohibió el ingreso de observadores a la audiencia. Además hubo una negativa para transmitirla en vivo. 

PUBLICIDAD

Bini vive en Ecuador desde 2013. La noche del 11 de abril de 2019, fue detenido en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito con fines investigativos, según la Fiscalía. Fue acusado de presuntas actividades ilícitas relacionadas con Wikileaks —la organización de filtraciones fundada por Julian Assange. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Cuando Bini fue detenido, la entonces Ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que el programador había visitado varias veces la embajada de Ecuador en Londres —donde estaba asilado Assange—. 

El 13 de abril, un juez le dictó prisión preventiva a Bini y desde entonces, sus abogados han denunciado varias irregularidades. Una de ellas, es que la orden de detención con la que lo retuvieron estaba dirigida a un ciudadano ruso, Bini es sueco. Además, cuando lo detuvieron, no le dieron un intérprete, y Bini no habla español fluido. Sus abogados dijeron que tampoco le leyeron sus derechos, y no le dejaron ponerse en contacto con su defensa. 

La defensa de Bini presentó un Habeas Corpus —un recurso legal a través del que se puede denunciar una detención ilegal— que fue aceptado el 20 de junio de 2019. Sin embargo, el 2 de septiembre del mismo año, la Fiscalía pidió reformular los cargos contra Bini. La jueza Yadira Proaño ordenó que Bini mantenga las medidas cautelares de prohibición de salida del país y la obligación de presentarse regularmente ante el fiscal que lleva su causa.

A las 5 de la mañana de hoy, Bini dijo en su cuenta de Twitter, que “este será un día muy duro”. El programador expresó además que “revivir todos los abusos en mi contra es muy traumatizante, y hacerlo mientras se producen nuevas violaciones es traumatizante y muy frustrante.”

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Una vez que se inicie el juicio, la Fiscalía deberá presentar las pruebas acusatorias contra Bini para que sean analizadas por el tribunal a cargo del caso. Una vez que se evalúen las pruebas, alegaciones, y demás, el tribunal decidirá si existe o no el delito de acceso no consentido a un sistema informático, y determinará si Bini es culpable o inocente.