La huelga de hambre indefinida declarada por los alcaldes de Paute, Girón, Cañar y Guaranda se levantó en la noche del 1 de diciembre de 2020. Horas antes de que los alcaldes decidan suspender esa medida, el presidente del Ecuador, Lenín Moreno anunció que derogaría los decretos que recortaban los presupuestos para las municipalidades. Ese recorte fue el que motivó a los alcaldes a marchar hacia el Palacio Carondelet la mañana del 1 de diciembre de 2020. 

Luego del anuncio del presidente Lenín Moreno en la reunión mantenida al mediodía del 1 de diciembre, la AME dijo que se mantendrá en una sesión permanente para revisar los ofrecimientos del gobierno. Se convocó, además, a una reunión hoy, 2 de diciembre, al mediodía, en la sede de la AME en Quito, para revisar el cumplimiento de los ofrecimientos del gobierno. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

La Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) marchó, el 1 de diciembre, desde el Parque el Arbolito hacia el Palacio de Carondelet en Quito, para pedirle al presidente Moreno una reunión y tratar el tema de “los ajustes en las asignaciones presupuestarias anunciado por el Ministerio de Economía y Finanzas”, dijo en un comunicado la AME. 

Al mediodía del 1 de diciembre, el presidente Lenín Moreno y el Ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo recibieron a Raúl Delgado, presidente de la Asociación de Municipalidades y Alcalde de Paute y otros representantes de la asociación. En la reunión acordó derogar los acuerdos ministeriales 049 y 072 y apoyar gestiones de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD): municipios, prefecturas y juntas parroquiales. 

PUBLICIDAD

En un boletín sobre la reunión publicado por la Secretaría de Comunicación dice que el gobierno transfirió 1.700 millones de dólares a los municipios antes de la movilización de los alcaldes, según establece el Modelo de Equidad Territorial, dice el boletín. Según la AME el gobierno les adeuda más de 1200 millones de dólares. En una entrevista en Pichincha Comunicaciones en septiembre de 2020, Raúl Delgado dijo que la deuda del gobierno está pendiente desde hace dos años.   El gobierno, dice el boletín, se comprometió a que los pagos a los municipios irán en aumento cada semana, para reducir las obligaciones pendientes, realizará la transferencia de más cuotas.  En la reunión el gobierno les explicó a los alcaldes que la caída de ingresos del Presupuesto General del Estado (PGE) del 2020 fue de aproximadamente 8 mil millones de dólares, a causa de la pandemia, la rotura de los oleoductos y la caída del precio del petróleo, y que el presupuesto inicialmente calculado para los municipios se redujo un 28%. 

Mauricio Pozo, Ministro de Economía y Finanzas dijo en la reunión que acordaron con los municipios soluciones de corto y largo plazo como la entrega de “créditos preferenciales” en el Banco de Desarrollo del Ecuador y la devoluciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA)  de 122 millones en los últimos meses.  La devolución del IVA para los municipios es un “valor equivalente al IVA pagado en la adquisición local e importación de bienes y demanda de servicios” que hayan hecho los GADs. Esa devolución se realiza como transferencia de capital con cargo al Presupuesto General del Estado, dice la Ley de Régimen Tributario Interno. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Además de la derogación de los decretos los alcaldes pedían al gobierno que se realicen reformas al  Código Orgánico de Organización Territorial (COOTAD) que regula a los gobiernos autónomos descentralizados. Pedían también que se declare en una moratoria al pago del IESS de sus trabajadores, garantizando la atención de las prestaciones.

Hasta las 11 de la mañana del 2 de diciembre no se publicaba la derogación de los decretos y acuerdos ministeriales que recortaban los presupuestos para los municipios.