Gustavo Bucaram Ortiz es el candidato a la vicepresidencia por el partido Fuerza Ecuador (FE). Bucaram es el hermano menor del expresidente Abadalá Bucaram Ortiz, actualmente con arresto domiciliario y orden de usar grillete electrónico. Gustavo Bucaram será el binomio de Miguel Salem, candidato a la presidencia por el partido. Fueron uno de los últimos binomios en inscribir su candidatura el 7 de octubre de 2020. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Gustavo Bucaram Ortiz nació el 1 de enero de 1961 en Guayaquil. Es el menor de once hermanos. No tiene ningún título de educación superior registrado en la Secretaría Nacional de Educación Superior de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT). El Consejo Nacional Electoral (CNE) no cuenta con información sobre su trayectoria personal y los representantes del partido Fuerza Ecuador no han respondido a nuestro pedido de información sobre el candidato hasta el cierre de edición de esta publicación.  

Su familia estuvo ligada a la política desde los años 70. Su hermana mayor, Martha Bucaram, fue la esposa del expresidente Jaime Roldós Aguilera. Los dos murieron en un accidente aéreo en Celica, en la provincia de Loja, el 24 de mayo de 1981 cuando Roldós todavía era Presidente. 

El octavo de sus hermanos, Abdalá Bucaram Ortíz, fue Presidente desde el 10 de agosto de 1996 hasta el 6 de febrero de 1997. Sus seis meses en la presidencia concluyeron con la destitución de Bucaram cuando el Congreso declaró incapacidad mental para gobernar. Abdalá Bucaram fue prófugo de la justicia ecuatoriana por 20 años y vivió exiliado en Panamá. Regresó al país en 2017 cuando prescribieron los juicios de peculado en los que estaba involucrado. Actualmente Bucaram es investigado por su presunta participación en una red de corrupción de hospitales durante la emergencia sanitaria por covid-19, la tenencia no justificada del arma y por la presunta venta ilícita de dichos insumos. Además, inscribió su candidatura como asambleísta nacional en el CNE para las elecciones de 2021. Encabezará la lista de legisladores de Fuerza Ecuador. 

PUBLICIDAD

Al igual que su hermano mayor, Gustavo Bucaram Ortiz también ha tenido problemas con la justicia. En septiembre de 2005 la Policía de Migración lo detuvo en el entonces llamado Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Guayaquil —el actual Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo— al intentar usar un pasaporte falso para salir del país. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Una nota del diario El Universo de 2005 dice que según el parte policial, Bucaram presentó documentos de viaje con el nombre de Roberto Elías Nevares Consuegra. Intentaba viajar de Guayaquil a Bogotá y luego a México en un avión de Avianca. Iba acompañado de una mujer identificada como Elizabeth Estefanny Trelles Alarcón que también intentaba viajar con documentos a nombre de Leticia Isabel Ferruzola Ortiz, también una identidad falsa. El Universo dice que no se especifica la relación personal entre los detenidos en los documentos policiales. 

Según el mismo diario, el informe de la Policía decía que el pasaporte presentado por Bucaram con la identidad falsa “se pudo observar alteraciones en la página donde constan los datos de filiación del ciudadano y no presentaba las seguridades respectivas”.  Además, dice que el sello del Escudo del Ecuador estaba “sobrepuesto” no impreso sobre la foto del pasaporte como en los documentos no alterados. Cuando Bucaram Ortiz y Trelles fueron interrogados por la policía dijeron que obtuvieron los  documentos “a través de una persona”, pero no la identificaron. 

El fiscal encargado del caso, Antonio Gagliardo Loor, dijo que Bucaram y Trelles estaban acusados “del uso doloso de documentos públicos falsificados de viaje” que estaba sancionado con prisión de tres a seis años. El Universo entrevistó a Abdalá Bucaram Ortiz por teléfono, cuando él todavía vivía en Panamá, y el expresidente aseguró que defendería a su hermano. “Él es uno de los millones de ecuatorianos que quieren salir del país por la pobreza”, dijo Bucaram al diario en el 2005. 

El 28 de septiembre de 2005, el fiscal Gagliardo pidió a un juez que dicte prisión preventiva para Gustavo Bucaram. El abogado del acusado, Héctor Solórzano, dijo que Gustavo Bucaram no sabía que era un documento falso. “El migrante no tiene nombre. A los Bucaram no les dan trabajo aquí en Ecuador entonces tuvo que salir del país”, según Solórzano. Agregó que era una práctica normal entre los migrantes en esa época, porque se iban con nombres cambiados a Estados Unidos y Europa y “allá legalizan su situación”. 

Aunque el pedido de la Fiscalía fue acogido por el juez, menos de un mes después el juez revocó la orden de prisión preventiva contra Bucaram y Trelles. El fiscal Gagliardo pidió que se vuelva a dictar la medida cautelar porque “en el momento procesal no existían méritos” para revocar esas órdenes. 

Según la función Judicial del Guayas, jurisdicción en la que se llevó a cabo la investigación en contra de Gustavo Bucaram Ortiz, el candidato a vicepresidente no tiene un proceso judicial en su contra por el presunto delito de uso de documentos falsificados. Los únicos procesos que constan es una demanda presentada por Bucaram en contra de Eva Rodríguez que fue desestimada como delito y archivada, la inscripción de un contrato de arrendamiento y el divorcio entre Gustavo Bucaram y su exesposa Gina Loaiza que empezó en 2006 y terminó en 2010. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Miguel Salem y Gustavo Bucaram serán el binomio que represente a Fuerza Ecuador en las elecciones de 2021. Según su estatuto, el partido “busca transformar las estructuras sociales, económicas y políticas del sistema” en el que está el pueblo ecuatoriano y que “la política debe ser una actividad exclusivamente de servicio y no para servirse de ella”. Salem y Bucaram inscribieron sus candidaturas el 7 de octubre de 2020, el último día para hacerlo y todavía no han sido aprobadas por el CNE.