El primer desembolso por 2 mil millones de dólares del nuevo acuerdo entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya está en las cuentas fiscales del país. El presidente Lenín Moreno lo anunció en cadena nacional el 4 de octubre de 2020. Según el Presidente, “es el primer día de una nueva era, la de la reactivación”. Durante su intervención, Moreno enumeró algunas de las formas en las que usará el dinero del préstamo. También habló de las metas económicas que se ha planteado para los próximos meses (los últimos de su gobierno). 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

En la cadena nacional del 4 de octubre, Moreno anunció que su gobierno “está al día en los sueldos de servidores públicos” y que pronto pagará a los 17 mil pequeños y medianos proveedores con quienes el gobierno mantiene deudas de hasta 500 mil dólares. Con eso, Moreno espera reducir los atrasos “a niveles mínimos”. Además, dijo que pagará el dinero que le debe a 821 juntas parroquiales y que hará “un pago importante” a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). Moreno dijo que también se pagará a los más de 3 mil empleados de las empresas liquidadas, como Medios Públicos, y que se destinarán 300 millones para cumplir los objetivos del programa Reactívate Ecuador. 

El presidente Moreno dijo que “no ha sido intención del gobierno no pagar” a los empleados públicos y proveedores con los que el gobierno tiene cuentas pendientes. Se excusó diciendo que recibió un país “sin un centavo, con crisis económica, corrupción y a eso se le sumó el embate de esta pandemia”. Para cumplir con las necesidades generadas por la crisis, Moreno dijo que en los próximos tres meses, Ecuador recibirá 7.150 millones de dólares del FMI, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y de entidades financieras chinas. 

La mayoría del dinero  —4 mil millones— vendrá del nuevo acuerdo con el FMI, aprobado el 1 de octubre de 2020. El financiamiento tiene un plazo de 10 años —con 4 de gracia— y una tasa de interés del 2,9%. El dinero será entregado durante los próximos 27 meses. Los primeros 2 mil millones —que ya fueron desembolsados— debían ser entregados inmediatamente. Los otros 2 mil millones que corresponden a este año deberán ser entregados hasta el 31 de diciembre de 2020. Mientras que, según el Ministerio de Economía y Finanzas, en 2021 se desembolsará 1.500 millones y en 2022 otros mil millones para completar los 6.500 del acuerdo. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Algunos de los objetivos del nuevo programa, según el FMI, son “proteger vidas y medios tras la pandemia del covid-19 y continuar apoyando los esfuerzos de Ecuador para estabilizar la economía”. Moreno aclaró que el uso del dinero tendrá un “sólido componente social”. Por eso confirmó que aumentará la cobertura de la red de protección social. Actualmente, según el Ministerio de Economía, un millón de ecuatorianos reciben bonos y pensiones. La meta es incrementar 250 mil más hasta diciembre y otros 200 mil en el primer trimestre de 2021.

Moreno dijo que el ingreso del financiamiento “son muy buenas noticias, pero la economía sigue siendo frágil y quedan cosas por hacer”. Por eso, pidió disciplina y confianza. En la cadena nacional, dijo, seguirá protegiendo la salud y los medios de subsistencia de los ciudadanos. Al mismo tiempo, se propuso restablecer la estabilidad macroeconómica y asegurar que las finanzas públicas sean sostenibles. 

Para conseguir esos propósitos, Moreno presentó una lista de metas para el Ecuador. La primera es alcanzar un superávit global —cantidad en la que los ingresos superan a los gastos— del sector público no financiero del 0,6% en el 2022. Además, planea que la deuda pública paulatinamente sea menor al 57% del Producto Interno Bruto (PIB) hasta 2025. Ese fue uno de los compromisos con el FMI y también está incluido en la nueva Ley Orgánica de Ordenamiento de las Finanzas Públicas. 

Otras de las metas presentadas por Moreno el 4 de octubre es mejorar la transparencia en las auditorías del Banco Central y fortalecer su autonomía y “luchar incansablemente” contra la corrupción a través de una legislación que la criminalice —otro de los compromisos con el FMI. El presidente Lenín Moreno se comprometió a “preparar soluciones para los siguientes gobiernos” para hacer sostenible la seguridad social, dar más transparencia a las cuentas públicas, entre otros temas. 

|Para leer más sobre la economía del Ecuador, haz clic aquí|

Según Moreno, el dinero recibido de los organismos internacionales es un símbolo de que “la comunidad internacional volvió a confiar” en el Ecuador. El dinero, dijo el Presidente, se usará para atender las necesidades de la población en salud y educación. Advirtió que “por supuesto no es suficiente para resolver todos los problemas del país, que son muchos”, pero que con estos fondos se empezará a aliviar la mayor crisis económica que ha tenido el país en su historia.