La pornografía ha existido desde casi siempre. Es todo tipo de material, ya sea visual, sonoro, artístico, etc. que represente de manera explícita el acto sexual. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

No es nada raro. Consumimos tanto porno que una página con material pornográfico recibe más visitas al mes que Netflix, Amazon y Twitter juntos. Aproximadamente el 12% de todo el material que hay en Internet es pornografía. 

Ver porno tiene algunos beneficios, como comprender que tus fetiches y gustos no son tan raros como pensabas. Te ayuda a masturbarte (que ya sabemos es muy bueno). Puede ayudar a mejorar las relaciones: las parejas que ven porno juntas tienen más intimidad y aumentan su satisfacción sexual.

Sin embargo, tiene algunos problemas. El porno es una ficción, no es una representación exacta de la realidad. Ssi lo miras pensando que lo que estás viendo es lo que de verdad pasa cuando tienes sexo con alguien, puedes llevarte una gran decepción. 

Hoy en Duraznos y Berenjenas vamos a hablar del porno y sus diferencias con las relaciones sexuales reales.

Estas son las fuentes de este episodio: 

  1. ¿Qué es la pornografía?
  2. El porno ha existido desde casi siempre y esta es su historia.
  3. El negocio mundial de la pornografía está valorado en 97 mil millones de dólares.
  4. El 12% del contenido en internet es porno. 
  5. Tipos de porno.
  6. Beneficios del porno
  7. El porno es ficción.
  8. El porno no está diseñado para mujeres.  
  9. El porno lésbico es el más buscado por mujeres. 
  10. Entre el 55 y 99% de los hombres ven porno explícito, y el 67% de ellos piensa que son comportamientos que están bien
  11. En el caso de las mujeres entre el 30 y 80% ven este tipo de porno y el 49% de ellas piensan que está bien.
  12. ¿Qué es el porno ético?
  13. Solo en el sitio web PornHub el año pasado se subieron más de 18 mil terabytes por día, ver el material solo del 2019 te tomaría más de 170 años.
  14. Los niños pueden encontrarse con material pornográfico desde los 9 años y buscarlo desde los 11.

Ver porno es normal y hasta necesario. Pero recuerda que también es importante que tomemos conciencia sobre el porno ético, donde el consentimiento es la base de lo que pasa en la pantalla. Seguramente no querrás ver y utilizar imágenes de gente a la que le están obligando a hacerlo. 

En Duraznos y Berenjenas hablaremos de orgasmos, porno, masturbación y mucho más. Queremos que se convierta en un recurso útil para todos, especialmente para la gente más joven. 

Espéralo los miércoles cada dos semanas a las 7 de la noche.