Ecuador y el Banco de Desarrollo Chino (CDB, por sus siglas en inglés) llegaron a un acuerdo para reprogramar los pagos de una línea de crédito acordada al Ecuador en abril de 2016. La deuda total con el CDB es de 2.328, casi la mitad de la deuda total con tres instituciones bancarias de China: 5.269 en total. 

¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

El acuerdo, según el ministro de Finanzas, Richard Martínez, le da a Ecuador un periodo de gracia de 12 meses en los pagos del capital de la deuda. El alivio equivale a 417 millones, según el Ministerio de Economía y Finanzas el 5 de agosto. En octubre de 2021 los pagos se reiniciarán manteniendo la tasa de interés original de 7,16% y sin que las otras condiciones originales cambien.  

Desde el último trimestre de 2021 hasta mediados del 2024 —cuando vence la línea de crédito— El dinero se pagará en 11 pagos de aproximadamente 37,9 millones cada uno. Como los pagos de interés y capital se retoman en octubre del próximo año, el ministro Martínez dijo que el alivio neto— es decir la cantidad reprogramada menos los pagos que se harán de capital e interés— de la deuda en lo que resta de 2020 y 2021 será de 356 millones de dólares. 

Martínez aclaró que en este tipo de acuerdo —a diferencia del que se logró con los tenedores de bonos el 3 de agosto— el capital no se reduce, solo se reprograma en los años siguientes. La reprogramación de la deuda, según el Ministro, es una noticia muy positiva porque Ecuador no tenía otra forma de conseguir 417 millones de dólares. Con el acuerdo, dijo Martínez, al menos ese dinero no deberá salir del país porque no se pagarán las cuotas durante el periodo de gracia y se podrá usar para enfrentar las consecuencias de la crisis. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

El acuerdo también incluye la reprogramación del calendario de entregas del crudo (anteriormente vendido) de Petroecuador a China, según un comunicado del Ministerio de Economía, publicado el 5 de agosto. Las fechas de entrega de los 181 millones de barriles acordados entre Petroecuador y el CDB en 2016 —en un contrato de compraventa paralelo a la línea de crédito— se acoplarán a los nuevos pagos que empezarán en octubre de 2021. La reorganización  de las fechas, aseguró el Ministro, no compromete crudo adicional, pero “libera crudo para que Petroecuador lo pueda usar como a bien convenga”. Ya se entregaron 73 millones de barriles de ese contrato, la entrega de los 108 millones restantes serán reprogramados hasta 2024. 

El 3 de agosto de 2020, los tenedores de bonos ecuatorianos aceptaron el acuerdo propuesto por el gobierno para renegociar este tipo de deuda. Con lo aprobado, el capital se reduce en 1.539 millones de dólares —de 17.374 a 15.835 millones. El interés promedio pasa de 9,3 a 5,2%; el plazo máximo de pago se amplía 10 años y da 5 años de gracia para el pago de capital. Además, el acuerdo permite el diferimiento de los intereses acumulados entre marzo y agosto de 2020 —que equivalen a más de mil millones, según el Ministerio de Finanzas— para que sean pagados entre 2026 y 2030, con una tasa de interés del 0%. 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Durante una rueda de prensa del 5 de agosto, el ministro Martínez dijo que aunque el proceso de renegociación de deuda es un proceso integral, no se debían comparar los procesos porque son muy distintos. La deuda bilateral, dijo Martínez, a diferencia de la de bonos se acuerda entre instituciones de países, no con tenedores privados de títulos de deuda. En este caso varias instituciones, cada una con un método distinto de crédito. Además, dijo Martínez, durante el proceso de reorganización de deuda china también se están buscando nuevas fuentes de financiamiento que serán anunciadas cuando se obtengan oficialmente.