La mañana de hoy, 4 de agosto de 2020, desde la cárcel de El Inca, Daniel Salcedo rindió su versión sobre el caso de lavado de activos por el que es investigado. La encargada de recoger su versión fue la fiscal que lleva el caso, Ivonne Proaño.

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Según declaraciones del abogado de Salcedo, Luigi García, su cliente daría a la fiscal una explicación detallada “de sus 11 empresas además de sus bienes y cuentas bancarias”. Al ser cuestionado sobre el supuesto reparto de hospitales, García dijo que Salcedo no sabe nada de dicha repartición, e insistió en que se debe investigar a ciertos funcionarios públicos.

El abogado García anunció además que su defendido “no es ningún delator” y que por eso no es necesario que entre al programa de protección de víctimas y testigos —al menos no por ahora.  “Salcedo solo necesita seguridad dentro de los centros carcelarios”, dijo el defensor del hombre de  32  años que fue capturado en junio pasado, cuando fue repatriado desde el Perú, después de que la avioneta en que escapaba se accidentara.

Daniel Salcedo es uno de los principales sospechosos en la trama de corrupción que la Fiscalía General del Estado investiga dentro de los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social del país. Su caso salió a la luz luego de que la aeronave Piper 32 en la que, se presume, intentaba huir del país se accidentó el 8 de junio de 2020 en Tumbes, Perú (a unos 30 kilómetros de la frontera con Ecuador). 

PUBLICIDAD

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

Tras el accidente, Salcedo estuvo internado en el Hospital Abel Gilbert de Guayaquil desde el 9 de junio recuperándose de las heridas causadas por la caída de la avioneta. Diez días después, el 19 de junio, la jueza Mónica Caicedo, dictó prisión preventiva en su contra y además le prohibió la salida del país. 

Después de casi dos meses en el hospital, el 28 de julio, Daniel Salcedo Bonilla, recibió el alta médica por parte de la junta multidisciplinaria del Abel Gilbert. La junta del establecimiento de salud solicitó esa misma mañana que alistara el operativo para trasladar a Salcedo en una ambulancia hacia Quito, donde cumple la prisión preventiva dictada en su contra.

Salcedo fue trasladado al Hospital de la Policía en Quito por orden judicial. Ahí fue se le hizo una revisión médica antes de ser llevado al Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas en Conflicto con la Ley de El Inca, al norte de la capital.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Salcedo ingresó a la cárcel de El Inca la noche del 28 de julio y actualmente se encuentra en aislamiento preventivo por covid-19. Según un comunicado del  Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) terminada su cuarentena, será reubicado en el pabellón que corresponda y bajo las medidas de seguridad necesarias. Daniel Salcedo deberá permanecer en la cárcel hasta que se resuelva su situación jurídica.