El Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE) negó la solicitud de cambio de medidas que había solicitado el COE Cantonal de Cuenca el 3 de julio de 2020. 

Las autoridades de Cuenca pedían modificar las medidas de semáforo amarillo de movilidad para disminuir el contagio de covid-19 entre los más de 614 mil habitantes de la ciudad austral.  

De acuerdo a la respuesta del COE Nacional, no es factible realizar modificaciones en los parámetros de semaforización en cada cantón porque los parámetros “han sido analizados de conformidad al tiempo que la ciudadanía requiere para desarrollar sus actividades comerciales, financieras, laborales; las mismas que, según el caso, necesitan mayor tiempo de movilidad para cumplirlas a cabalidad”.

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

En el documento enviado por el COE de Cuenca, se pedía que se modifiquen las medidas de restricción de movilidad, prohibición de venta de bebidas alcohólicas y la suspensión de la autorización de hacer reuniones sociales y ejecutivas con un máximo de 25 personas. 

PUBLICIDAD

El COE de Cuenca planteaba que la restricción de movilidad y la venta de alcohol se hiciera durante el horario fuera del toque de queda, es decir desde las cinco de la mañana hasta las siete de la noche (Cuenca pedía también cambiar la hora de inicio del toque). 

 Sin embargo, las tres peticiones fueron negadas, por lo que el horario del toque de queda se mantendrá como en todos los 194 cantones que están en semáforo amarillo, que es desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana. La ley seca, una medida que prohíbe la compra y venta de bebidas alcohólicas, tampoco fue aprobada y los ciudadanos continuarán teniendo la autorización de hacer reuniones sociales. 

 Durante una entrevista para la radio local La Voz del Tomebamba, el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, dijo que luego de recibir la respuesta negativa del COE Nacional acordó con el Director General de Riesgos, Rommel Salazar y con el Ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Granda, realizar una reunión presencial y “conversar sobre esto”. Palacios dijo que la reunión se realizaría el próximo viernes, pero no lo confirmó. 

   | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Palacios dijo que su municipio tiene datos estadísticos e información concreta para justificar las razones de haber pedido esas modificaciones. Además, dijo que podría ser complejo si es que todos los cantones pedirían modificar el semáforo según lo que necesiten, pero que en este caso, su petición “está centrada en temas puntuales que no afectan en lo que pase entre uno y otro cantón”. 

 Cuenca no es la primera ciudad a la que el COE Nacional ha rechazado pedidos de modificación de medidas. Loja también pidió que el horario del toque de queda sea desde las siete de la noche hasta las cinco de la mañana, pero por la misma razón el COE dijo que “no es factible modificar los parámetros”. 

 Frente a la negativa, el alcalde de Loja, Jorge Bailón, dijo que el COE Cantonal asumirá una nueva postura y que “tomará sus propias medidas, basadas en la realidad local”. Bailón dijo que su toque de queda será desde las seis de la tarde hasta las cinco de la mañana, que se aplicará la ley seca y que se prohibirán las reuniones sociales. Bailón también dijo que las decisiones ya están tomadas y que serán comunicadas al COE Nacional. Sin embargo, quienes encabezan el COE Nacional han dicho en varias ocasiones que sus pares cantonales no pueden alterar las disposiciones y que el nacional es el único autorizado a hacerlo.