La noche del 11 de julio de 2020, Abraham Muñoz fue detenido en un operativo de la Fuerza de Tarea Multidisciplinaria de la Fiscalía en Guayaquil, Durán y Daule. Muñoz y otras cuatro personas son investigadas por presunto peculado por comercializar ampollas donadas por una farmacéutica privada al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para el tratamiento del covid-19. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Además de Muñoz, Álvaro Ponce, exdirector del Hospital del Guasmo Sur y ex encargado de la Gobernación de Guayas en 2018 por dos meses, fue también arrestado durante el operativo de la Fuerza de Tarea. Erick Ponce y Víctor Chele, funcionarios de la farmacia de ese mismo hospital. También se detuvo a Moisés Muñoz, hermano de Abraham Muñoz. 

Según la Fiscalía, en las próximas horas procesará a los cinco detenidos por su “participación en un delito contra la administración pública”. Abraham Muñoz era conocido por ser amigo y entrenador de gimnasio de Daniel Salcedo, vinculado a una presunta red de corrupción que la Fiscalía investiga. 

Las detenciones son parte de las investigaciones para desarticular una red de corrupción que habría operado en los hospitales públicos, vendiéndoles insumos y medicinas con sobreprecios. Uno de los principales involucrados en la trama es Daniel Salcedo, quien usó el nombre de Abraham Muñoz cuando escapó en una avioneta que se accidentó en Perú el 8 de junio de 2020.  Salcedo cumple prisión preventiva por presunto fraude procesal y es investigado por las compras irregulares que se habrían hecho en el hospital Teodoro Maldonado Carbo del IESS en Guayaquil.  

PUBLICIDAD

El 6 de julio pasado, Muñoz fue a la Fiscalía a rendir su versión en la investigación sobre la red de corrupción que habría existido en varios hospitales públicos. Soraya Franco, abogada de Muñoz, dijo que su cliente “no ahondó” en los hechos por los que s le investiga a Salcedo. Lo que les interesa, dijo Franco, es “determinar quién suplantó la identidad”de su defendido. Por eso pusieron una denuncia en la Fiscalía para que “las autoridades determinen al verdadero responsable” de ese delito. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Al salir, Muñoz dijo a los medios de comunicación que conocía a Salcedo como su  alumno de gimnasio. Dijo que tuvieron “una amistad por medio del entrenamiento”, pero no “por negocios o cosas de él”. Además, dijo que no sabía que Salcedo iba a usar su nombre para intentar huir. Su abogada pidió que se revisen todas las cuentas y documentos del caso con el que su cliente “afortunadamente no tiene nada que ver”. 

Desde el 7 de julio, empezaron a circular fotos y publicaciones en redes sociales denunciando a Muñoz por presuntamente vender ampollas Acterma, un medicamento usado para tratar a pacientes graves con covid-19. Según las alegaciones hechas, Muñoz pedía hasta dos mil dólares por ampolla, seis veces su precio. 

 |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí |

Según un reportaje de Teleamazonas, las ampollas que vendía Muñoz habían sido donadas por la farmacéutica Roche al IESS. El mismo reportaje recoge testimonios de personas que compraron la medicina o que perdieron a sus familiares porque no pudieron reunir a tiempo el dinero para pagar los dos mil dólares que les exigía Muñoz. La Fiscalía abrió una investigación de los hechos el 8 de julio de 2020. Tres días después, se dieron las detenciones.