Este es El Respiro, la dosis diaria de noticias buenas para sonreír y olvidarnos —por un rato, al menos— de la emergencia sanitaria.

Células madre al 100 

Investigadores liderados por el Grupo de División Celular y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España han descubierto una nueva técnica para conseguir células madre más eficientes para la medicina regenerativa. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

En la investigación participaron también varios centros españoles, australianos y estadounidenses. A través de exitosas pruebas en roedores, el estudio corroboró la introducción de una molécula que impulsa el potencial de las células madre, necesarias para tratar afecciones musculares o alteraciones del sistema nervioso. 

De acuerdo a la investigación, publicada en la revista científica The Embro Journal, la molécula que localizaron los investigadores se llama microRNA 203. Se encuentra en los estados embrionarios más tempranos; es decir, en las etapas que suceden incluso antes de la implantación del embrión en el útero materno.

PUBLICIDAD

Ya existían técnicas parecidas para mejorar la calidad de las células madre, pero ninguna había logrado desarrollar su mayor potencial. Cuando las células madres lo alcanzan, pueden convertirse en cualquier tipo celular “especializado, maduro y funcional” —algo que es crucial para la medicina regenerativa.

María Salazar-Roa, investigadora del proyecto, dice que esta nueva técnica ayuda a perfeccionar los protocolos que ya existían de una manera muy sencilla para que las células alcancen precisamente el mayor potencial y puedan ser capaces de especializarse en diferentes tipos de células maduras. Según Salazar-Roa, las terapias de medicina que están basadas en genes, células o tejidos son esenciales para cambiar el curso e incluso revertir muchas enfermedades.

Artesanías para aliviar el coronavirus

Artesanos de varias zonas rurales desde Chile hasta México bordan, pintan y tallan para reinventarse en medio de la crisis de covid-19. 

El inicio de la pandemia en el continente americano a finales de febrero, marcó para los artesanos el comienzo de una lucha por mantener vivos los oficios ancestrales y la identidad cultural de los pueblos indígenas, y sobrevivir en cuarentena. 

Gracias al Internet y las redes sociales, los artesanos latinoamericanos han podido comercializar sus productos y difundir su arte, encontrando una luz en medio de la pandemia que ha afectado a más de 2 millones de personas en América Latina y el Caribe.  

En Chile, por ejemplo, los telares mapuches no se detuvieron. El proyecto Volver a Tejer de la Fundación Ona funciona desde 2015. Su objetivo es acercar productos artesanales a un mercado de gran escala de forma sustentable. Ona aprovechó la cuarentena para unir por videollamada  a 70 artesanas y producir 1200 ponchos y chalecos de lana para una marca de retail.

En Perú, los retablos de Ayacucho se han reinventado con la pandemia. Estas obras tienen su origen en las Cajas de San Marcos, donde se llevaban imágenes de varios santos católicos en la época colonial. Desde 2019 son Patrimonio Cultural del Perú. Por lo general, los retablos representan las tradiciones culturales y religiosas de la región andina, pero con la llegada del nuevo coronavirus, los artesanos  lo han incorporado en sus diseños. 

En Mampuján, Colombia, un pueblo en el noroeste del país, las tejedoras hacen mascarillas. Mampuján es conocido por ser víctima del conflicto armado interno. Las tejedoras han ayudado a la comunidad a superar los traumas causados por los grupos armados. Con la llegada del coronavirus, 40 mujeres del poblado se unieron para vender sus creaciones a través de las redes sociales.  Las iniciativas de los artesanos han permitido superar los desafíos económicos del coronavirus y mantener vivas sus tradiciones. 

Un robot desinfectante

Un equipo del laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) junto al Banco de Alimentos de Boston y Ava Robotics, diseñó un sistema robótico que desinfecta superficies para evitar el contagio de covid-19. 

El nuevo sistema utiliza una lámpara de luz UV-C integrada a la base de un robot móvil de Ava Robotics, una compañía enfocada en el desarrollo de robots inteligentes para aplicaciones comerciales.

La luz UV-C ha demostrado ser un método eficaz para matar virus y bacterias en superficies y aerosoles,  pero no ha podido usarse para  eliminar el covid-19  porque no es segura para los humanos. Por eso, el desarrollo de este nuevo sistema automatizado podría ser revolucionario para la desinfección efectiva de fábricas, restaurantes y supermercados. Además de mapear el espacio y navegar entre puntos y áreas específicas, el robot también es capaz de administrar la dosis de luz UV-C predeterminada por el modelo. Esta dosis podría neutralizar aproximadamente el 90% de las cepas de coronavirus en las superficies.

El robot puede limpiar un espacio de 1.200 metros cuadrados en solo media hora —algo que sería humanamente imposible.  Alyssa Pierson, científica del laboratorio del MIT dice que se escogió el banco de alimentos porque el servicio que estos proporcionan “es esencial en las comunidades”. 

En abril de 2020, el Programa Mundial de Alimentos (WFP) estimó que debido al virus, el número de personas que enfrentan seguridad alimentaria podría duplicarse a 265 millones. Pierson afirma que el sistema que ha desarrollado junto a su equipo “es fundamental para mantener las operaciones de los bancos de alimentos en funcionamiento.”

El robot proporciona una capacidad y poder desinfectante único por lo que ayudaría a reducir los riesgos que tienen los trabajadores y los clientes de exponerse al coronavirus.

Fines de semana con Elton John

Desde el viernes 3 de julio de 2020, los fans de Elton John podrán disfrutar gratis de la Serie de Conciertos Clásicos del reconocido músico británico durante seis semanas. 

La serie incluirá un concierto emblemático distinto del archivo cada semana. Será la primera vez que estos conciertos están disponibles en formato digital. La serie de conciertos comienza con el que dio en el Playhouse Theatre de Edimburgo en 1976, que será transmitido en el canal de YouTube del artista.

 Los conciertos comienzan este viernes, pero a partir de la siguiente semana, la serie continuará cada sábado durante las siguientes cinco semanas. Los conciertos estarán disponibles solo durante 72 horas, y después de cada estreno, Elton John también compartirá fotos icónicas de su archivo.

El compositor del segundo sencillo más vendido de la historia, Candle in the Wind 1997, organizó la transmisión de estos conciertos con el objetivo de recaudar fondos para el fondo de emergencia para covid-19 de su fundación Elton John contra el VIH (EJAF). 

Este fondo de emergencia permitirá que los socios de la primera línea puedan prepararse para responder a la pandemia y sus efectos en la prevención y atención del VIH en las comunidades más marginadas. En su cuenta de instagram, el artista recalcó que no se puede poner en peligro las pruebas y la atención del VIH durante este tiempo. Elton John dijo que descuidar  a los más de 37 millones de personas que viven con VIH puede ser desastroso. 

Los siguientes espectáculos que se transmitirán son  los icónicos conciertos en el Sydney Entertainment Centre de Australia en 1986, la Arena de Verona de Italia 1989, la Plaza de la Apoteosis de Río en 1995, el Madison Square Garden de Nueva York en el 2000 y el Gran Anfiteatro de Éfeso, Turquía en 2001. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Esto fue El Respiro, las buenas noticias del 2 de julio de 2020. Se publica todos los días a las 8:45 de la noche. Es una dosis de buenas noticias para contrarrestar la ansiedad y preocupación que nos causa la emergencia sanitaria generada por el covid-19 en el Ecuador y América Latina.